Venta del Soton

Restaurante creado en 1967 con forma de casona aragonesa, situada al pie de la Sierra de Guara en el pre-Pirineo Aragonés.La fachada está recubierta por hiedra, tejados de piz...

Ordenar por:

relevancia fecha

31/01/2016

el buen desvío

Paradita en este lugar para amenizar el deprimente retorno tras unos dias de esquí. Busque algo en Huesca y me decanté por la Venta, y eso que había hasta 3 estrellados (ojo a Huesca que debe tener un ratio estrellas por población de los mas elevados)

El sitio no nos pillaba de camino, implicando un desvío de unos 12km (y otros 12 para volver a la ruta), ubicado en una carretera comarcal, en medio de la nada junto a una gasolinera. Tope idílico :) Menos mal que al final ha merecido la pena

Ofrecen un menu tradición con 2 entrantes, 1 principal, postre, pan y vino por 34 héroes (IVA incluido) que nos pareció ideal para disfrutar si petar y no poder continuar el viaje. Tienen otro menú más contundente por 49€ que se nos antojaba demasiado.

El entrante fijo fue una ensalada con lascas de foie y manzana, muy rica. Para el resto, hice equipo con un compadre para ir probando de todo.
De segundo entrante probé arroz de panceta meloso que estaba del copón y unas judias del lugar (boliches de Embun) que eran tipo judía pinta, tambien muy ricas (aunque me quedo con el arroz)
De principal, catamos un bacalao ajoarriero que se presentaba como desmenuzado, de buen sabor pero que no alcanza el nivel de otros que he probado (recientemente, en Dantxari) y unas carrilleras glaseadas al vino tinto tiernísimas y sabrosísimas, acompañadas de una milhoja de patata, longaniza y manzana que casi le roba el protagonismo a la carne.
De postre, probé flan casero y una espuma de yogur con fresas, siendo lo primero mucho mejor que lo segundo, que me resultó un poco flojo.

Nos sirvieron un vino Somontano del que no recuerdo el nombre, pero que estaba bueno y también tres tipos diferentes de pan que ofrecieron reponer durante todo el menú.

Cafés y petit fours (4 tipos diferentes, muy golosos)

Servicio agradable (nos tomó nota del jefe de cocina) en sala sobria y rústica también agradable

Y todo por 34€ por barba, lo que me parece extremadamente interesante, por la calidad y la cantidad (no pudimos acabar con todo)
En resumen, una muy buena experiencia que dejo en 4++ y que casi llega a las 5 estrellas, y que justificó sobremanera el desvio y las 2 horas de retraso para llegar a casa :)

08/01/2013

Una referencia en Aragón

La Venta del Sotón es uno de esos restaurantes a los que siempre te apetece volver. Su comida es clasica, tradicional y de corte altoaragones.Esta situado en el municipio de Esquedas, y probablemente se trata de uno de los mejores restaurantes de carretera de nuestro país.

El sitio en si, tiene un encanto especial y rezuma aire añejo(que no dejadez) por los cuatro costados.La atención y el servicio es sobresaliente, a la altura de cualquier restaurante estrellado, mención especial para el servicio del vino, al que solo falta(siendo quisquillosos) dejar el corcho del vino a disposición del cliente.La carta de vinos muy clásica para mi gusto aunque suficiente(era más amplia antes).Existen 3 menús disponibles(tradicional, venta y especial) y una carta lo suficientemente variada y generosa como para satisfacer todos los gustos.El surtido de panes es amplio y las últimas veces que he estado comienzan con una magnífica cata de aceites de km 0.La mayoria de platos son notables, alcanzando el sobresaliente cuando tratan el genero de la caza y el cordero. Prove una becada excepcional( eso si, 45 euros) y unas albóndigas de jabali muy ricas.Bajan algo el nivel los postres, rica la tarta de manzana y bien pero no matán las torrijas, no me convencen tanto los crepes suzette y con chocolate.Petit fours ricos, en especial la teja.Gin tonics servidos con esmero y cuidado y con diferentes tónicas y hielos en función de la gin escogida.Ago subido el precio de alguna,Hendricks a 13,50euros.

En definitiva, no es un restaurante para todos los meses, pero si para darte un caprichito de vez en cuando.No falla.Además organiza jornadas temáticas de cuando en cuando, por lo que siempre puedes estar atento...

18/01/2012

La cocina clásica también funciona

dadaistagastronomico.blogspot.com

Una bonita casa rústica en un terreno situado junto a una gasolinera. Está sorprendente proximidad es debido a que el creador de la Venta del Sotón, León Acín, regentaba esa gasolinera cuando compró el terreno donde al poco tiempo después se establecería el restaurante.

¿Qué comimos?

Existen varios menus y hubo división... por mí parte me decanté por el más largo y completo de la carta. Ya sabéis eso de "Si te vas a mojar... salta a la piscina!!"

Degustación de aceites

Terrina de higado de pato casera con membrillo ecológico y arena de cacahuete dulce

Caviar beluga iraní

Cigala de tronco "00" con guiso de garbanzos de Lierta y papada de ibérico

Corazones de alcachofas salteadas sobre su crema licuada con zamburiñas y vinagreta de pan y almendras.

Bogavante a la plancha acompañado con aceite de oliva "Salsenca"

Chuletón de vaca sobre sal marina

Para dos personas, nos pusieron dos como está!!!

Quesos de la tierra

Souffle de la casa flambeado al ron

Petit fours

¿Cómo nos trataron?
El servicio fue excelente, profesional y muy amable. Hubo platos en los que la camarera acababa de dar el punto ante el comensal (al estilo clásico o Haute cuisine) que a pesar de no ser vanguardia (tampoco se buscaba) funcionaron bien y fueron granciosos por lo visual.

¿Cuanto nos costó?
En el Sotón hay una buena variedad de menus que cuestán 30, 50 y 120 (este último con maridaje). Todos ellos de buen nivel, adaptandose a lo que se busque. Al ser una ocasión especial... yo me quede con el último (además tenía un vale regalo gracias a mis compis del bbva, gracias guys!!!)

SENSACIONES
Fue una comida excelente, por los alimentos, el servicio y la compañía. Empezamos a comer a las 15h y estabamos solos en el comedorm, por lo que era como estar en casa.

Hublo platos que me dejaron con la boca abierta como la cigala con garbanzos y papada (brutal!!) o las alcachofas, se deshacían en la boca. El toque old school incluso me gusto (el flambeado, por ejemplo, que podría optar a un post en la comida viejuna del comidista).

Al fin y al cabo no es necesario ahogarse en espumas ni esferificaciones para hacer disfrutar al cliente de una buena comida... el secreto está en los materiales y su buen uso y sin duda, en el sotón conocen ese secreto.

dadaistagastronomico.blogspot.com

28/05/2012

Experiencia muy grata e inolvidable

Agosto 2007:
Restaurante de cocina tradicional, con toques vanguardistas.
Típica casa del Pirineo, a la entrada la chimenea, con unos olores inolvidables y en el pasillo se accede a los diferentes salones.
A sólo 14Km de Huesca. Abrió sus puertas en 1967. Tiene salones para eventos.

Pedimos el menú Regional:
Migas a la pastora con uvas
ó
Ensalada aragonesa
ó
Sopa de ajo con huevo escalfado
*****
Bacalao ajoarriero al estilo de alta montaña
ó
Costillas de ternasco a la brasa con patatas fritas
ó
Media paletilla de ternasco asada al estilo de la Venta con patatas a lo pobre
*****
Pastel Ruso de Ascaso

La bodega muy amplia.
Muy recomendable.

09/10/2010

gran restaurante

un restaurante con solera. dirigida por luis acín, han hecho que esté entre los mejors de todo aragón, sin duda. yo os recomiendo el cordero, que es espectacular, pero el foie también es buenísimo, el cochinillo, los entrantes... y tiene una bodega de 270 referencias, así que seguro que encontrais algo que os guste y algo que no habeis probado.carta de vinos: 7.precio?pues unos 45€. merece la pena.

ACTUALIZACIÓN OCT 2010

De noche, por la iluminación, viste más el sitio, pero de eso no os quería hablar.
Increíbles ayer varios platos: unos tallarines con arenques y salmón ahumado en salsa de quesos aragoneses, y como me había quedado con ganas de pulpada -estamos en fechas- elegí también un pulpo a la brasa con puré fino de patata, aceite de pimentón de la Vera y perejil riquísimo.
De los segundos ya os he hablado, pero destacar el medallón de cadera de ternera con salsa de quesos de la Sierra de Guara, buenísimo.

Y con los postres, hay tres cosas que tenéis que probar seguro: dúo de chocolate en textura, sopa de chocolate blanco y yogurt con frutas asadas sobre bizcocho ligero , tarta de queso a nuestro estilo y la tarta fina de manzana con crema de vainilla y helado de albahaca. Sigue con una bodega cuidad, mimada y unas recomendaciones más que adecuadas.
Cenamos 7, con un servicio excepcional y un precio muy razonable:65€

No fallas. :)

09/12/2011

Si pasas cerca de este lugar y es hora de comer merece la pena parar en este restaurante.

En la carta varidad de platos interesantes. Yo pedí un medallón de cadera de ternera con salsa de queso y de postre la sopa de chocolate blanco me supueron a gloría.

28/10/2008

Muy buen restaurante

Estuve hace unos años en una boda y me quedaron muchas ganas de volver. Pero aunque hace tiempo que no voy leyendo los comentarios veo que no ha perdido su calidad.
A ver si vuelvo.
Saludos.

30/07/2009

Regulín

Solo he estado una vez y me decepcionó un poco. No es que comieramos mal, pero la calidad no se ajustó al precio.

06/03/2007

blogeandolared lo descubrió en marzo de 2007

Gran restaurante

Un muy buen restaurante con una gran relación calidad - precio... Y no es especialmente barato.