Verdejo Taberna Artesana

Ordenar por:

relevancia fecha

24/04/2018

Producto, enanez, simpatía y buen hacer. Verdad y pasión.

Abril 2018

Sala abarrotada un lunes a mediodía, tiempos excesivamente largos y preparaciones que,estando correctas, no llevaron a emocionar a excepción de sus siempre deliciosas mollejitas con ajetas, la buenísima albóndiga de sepia y el escabeche de conejo. El resto para una cuenta de más 50€ sin vino (por persona) sentados en una barra y tomando mini raciones me parece excesivo.

De lo probado...Sin más la gilda maxi, correcta la croqueta de gamba al ajillo (no demasiado melosa y con un rebozado quizás demasiado grueso), anodinas las verduras salteadas (por las que esperamos 30 minutos de reloj), sin interés la corvina frita con mayonesa de habanero y el flamenquín de pintada (a 21€ la unidad) perdía cualquier sabor del ave con ese relleno de cecina y el queso tan potente, además dejan la pechuga cruda en el interior para que quede "jugoso".

No nos dio tiempo al postre y todo nos lo sacaron en raciones mini menos el flamenquín que tuvo que ser entero y pagamos eso, 103€ bebiendo dos zumos de tomate cada uno y agua del grifo. Ellas son encantadoras y tienen gusto y buen producto pero los precios en esta última visita me han parecido excesivos para la poca emoción y los tiempos de espera.


---------
Octubre 2016

Buen hacer y simpatía.

--------------
Lunes disfrutando al máximo. Marzo 2015.

Escondida en una callejuela paralela a Goya se encuentra esta Taberna luminosa de diminuto tamaño regentada por Marían, una ex-Arce, y su prima, reconvertida desde la psicología y sirviendo en sala con una sonrisa siempre en la cara e intentando agradar. Mesas muy pegadas, espacio hiper reducido y una decoración moderna y bastante neutra pero que la que te sientes muy a gusto y, a pesar de que la clientela tiene una media de unos 45 años, es el lugar idóneo para veinteañeros y treintañeros que quieran comer bien.

La carta es breve y muta en cada estación, siempre con algún plato fuera de la lista y abogando por el producto bien tratado; preparaciones con caza podrán ser encontradas cuando la época lo favorece, pura escuela Iñaki Camba.

Lo que pudimos degustar un lunes a medio día, lleno hasta la bandera y gracias a una reserva que hicimos a última hora, nos hizo salir con un sabor de boca fabuloso. Empezamos el aperitivo con dos lonchas de salmón ahumado en tierras Tinerfeñas de textura sedosa y sabor a humo en su tono perfecto para no eclipsar al producto, muy bueno, un gran obsequio por parte de la casa.
En cuanto a las Navajas a la Plancha (8u, 18€), que se encontraban fuera de carta, excelente calidad de un producto simplemente abierto a fuego fuerte con un poquito de aceite, buenísimas e híper limpias.

Los escabeches son una de las especialidades de la casa y bien que se demostró con el ...

LEER MÁS EN: cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20150321/taberna-verdejo...

spider72

Éste siempre se nos pasa...

17 de marzo de 2015

Sr Rodriguez

A mi me han dejado hoy sin menú...

20 de marzo de 2015

Miss Migas

Comoooo????

20 de marzo de 2015

Sr Rodriguez

Parece ser que como ayer fue fiesta....pues hoy no hacen menú. Más o menos ha sido la explicación.

20 de marzo de 2015

acme

clarinete

20 de marzo de 2015

Prwll

Ya hace tiempo que no voy, pero desde el principio me dio esa impresion: atencion simpatica, platos interesantes pero no para hacerles la ola y una RCP malisima. Me temo que van a seguir en la nevera...

24 de abril de 2018

27/05/2017

Mas que buena cocina tradicional

Mayo-2017

Verdejo Taberna es un establecimiento sito en una calle muy tranquila, paralela a la bulliciosa calle de Goya, donde se ofrece una cocina sencilla, donde predomina el buen producto y el sabor.

Dos personas al frente del establecimiento: Mariam y Carmen, primas y socias, las Verdejitas, cuyo segundo apellido: Verdejo, fue utilizado para dar nombre al local.

Ambas dos con antecedentes familiares en la restauración madrileña: los abuelos de Mariam fueron propietarios de La Taurina, en Goya esquina con Alcala y los de Carmen de la cervecería de Correos en Cibeles.

Mariam, ademas de esos antecedentes familiares, cuenta con una potente formación y experiencia, hay que recordar su paso por el restaurante Arce, del gran cocinero Iñaki Camba - donde el que escribe tuvo ocasión de conocerla-, o por Goizeko Wellington con el no menos afamado cocinero Jesus Santos o por El Olivo. De su paso por todas esos lugares, absorbió conocimientos que se plasman en la oferta culinaria.

Carmen, psicóloga, aprovechando unas vacaciones de su trabajo, comenzó ayudando a Mariam en su apertura y de ahí, hasta hoy, donde atiende a los clientes desde la zona de la barra del local, mientras Mariam se encarga de la sala, derrochando simpatía, amabilidad y conocimientos culinarios. Es tal su ilusión, que hasta te explica la receta de los platos con el reflejo en su cara de la satisfacción por el trabajo bien hecho.

Pueden leer la reseña completa en comercongusto.es/verdejo-taberna


----------------------
11-6-2016. Mediodía.

Mucho tiempo incluido en la lista pero por esas razones que nunca sabes explicar, se iba dejando para otro momento, siempre surgía algún otro que iba motivando el que este lugar fuera perdiendo su turno, pero fue suficiente un empujoncito de un grupo de amigos para poner fin a esta ausencia.

Y bien que resultó el empujoncito, me ha permitido apreciar y disfrutar, de primera mano, las bondades que tanta gente loa de la cocina de este lugar. Vaya escabeches que gastan aquí !! Si es que no hay nada mejor que contar con buenos amigos que te ayuden a disfrutar.

Una carta no muy amplia, apetecible en todo, y platos fuera de carta que te cantan - con sus precios -, y que te hacen complicada la eleccion. Todo pinta muy bien.

De la carta de vinos no puedo opinar, optamos por dejarnos aconsejar por la sala: Vino Placet, DO Rioja, monovarietal de uva viura con crianza, cuya producción del 2012 obtuvo 92 puntos en la guía Parker.

Sala simpática y atenta. Muy agradable.

- Boquerones rebozados. Bien fritos.

- Ensalada de tomate con cebolla morada. Algo en principio simple, pero que si presentas un buen producto - y aquí lo hay-, y un buen aliño, no necesitas mas, triunfas.

- Esparragos blancos con mahonesa de perrechicos. Ultima partida de temporada, hermosos es verdad, para mi gusto demasiado blandos, pero un acierto el acompañamiento, muy buena la mahonesa con neto sabor a perrechico, para mojar pan y olvidarse del esparrago.

- Caballa en escabeche. Y empieza el festival de escabeches, tanto este como el que sigue, tremendos, explosiones de sabores en boca, sabores de infancia, sabores olvidados que vuelven.

- Corzo en escabeche con orejones. Poco mas a añadir a lo anterior. Solo por este capitulo se hace necesario retornar.

- Chantarelas con salsa de vino oloroso. Comienza la temporada de chantarelas, y nos las presentan de una manera muy sencilla, para que se luzcan y a fe que lo hacen, y tela con la salsa, otra que pide mojar pan.

- Tartar de atun rojo. Quizás lo mas flojo. Lo presentan sin prácticamente aliño para que el atún no pierda sabor, en mi opinión, sin suponer una critica, si no lo condimentas algo, queda muy soso. No me ha dicho nada.

- Arroz con manzana escabechada y cabracho. Este arroz, del que había leído muchas opiniones positivas, se puede presentar con salmonete o con cabracho, este ultimo bicho fue el elegido por la sala. Una vez probado el plato, me adhiero a todas las opiniones positivas antes mencionadas, directamente, es un platazo. El regusto acidillo de la manzana escabechada le aporta al arroz un sabor muy diferente y muy agradable. Plato muy recomendable.

- Panacotta de mango. Siento decir que el capítulo de postres, ha sido, en su conjunto lo mas flojo de la comida, este postre no tenia mal sabor ni mucho menos, pero no nos ha aportado gran cosa.

- Tarta de hojaldre, sabayón y merengue. Mismo casco anterior, una presentacion agradable pero poco mas.

Nuestros cafes con hielo que no falten.

Una vez roto el hielo, y una vez ya que hemos traspasado el umbral y hemos catado sus propuestas, me temo que nos ven a ver por aquí, mas de una vez.

1Falces

El arroz con manzana escabechada lo probé con salmonete y se coloca líder en el ranking de platos de 2016. Me alucinó.

12 de junio de 2016

pimodan

Si no es mucha indiscreción, ¿cuánto pagaron por persona?

18 de junio de 2016

Gath

Salimos a 45€ por persona. Emho, una buena relacion entre disfrute y precio pagado.

18 de junio de 2016

19/10/2017

..... Buffering

14/10/17

4+ Volví, bebi, vencí.

Teniamos la espinita clavada, habiamos dado buena cuenta de la cocina de Verdejo Taberna Artesana (de ahora en adelante VTA) pero los insufribles tiempos de espera arruinaron nuestra última experiencia.

Esta vez el servicio también resulto algo lento pero la calidad de cada plato fue simplemente brillante. Cocina de corte clásico, de producto y técnica depurada, reminiscencias de Lera (caza, escabeches...) pero cada uno en su estilo.

Probé la Grouse y he de reconocer que como primera toma de contacto, me resultó excesivamente fuerte. Nos contaron que el fuerte olor/sabor se debe a su alimentación a base de brezo (para prueba nos mostraron el contenido del buche del animal).

Interesante carta de vinos con precios moderados, gran variedad de vinos de jerez (prueben La Bien Pagá, espectacular manzanilla pasada a 6€/copa)

Salimos a 55€ p.p bien comidos y bebidos

*Aún no le doy las 5 estrellas porque deben de mejorar los tiempos (no fui capaz de sacar el Indice Cestas de Pan / Hora)

22/11/16

14:30 GTM+1 Buscando un sitio para comer rico y entrar en calor, se me ocurre Verdejo, llamo y me confirman que hay hueco en barra.

Entrada a las 14:48 y el local hasta la bandera. Platos con muy buena pinta y caras de disfrute. Una muy buena oferta de vinos por copas (especialmente en el apartado de jerez)

Desde que nos pusieron el primer vino (14:55) hasta que nos tomaran la comanda, y sacaran el aperitivo pasó un buen lapso (15:15) CREMA DE COLIFLOR, correcta, ligera pero llego algo templada.

Otra laaaaarga espera, cayó la primera cesta de pan y a las 15:28 sale la CROQUETA DE DOÑA MARGARITA, muy rica, no derrama, predomina el sabor a jamón. Eso o que me supo a gloria porque había hecho más hambre que el perrillo de los cereales Chocapic.

Más pan y a las 15:35 sale la ALBÓNDIGA DE SEPIA Y CAZÓN. Este plato me pareció espectacular, el punto de la sepia, la jugosidad del conjunto y la profundidad del caldo. Memorable.

15:46 ARROZ CAZADOR DE PALOMA TORCAZ. Merecida es la fama por el trato de caza en Taberna Verdejo. Delicado sabor de la carne, con un arroz frito que pese a tener una agradable textura crujiente, tenía un exceso de aceite considerable.

Miro el calendario y por miedo a otra espera infumable no pedimos ni postres ni cafés.

*Nos atendió una de las primas, de trato fue simpática pero no hubo ni una sola disculpa por el desesperante ritmo de cocina.
**La barra es como la barrera de los toros, no te pierdes detalle, y no es agradable ver cómo la otra prima echa mano al bol de patatas y aceitunas sin pudor.

Con 4 copas de vino, este picoteo salió por 55€ (2 pax). Sin duda el nivel de la comida está en 4 estrellas, pero el servicio no puede aprobar, los detalles deben cuidarse.

29/05/2017

Informalidad y profesionalidad

Cena sábado - mayo 2017

Desde nuestra primera visita se han sucedido varias más, su evolución ha sido muy notable, se consolidan como una de las mejores barras de la Capital y lógicamente tenemos que subir a la Verdejo a 5 estrellas.

Gran producto, bien tratado, extensa carta de vinos con mucho generoso, e impecable la atención dispensada al comensal por Marian y Carmen, que la informalidad no está reñida con la profesionalidad.

En esta ocasión, como novedades probamos la selección de salazones y la tortilla de txangurro, los dos platos a un gran nivel, como nos tienen acostumbrados. Repetimos escabeche y manitas, ambos tan buenos como siempre.

Para beber un blanco Allende 2012, viura y malvasía con crianza en barrica que aguanto perfectamente con todos los platos. Un vinazo.

Cerramos con una selección de quesos españoles: cabra, oveja curado, pasta blanda y azul, acompañados de una copita de amontillado Tío Diego de Valdespino.

Este ratillo de felicidad para dos personas salió por 90 euros, bien pagados. Si habéis ido hace tiempo volved porque están en un momento dulce, y si no habéis estado nunca, estáis tardando.

----------------------

Cena de tapeo en VERDEJO TABERNA ARTESANA. Teníamos muchas ganas de ir por las buenas críticas que tiene este negocio. Se trata de una tabernita muy cuca (y muy pequeña) en la que se sirven recetas tradicionales en formato ración, respetando el excelente producto que manejan. No había sitio en las mesas bajas, así que tuvimos que cenar en la barra.

Entre dos tomamos:

Por recomendación de la camarera que nos tomó nota pedimos salmorejo. Sabor suave y consistencia un poco más fluida que el tradicional cordobés. Servido con pan tostado, huevo cocido y jamón. Muy bueno.

Un lomito de chicharro escabechado, sabor potente pero equilibrado, servido con el escabeche templado. Una delicia.

Albóndigas de cazón y sepia. Buen sabor y consistencia, aunque la salsa que las acompañaba la encontramos un poco aceitosa y poco ligada. No estaban mal pero fue lo que menos nos gustó.

Media de manitas deshuesadísimas. Con un toque de plancha y acompañadas de una salsa de mostaza que les iba muy bien. Textura gelatinosa y sabor delicioso. De diez.

Tienen una carta de vinos muy extensa de la que elegimos un blanco de viognier de Vallegarcía llamado Miriade, con un poco de barrica, que acompañó todos los platos a la perfección.

Servicio muy atento, mucho personal y muy pendiente. Todo servido a su tiempo, cambio de plato y cubiertos entre pases.

Pagamos 73 euros, que nos pareció un precio subidito para cenar de tapeo en una barra. Además las cantidades son un poco justitas, menos mal que era cena, si no, hubiéramos salido con hambre.

No obstante hay que reconocer que aquí cocinan muy bien, el producto es excelente y eso habrá que pagarlo (creo).

Gath

Buena reseña Avelio. Me alegra que el Miriade con barrica mejore sensiblemente a la version sin barrica; recientemente degustamos, un grupo de personas, esta ultima version y no nos satisfizo a ninguno.

11 de julio de 2015

spider72

Vamos que era una soberana castaña.

Avelio, nosotros mismas sensaciones, bueno para carete

12 de julio de 2015

amarin

Mencionaste en tu anterior reseña la cuestión de las cantidades, en esta ocasión siguen igual de "generosos"?

29 de mayo de 2017

amarin

Valeee por las fotos veo que justititos no?

29 de mayo de 2017

Avelio

Las fotos son de medias raciones y sí, no son especialmente abundantes, pero lo compensan con el refinamiento de la cocina, que nos ha parecido que progresa muy notablemente visita tras visita. Y también es verdad que no es barato, se le puede aplicar eso de "la calidad se paga".

30 de mayo de 2017

26/01/2017

Rico

Enero 2017:

Sigue el nivel... el único pero, que no había gilda,,,
__________________________________________________________________

Agosto 2016:

Aquí todo está rico, y se nota en cada detalle.

Es un local pequeño (conviene reservar), con carta adaptada a cada temporada.

Muy ricos los escabeches, las gildas, las albóndigas, la raya, el steak tartar...

Buenos vinos por copas, déjate guiar.

De lo mejorcito que hay.

Cómo se está poniendo la Calle Espartinas...

02/03/2017

Taberna Verdejo, donde disfrutan dando de comer

4+
Verdejo es de esos sitios donde gente como yo, que adora la gastronomía, se da cuenta de lo importante que es hacer las cosas con amor y pasión. Desde el primer minuto el equipo que trabaja en esta pequeña taberna te transmite el cariño, orgullo y satisfacción que les produce hacer su trabajo, y eso, sin duda, se traduce en disfrute para todo el que les visita.

Cocina muy basada en producto y temporada hace que la carta vaya rotando al son de las estaciones, y que siempre existan interesantes platos fuera de carta que son opciones atractivas.

Para empezar son muy recomendables sus salazones de pescado azul, en nuestro caso probamos pez limón, salmón y sardina, suaves y perfectos para abrir boca. También es uno de sus platos indispensables la penca rellena en caldo ibérico, plato muy redondo, sabroso y agradecido.

Muy buena opción son los platos de “mar y montaña”. La albóndiga de sepia y cazón en caldo ibérico, o los huevos rotos con patatas, torreznos, carabinero y jerez son recetas muy bien ensambladas cuya mezcla resulta todo un acierto.

SI QUIERES VER LAS FOTOS Y SEGUIR LEYENDO ENTRA EN:
cookinganddisfruting.es/2017/03/taberna-verdejo-donde-disfrutan-...

01/11/2016

Comer y beber bien, poco más se puede pedir.

Este es un lugar en el que de principio a fin sientes que todo está hecho y pensado con cariño. Desde el local (pequeñito pero molón), el servicio, las múltipes y buenas opciones de vinos por copas y terminando, ¡cómo no! , por la comida. La carta, como bien sabrán, cambia según la estación y los productos de temporada. A nosotros nos ha tocado la de otoño pero me da la sensación de que da igual cuándo vengas que todo va a estar igual de buenérrimo. Es curioso, pero todos los lugares a los que hemos ido a comer de personas ex- restaurante Arce, me han encantado, todo lo contrario que el propio Arce, probablemente el lugar en el que me he sentido más estafada (en todos los sentidos) como cliente, pero hoy estamos aquí para hablar de esta taberna requetebuena, vamos al lío.

Buena la media de salazones de pez limón, chicharrón y salmón. Me llama la atención (y encanta) que tengan en su carta salmón ahumado de Uga (Lanzarote), tan desconocido en la península como espectacular.

Exquisito el escabeche de conejo, para mojar pan y no parar. Pan, que por cierto está de escándalo también. Un escabeche suave pero a la vez intenso de sabor, yo diría que es está tan tan bueno que les puede gustar tanto a los que no les gusta el escabeche como a los que lo adoran.

Rico y contundente el revuelto paisano, con patatas paja , huevo poco hecho casi líquido (qué bueno), chorizo, espinacas y pimientos de padrón. Y por último...tan tan taachaaaan, aquellas personas a las que no les guste el sabor a caza pueden obviar completamente esta frase que viene a continuación, una brutal perdiz escocesa (red grouse) impecablemente marcada, con una salsa de amontillado. Vaya combinación, vaya sabor, vaya cocina señoras.

Para finalizar, una buena y original panna cota con Jerez. Y eso que no soy un ser muy postrero. Destacable, la gran variedad de vinos por copas y de generosos. Nos aconsejaron estupendamente maridando prácticamente cada plato y no pudo acabar mejor la cosa, con media copa de un brutal Cream VOS de Bodegas Tradición.

Desde luego, se nota que sus dueñas disfrutan con su trabajo y eso lo transmiten a todas las personas que vamos a hacer lo propio a su casa.

¿Lo peor? que siempre está lleno, hay que reservar con tiempo y que obviamente, no puedes gastarte 45€ pp todas las semanas.

Bodega: 9

Personal: 9

Ambiente: 7

Comida: 8

Precio medio: 40€ - 50€

Síganme, no se corten y vean todas las críticas, valoraciones y documentos gráficos en lamandarinavaliente.wordpress.com o a través de Twitter en @lamandarinaval

18/10/2016

Sí pero no

Comida octubre 2016

Ha sido como ir a una corrida de Jose Tomas: 1 año esperando, ha estado bien, pero era tanta la expectacion, que como no hemos cortado 2 orejas, nos ha defraudado.

No voy a negar que todo estaba bueno, y segurmaente muy bueno, pero nada ha sido espectacular como esperabamos

Ha caido:
- Ensalada de tomate: buena porque sabia a tomate (lo raro es que sea noticia que una ensalada de tomate, cebolla y aceite sepa a esto, pero tristemente es asi). Si vas al pueblo, te tomas 7 como estas.
- Escabeche de mejillones (riquisimo pero escaso) y de perdiz (muy rica la perdiz, pero sobra la lechuga de bolsa)
- Arroz cazador: Con pato azul. Muy rico el pato
- Mollejas: Grasosas...
- Albondigas de chipiron:
.- Tarta de queso: Rico

Ademas:
- El sitio es enano y he estado dandome cabezazos con el extintor toda la comida.
- Las raciones son justas. No son enanas, pero las enteras no son para compartir 4 ni de coña

En total, pagar 55 pavos por cabeza y no salir encantado en un sitio tan recomendado, pues ha sido un poco bajonazo.

Por esta pasta, en Lakasa, Treze o Ronda14, incluso Barra Atlantica, sales a hombros

11/09/2016

Cocina de mercado honesta. Se nota que les gusta su trabajo. Excelente ejecución de platos aparentemente sencillos. Esta vez probamos un tomate de Zamora con aceite y un poco de sal: no es necesario añadir más para recordar cómo sabía un tomate hace cincuenta años. Manitas de cerdo limpias, steak tartar, y un par de platos de caza que no estarán en la carta mucho tiempo. La lista e vinos más que recomendable. Para volver a menudo.

07/09/2016

Comida riquísima

Cocina de toda la vida con un toque muy especial. Prima la calidad del producto. El personal es muy atento. El ambiente es agradable.
Tal vez la cantidad de comida es escasilla.