Restaurante de cocina gallega y mercado. Especialidades en empanada, pulpo a feira, arroces y pescados al horno. Todos los días recibimos productos frescos.

Ordenar por:

relevancia fecha

10/04/2017

Buen restaurante de cocina tradicional gallega con lamprea en temporada.

La razón para venir a Villa de foz respondía a la posibilidad de comer lamprea. La lamprea, para quien no lo sepa, es un bicho muy feo parecido a la anguila con una temporada muy corta, de apenas 2 meses. Esta corta temporada unido a que es bastante desconocida hace muy difícil encontrarla en restaurantes.

El restaurante ocupa un pequeño local en una tranquila calle aledaña a la Plaza de Olavide. La sala dispone de unas ocho o diez mesas en total y el servicio es bastante amable y familiar.

La carta es relativamente corta y se basa en platos tradicionales de la gastronomía gallega.

Como entrantes tomamos unas correctas CROQUETAS DE JAMÓN, con una bechamel no cremosa pero si con buen sabor y rebozado. También la EMPANA DE VIEIRAS, con una masa fina que me gustó mas que el relleno, que tenía demasiado sabor a azafrán.

De segundo la deseada LAMPREA A LA BORDELESA (35€). Este guiso tradicional está compuesto principalmente por vino y la propia sangre de la lamprea, y acompaña un poco de arroz blanco. Esperaba un sabor potentísimo, como la royal de lamprea que probé en Lakasa, sin embargo estaba bastante mas suave que esta última, por lo que me decepcionó un poco.

El otro principal fue POTAJE DE VIGILIA, o lo que es lo mismo potaje de garbanzos con bacalao y grelos. No hay nada mejor que un plato de cuchara.

De postre una FILLOA con una rica crema y PUDDING DE CHIRIMOYA, que me sorprendió bastante. Repetiría ambos postres.

Pagamos unos 45€ sin vino, aunque hay que tener en cuenta que el ticket medio es algo menor, ya que la lamprea sube el precio.

En resumen, me parece un restaurante con buena cocina tradicional muy adecuado para llevar a familiares a los que solo les gusta la cocina clásica.

19/09/2014

Muy buena cocina gallega a un precio razonable.

Vale la pena acercarse si uno quiere recordar los sabores de la cocina gallega verdadera en estos verdaderos tiempos de crisis económica.
Ejemplo: nos tomamos una ración de percebes a precio muy aceptable y, aunque las comparaciones sean odiosas, estaban bastante mejores que en el Sanxenxo, donde me cobraron como 3 veces más.

El local es pequeño, la decoración sencilla, pero el trato es cercano y amable, y te sientes a gusto

28/09/2014

Comer bien y nada más

Pan (2,30 por cabeza)
Empanada de vieiras - Un 8,5 (1 ración y media 21€)
Sepia - Un 8. Con alioli. Un poco escasa (14€)
Pulpo - Un 7. Un logro con lo que suelen hacer en Madrid con el pulpo (16,5€)
Carne a la piedra - Un 7 (Una buena carne, roja y tierna, sin ser algo excepcional. Te ponen piedra para hacerla a tu gusto)
Tarta de queso - Un 8 (Muy buena y muy suave. Con galleta)
Filloas - Un 9 (Con crema. Espectaculares)

Los tintos de verano 3,80€, las cervezas 3,50€ y el agua 2,75€

La atención muy buena. Estábamos solos.

El local no es gran cosa. Las paredes son bonitas pero es estrecho, sin mucha ventana. Fue una cena de sábado y fuimos los únicos comensales.

16/12/2013

Género de primera

Restaurante pequeño en el barrio Chamberí, junto a la calle Fuencarral y plaza de Olavide.
Era mi segunda visita y lo que os puedo decir que aquí se maneja un género de primera, y como tal, cuanto menos se toque mejor.
Para compartir pulpo a feira excelente, y para continuar lubina a sal impecable.
Filloas de postre ricas. La primera vez probé arroz con carabineros buenísimo.
Con un albariño y dos cervezas, casi 100€ pagados agusto.

28/11/2011

Acogedor y buena Calidad

Por fin!!! Tras tres intentos en los cuales nunca pudimos tener opción al no reservar, logré ir a este restaurante. Es imprescindible reservar!!!

Hay que llamar al timbre para que te abran. Llama la atención lo pequeño del salón nada mas abrir, si bien luego vi que había mas hueco dentro.

La carta es escueta, si bien tienen un apale de añadidos amplio.
- Gambas
- Almejas
- Chipirones
- Chuleton de Buey
- Vino (Ribera del Duero)
- Cervezas
- Postre

Todo de excelente calidad y buenas raciones. El precio medio-alto (todo estaba OK si bien me pareció excesivo 3,60€ por una caña y que cobren el pan).

El servicio amabilísimo y atento.

Por mejorar: con ese precio y esa calidad en toda la comida, las patatas fritas que acompañaban a la carne no estaban a la altura.

28/08/2009

Gallego bien puesto

Tengo debilidad por la comida gallega. Lo admito. Pero no es fácil encontrar buenos restaurantes gallegos a precios razonalbes. Villa de Foz me ha encantado. Los materiales son de primera y eso se nota. El pulpo a la gallega estaba delicioso pero las patatas y el aceite que llevaba eran aún mejores. De segundo tomé rape a la plancha y ha sido estupendo.

La sala no es muy grande, unas 10 mesas más o menos. La decoración tiene una pared como imitando la típica pared de pizarra de Galicia. Está muy bien. Una pena que sea fumadores, al final de la comida alguien puede fumarse un puro y llena la sala de humo.

El servicio es muy amable y cortés. En fin. Que me ha gustado todo, la comida, la decoración y el servicio. Volveré por aquí. La comida sale por unos 40-50 euros pero no es caro para lo que es.

Mantel y servilletas de tela, como debe ser.

01/05/2009

Buena calidad - precio, como dicen, no defrauda, eso sí, no es barato.

Aunque en mi caso pedí carne, chuletón de buey, rico rico :D, recomiendo el pescado, lo probé, y bueno REALMENTE rico, pero rico, rico, rico :D

Como entrantes el pulpo genial, como buen gallego :p, las patatas que lo acompañan muy buenas.

Los postres también recomendados, realmente es para recomendar todo jeje.

Precio 381, 88 €, ocho personas, claro, con nuestras cervecitas para empezar, los entrantes, 3 botellas de vino, 2 tinto y y uno blanco, postres, cafetitos correspondientes y de regalo unos chupitos.

En fin, un MUY buen gallego, no es muy grande, y es mejor reservar, tienen un salón privado dentro, entro un político y no se sento con los que estabamos alli :)

Llama al timbre antes, o al entrar te encuentras con el salón para comer, y puede que con ningún camarero, sensación curiosa :p

Lo dicho, totalmente recomendado.

12/09/2010

Estuve este viernes. Fabuloso, Un cuarto de percebes estupendos a EUR 28, unos berberechos muy buenos, y una lubina a la sal para dos. Además tomamos un blanco muy bueno de godello sobre sus lías, muy rico.
Me encanta este sitio, no voy mucho, tal vez una vez cada año o incluso menos, pero empecé a ir hace tal vez unos 14 años y siempre me ha parecido muy acogedor. Me gusta como está puesto, y en general me gusta el ambiente más íntimo que tienen estos restaurantes pequeños, comparados con los grandes tipo Combarro, etc.

23/09/2007

Un gallego de confianza

Conozco Villa de Foz desde hace unos cuantos años. Nunca te defrauda. Pescados como la merluza al horno. Percebes frescos tan ricos como los que puedas encontrar en Tapia de Casariego o en Rinlo. Entradas como los boquerones en ajada que dan prólogo a las mejores comidas. Vinos, pocos pero bien seleccionados. Y de postre filloas y pocas cosas más.
El trato familiar pero discreto.
Los precios medio-altos pero ajustados a la calidad.
Y de final unos muy buenos aguardientes. Recomiendo el de café.

angel olavide

En el mes de febrero de 2014 La Voz de Galicia ha preparado una entrevista reportaje con Manuel Tabares, dueño del restaurante Villa de Foz, muy interesante. lavozdegalicia.es/noticia/amarina/2014/02/10/estiven-lembrando-c...

12 de febrero de 2014