Taberna emplazada en el madrileño barrio del Retiro con cocina creativa elaborada que complementa su actividad con coctelería y gin tonic.

Ordenar por:

relevancia fecha

22/12/2016

Hacía tiempo que un plato no nos hacía “flipar” tanto.

Teníamos previsto comer en La Tasquería, pero dada nuestra habitual dejadez, cuando llamamos para reservar ya estaba completo. Dado que teníamos varias gestiones que hacer por Goya y debíamos comer por la zona, al final optamos por “Vinos de Bellota” (sitio que teníamos en nuestra lista de pendientes) y hay que decir que, sin menospreciar a la Tasquería que tenemos previsto visitar a principios del próximo año, al final hasta “nos alegramos” de que no tuvieran sitio porque disfrutamos de una experiencia muy placentera.
Vinos de Bellota es un agradable y no muy grande restaurante situado en la calle Antonio Acuña número 27, muy próximo al parque del Retiro.
Es cierto que llegamos al local, muy solicitado, sin reserva previa y que nos tocó esperar un buen rato en la barra hasta que nos dieron una mesa (cosa que no fue problema ya que cuentan con cocina ininterrumpida) pero hay que decir que la espera mereció la pena.
Si hay un par de palabras capaz de resumir nuestra experiencia en Vinos de Bellota indudablemente son “In crescendo” y a continuación os explicamos porqué.
Todos los platos que probamos estaban deliciosos, pero en nuestra opinión fueron mejorando de principio a fin.
Para beber tomamos una botella del Rioja de la casa, Edulis crianza 2013, vino que no conocíamos y que fue el que tomamos en barra mientras esperábamos mesa, con una relación calidad precio más que aceptable. Según “Uvium”:
NOTA DE CATA DE Edulis Crianza 2013:
- Vista: granate intenso, reflejos violáceos, limpio y brillante.
- Nariz: aromas frutales, de fruta roja y notas especiadas.
- Boca: intenso, amplio, equilibrado, redondo, largo y persistente

Empezamos la comida con un variado de croquetas (no tenemos claro si es habitual que lo sirvan así, pero unas chicas que estaban a nuestro lado en la barra lo pidieron y decidimos copiarlas) y unos mejillones tigre. Las croquetas eran de tres tipos, de queso curado artesano de Ciudad Real (a nuestro parecer las mejores), de cecina leonesa y setas, y unas exóticas croquetas de cocodrilo que tenían fuera de carta y que (puede que por nuestros prejuicios) fueron las que menos nos gustaron. En cuanto a los mejillones tigre, muy ricos con un ligero toque picante.

En segundo lugar tomamos media ración de huevos rotos con virutas de ibérico y salmorejo cordobés, riquísimos. Era la primera vez que probábamos esa combinación y nos resultó muy agradable.

En tercer lugar media ración del que al parecer es uno de los platos con más éxito de la carta, ya que mientras esperábamos en la barra pudimos comprobar que prácticamente lo pedía todo el mundo, el salteado de boletus y habitas baby al Pedro Ximenez con chips de espinacas, una auténtica exquisitez. De este plato destacamos las chips de espinacas, ligeras, crujientes y nada aceitosas. Buenísimas.

Para terminar tomamos los fideos tostados con setas shiitake y confit de pato, de los que sólo podemos decir que son un auténtico manjar. Hacía tiempo que un plato no nos hacía “flipar” tanto.

Tras la comida nos invitaron a unos originales vasitos de espuma de “sex on the beach”.

Tras una larga experiencia escribiendo sobre restaurantes, desde noviembre de 2013, nos hemos dado cuenta de la importancia de contar con un personal acorde a la calidad de la comida y Vinos de Bellota, (al igual que otros grandes restaurantes como Casa 9, Vinoteca Moratín o La Tragantúa entre otros) cuenta con unos grandísimos profesionales que permiten vivir una experiencia redonda gracias a su buen hacer.
En cuanto al precio, resultó muy ajustado teniendo en cuenta todos los argumentos esgrimidos.
Nos hemos quedados con ganas de probar varios platos más por lo que tenemos previsto regresar pronto.
Sin duda alguna ha sido otro gran descubrimiento.

Miss Migas

Tradicional con buena pinta, me lo apunto!

22 de diciembre de 2016

Gath

Buena reseña. Lo incorporo a la lista del 2017.

22 de diciembre de 2016

Avelio

A ver, testado y aprobado con muy buena nota, muchas gracias por descubrirnos este sitio!!

23 de diciembre de 2016

09/02/2015

muy buena cocina en un local que desmerece

muy buenos arroces, vinos comedidos, servicio encantador, local con aspecto de bar en el que no esperas esta cocina tan rica, muy buenos postres, con un tiramisu rico y una buena tarta de queso, original forma de mantener el vino blanco cubierto. Relación calidad-precio razonable: 30€

25/12/2011

Goody lo descubrió en diciembre de 2011

Copas de mucha calidad y buen precio

Entramos por casualidad porque la Taberna Arzábal, un poquito más abajo, estaba hasta arriba como de costumbre.
Es un lugar que aún no tiene siquiera un cartel exterior amplio que señale su nombre, pero en cuyo interior ponen unas copas de muchas calidad, en recipientes adecuados, con la cantidad correcta de hielo y tomándose el tiempo y la dedicación necesarias para que sepan como es debido. Además, la gente detrás de la barra es bastante amable y aconseja variaciones sobre cómo degustar mejor la copa, aunque siempre prevaleciendo el gusto del cliente.
También tienen cocina, aunque ignoro completamente su calidad e incluso sus platos. Los probaremos en otro momento.