Ordenar por:

relevancia fecha

11/09/2017

BOCADILLERÍA EN LAVAPIES

Fin de semana temático en el barrio de Lavapiés. Nuestra primera parada el viernes noche fue en Viva Chapata.

Bocadillería muy concurrida mayoritariamente por gente joven. Tras una espera de 10’ escasos (no reservan) nos acoplamos en una mesa con bancos corridos para cuatro.

La carta es extensa, con distintos apartados de chapatas, pizzas, hamburguesas, arepas, ensaladas y otros platos. En todos ellos se indican alérgenos para intolerantes o alérgenicos que fue una de las razones principales por las que acudimos aquí. Tienen cervezas artesanas y una carta de vinos en una pizarra expuesta en el local breve y en la que sólo indican denominaciones de origen y precios, más bien elevados.

Como era la primera vez que íbamos, no controlamos demasiado las cantidades y nos excedimos con la comanda, lo que subió un poco la cuenta final, puede comerse perfectamente con un plato por persona.

Para compartir hummus con pan de pita, suave pero rico (7,70€) y unas papas con mojo picón prescindibles (6,40€).

A continuación un plato para cada uno: Hamburguesa mexicana tradicional (9,20€). La carne muy buena, cantidad generosa. El resto de los ingredientes frescos.

Arepa de pollo (9,70€), plato sencillo pero con ingredientes frescos y de calidad.

Pizza de atún (8,60€) y pizza hortelana (8,30€), con pan de chapata muy crujiente, grandes y bien cargadas de ingredientes. Muy muy buenas. Con una para dos hubiera sido suficiente.

Una botella de somontono no más que correcto 15,95€; caro. Y dos cervezas artesanas bastante buenas 4,40€ cada una.

Con 3 cafés (4,50€) pagamos un total de 79,15€. Como digo, podíamos haber prescindido perfectamente de los primeros platos para compartir y pasar directamente al resto que es lo más interesante. Creo que también es mejor opción cenar con cerveza. Así la cuenta se reducirá a no más de 15€ por persona.

Un sitio informal sin ninguna pretensión especial pero donde se come muy rico y casero a pesar de ser comida rápida.

31/12/2012

Qué pan!

*Act.

Cuatro años después, le subo una estrellica; buenas tapas, muy buena atención, música agradable sin molestar para una charleta, raciones abundantes y de calidad.

Las patatas con salsa de la abuela, casericas ambas, y las berenjenas rebozadas, crujientes, para repetir.

Eso sí, los precios para ir con más que calderilla en el louis vuitton.

--

Julio '08

Sitio caniho, pero con muy buen ambiente, media luz y reggae flojillo, barra y unas cuantas mesitas, chapatas variadas sobre los 4 y 5 iuros, y cañas a 1'30.
Pendiente de probar el solomillo, los vinos y otra chapata; la "Natacha", muy recomendable (a las doce de la noche el pan estaba como recién hecho, lavihen!)
El próximo día me apunto la marca del orujillo de hierbas, un poco más rico que los de costumbre.

16/08/2013

Tiene bastantes opciones veganas y vegetarianas, tortilla de patata sin huevo incluida. Para tomar una hamburguesa/chapata no está mal. Mejor pedir desde la barra, te ahorras unos centimazos.

03/11/2013

Rico rico

Chapatas tremendas y saciantes, incluida la rara. Volveré para probarlas todas.
Precio normal: caña 1,50, refresco 2,50 y chapatas entre 5 y 7 euros.
Admiten ticket restaurante.

23/09/2013

Mahoudrid te recomienda: Viva Chapata

Bajas Ave María y unos metros antes de llegar a la Plaza de Lavapiés, a mano izquierda, está uno de los clásicos del bocadillo de penúltima generación. Buenas baguettes para matar el hambre casi a cualquier hora del día, y parte de la noche. Pero no sólo eso: atención a las patatas con salsa de la abuela, las berenjenas rebozadas, la pizza de chapata con bacon y cebolla. Mejor, siempre, con una rica caña.

17/06/2013

1,5 la caña en mesa como tapa mini croissant relleno.
La pizza de chapata de bacon y cebolla riquísima (5,8).
Ambiente perroflaútico.

25/06/2012

Supongo que un sitio cuando se va haciendo conocido (desgraciadamente) pasan estas cosas.

El otro día las jarras en vez de 2.50 € a 3€, en terraza sí . Pues vale

Le doy el ok porque los bocadillos están muy ricos (mucho) y porque la atención es inmejorable , pero vaya

19/07/2008

Servicio pésimo

Desde que cambió de dueño (o al menos de camareros) este sitio es un desastre, es una pena, porque ponen bocadillos con pan de chapata que están muy buenos, pero últimamente se han dejado llevar por el ritmo caribeño (ya me entendéis) y pasan de tí completamente, o lo mejor de todo, vienen amigotes a tomar algo y les ponen tapa y a tí no, en ese momento, se me pasa por la cabeza una pregunta: ¿Debería aprovechar mi invisibilidad para hacer el bien o el mal?

16/01/2010

¡que viva!

Aunque pequeño, excelente local famoso por sus chapatas. Pero no sólo por eso merece una visita. Hay también otras raciones individuales o grandes a tener en cuenta: quesos, ensaladas, huevos rotos... Y por si fuera poco, ahora sirven platos del día a muy buen precio. De lo mejor del barrio.

11/07/2008

Los mejores bocatas de Lavapies

Es un sitio muy pequeño, apenas caben las dos mesas que tiene dentro, y se suele llenar muchisimo. Encontrar hueco en la terraza es casi imposible.

Pero si logras entrar, merece la pena pasar por todo eso a cambio de probar los sabrosos bocadillos que tienen, con un pan de chapata muy rico. Muy recomendable la Natacha, bocadillo de filete ruso con lechuga, tomate y una salsa especial.

Suelen poner tapas generosas, normalmente queso con pan y un chorrito de aceite, pero hay que pedirlas, muchas veces se les olvida.

02/11/2011

Se llena casi siempre, y con razón. Chapatas muy ricas y abundantes, aunque se "toman su tiempo" para prepararlas.

02/03/2007

Nahúm García lo descubrió en marzo de 2007

chapatas especiales

Imprescindible si pasas por Lavapiés. De mis sitios favorios por sus deliciosas Natachas, unos bocadillos estilizados hechos con pan de chapata, filete ruso, lechuga y tomate y una salsa de la casa con un toque a comino. También tienen variedad de vinos de la tierra, riojas y riveras de calidad. Las cañas están perfectas. Lo malo es que es muy pequeño y suele estar lleno. Mejor entre semana.

27/06/2010

chapatas regulares, servicio desagradable

La verdad es que si las arepas están bien (las chapatas... pues depende el día) este bar, con una bonita terraza y con un olor a humo horrible dentro, tiene un servicio tan desagradable que te pasa la gana de volver a ir. Entre la camarera que sirve en la terraza y el chico dentro, hacen una competición a quien es más maleducado, el gerente os ha prohibido sonreír o decir "gracias"?