Ordenar por:

relevancia fecha

11/08/2011

Poco Arte

Situado ahora en el moderno Musac, el restaurante antes comandado por el fallecido Carlos Cidón que llegó a tener una estrella Michelín, se encuentra buscando rumbo.

No es mala ubicación, es ya un clásico lo del restaurante de campanillas dentro del museo moderno de casi todas las capitales de provincia, no está nada mal la sala, luminosísima y sin trastos de por medio más que una vid en el centro y blancura por los cuatro costados pero no dan con la tecla....se queda en una fotocopia( en color y nítida ) pero fotocopia al fin, de tantos y tantos restaurantes "creativos" con ciertas pretensiones que son bluffff.

Nos decantamos por el menú degustación, celebrábamos el final de una semana de trabajo en la capital Leonesa y mi acompañante era una repostera Londinense de campanillas a pesar de su juventud, amante de la gastronomía y entendida en enología como pocos...velada interesantísima, ya que me ayudaría a comprender lo que mi torpe paladar y mal gusto en general suele no poder descifrar...desgraciadamente los dos estuvimos de acuerdo en la apreciación global: Flojo.

Comenzamos mal pues los panes que nos pusieron estaban DUROS, no es una apreciación de grado, a unos les gusta más consistentes ..no, estaba duro como una piedar, reciclado en el microondas que cuando se enfría al haber perdido toda la humedad es una puñetera piedra ( creo que en un restaurante que pretende cierto nivel es un detalle que no puede permitirse )

Platos de bochorno como el lngostino al momento con caldo de verduras...insípido, sin gracia, un absurdo..............tampoco se quedaba atrás los berberechos al vapor con espuma de naranja y bizcocho de aceite- no, de verdad, hay cosas que por muy modernos que seamos todos, no casan y además están muuy malas.

Sin más el muslo de pato y el rubio en papillote

Y excelentes las anchoas rellenas de anchoas y el capricho de ibérico

Los postres deliciosos, en especial el Mango con vainilla y chocolate.

Todo con con un rueda 97€

El servicio muy atento aunque no teerminan de creerse lo del nivel que se pretende dar...pero muy majetes.

Restaurante para ir si eres de León y quieres cambiar alguna vez pq ya estás harto de los guisos cojonudos, las excelentes chacinas y embutidos y los asados memorables. Si vienes de fuera.........mucho tiempo ha de pasar antes de querer cambiar cualquier cosa de lo anterior por este menú degustación.

A pesar de todo la velada es agradable y el museo estupendo, así que habrá que dar otra vuelta por allí a ver si es que fue solo un mal día.

28/11/2009

De lo mejor de León

Estuvimos en plena Semana Santa del 2009. Llamamos para reservar un par de días antes, y sin problemas.

Nos tocó la mesa en el tercer piso, sin ascensor...y tardaron bastante en ofrecernos algo de beber.

Pedimos el menú " para seducir ",
como podéis ver en las fotos, algunos platos eran fantásticos y otros muy mediocres. Resaltar el tartar de carne del Valle del Esla y el Pez Mantequilla, como grandes platos.

Pedimos vino del Bierzo.

La atención era bastante lenta entre plato y plato...

Pero mereció la pena!

08/02/2012

menu degustación

Menú degustación en el restaurante del musea por 38 euros. pongo foto del menú porque citarlo entero sería muy largo. Bastante rico todo. Un poco pena que estábamos solos en el restaurante y eso siempre queda frío. Mneos mal que el servicio no estuvo escesivamente pesado con nosotros.

10/05/2010

Garbanzos de oro

Visitar el Vivaldi leonés tras la desaparición de Carlos Cidón, su brújula y guía, impone respeto. Pero hasta ahora, las cosas siguen como en vida del gran cocinero astorgano. Los garbanzos maragatos de pico de pardal siguen siendo de antología, espectaculares.al igual que los pimientos caramelizados o la salsita de vino que acompaña al filete de morcillo, tan en su punto. Recomendación: el menú degustación corto, que incluye cuatro platos y postre a 40 euros. Los vinos tienen precios razonables, la sala es recoleta y agradable y el servicio mentiene la memoria del gran Carlos, sin duda uno de los más grandes de la región. Todo un experimentador, un estudioso, un vanguardista de la cocina que, por el momento, parece que ha dejado una buena escuela. Nada menciono de la estrella Michelín porque a mi me la bufa.

24/01/2012

Vivaldi, alta cocina tradicional

Javi Fernández Sevilla en la cocina de Vivaldi En un ambiente distinguido y elegante Vivaldi reina como restaurante emblemático de León. Podría ser por su estrella de la Guia Michelín, o por su magnífica ubicación. Sin embargo, lo es por el trabajo de Carlos D. Cidón, su mentor y chef que, hasta su fallecimiento hace un año, convirtió el restaurante en todo un referente en la Comunidad Castellano Leonesa. Su [...]

Ver crítica completa en conmuchagula.com/2010/11/15/vivaldi-alta-cocina-tradicional

16/05/2009

Para repetir...

13/05/09
En el día de ayer falleció en León Carlos D. Cidón, chef y propietario de Vivaldi y principal exponente de la cocina leonesa. Artífice de la primera y única estrella Michelin de la provincia de León, el chef astorgano supo situar la cocina leonesa dentro de la alta cocina. Siempre creativo e innovador -recuerdo aquella cena a ciegas en su restaurante El César, de Astorga, hace ya algunos años)- pero sin perder la referencia de los productos tradicionales de nuestra tierra –memorables los garbanzos de pico de pardal fritos con gambas al ajillo- su trayectoria ha supuesto un antes y un después en la gastronomía de León.
Desde aquí lamentamos profundamente su pérdida, nos unimos al dolor de la familia y rezamos por su descanso eterno.
Asimismo, tenemos la confianza de que su equipo, con su hijo Noé y su hermano Jorge a la cabeza, sabrán continuar la labor del maestro para que la cocina leonesa mantenga y mejore, si cabe, el puesto que merece dentro de la alta cocina española.


Octubre 2007

Si no fuese porque nos tocó en la tercera planta (sin ascensor) todo hubiese ido muy bien, si además, al sentarnos acalorados tras los 3 pisos de subida nos hubiesen ofrecido un aperitivo para calmar la sed, pero se lo tomaron con bastante calma. Por lo demás merece la pena ir.

07/10/2007

Buena comida "moderna", en pleno Húmedo

Otro de esos restaurantes famosos del Barrio Húmedo de León, para muchos el mejor restaurante de la ciudad, yo no creo igual.

La cocina es moderna, dentro de lo que se llama la nueva cocina, con platos bastante elaborados y el típico menú degustación con bastantes platos.

Se intenta conjugar los típicos productos de la tierra, como la cecina, con la modernidad, pero enfocándolo más hacia lo segundo.

Buen servicio, si bien quizá sea algo caro dependiendo de lo que se pida, cuidado con el vino.

16/06/2007

césar lo descubrió en junio de 2007

Buen restaurante. Los expertos dicen que el mejor de León

Situado en un antiguo edificio del famoso y efervescente Barrio Húmedo, dentro del casco histórico leonés. Los comedores están situados en la primera y tercera planta del edificio y la cocina en la segunda. La planta baja la ocupa una taberna-vinoteca que continúa en el sótano. La comida es muy buena. La cecina nos pareció la mejor que hemos comido nunca. En general, los platos buscan la sofisticación utilizando producto tradicional de la tierra. Buen servicio. Dicen que en fin de semana es casi imposible conseguir mesa. Entre semana cenamos sin problemas y sin reserva. Unos 50 euros con vino. Merece la pena

01/08/2009

callos,morros y patas

este es un lugar recomendable en Leon donde se puede saborear uno de los platos importantes de la cocina española de la casqueria. Por cierto bien acompañado por un vino de la tierra "petalos del bierzo"