Wiener Kriminalmuseum

Ordenar por:

relevancia fecha

20/12/2011

¡Escalofriante!

Una visita imprescindible para los amantes de la historia negra, el horror y el misterio.

Ya sólo el acercarse al Kriminal museum de Viena hace que vayas entrando en situación. El edificio es una vieja casa de 3 pisos en medio del barrio judío, donde una recepcionista (que parece la madre de los Fratelli de los Goonies pero en menos simpático) te da la bienvenida y te invita a pasar al intrincado laberinto de salas que conforman el museo y que consigue que nunca sepas qué vas a encontrar a la vuelta de la esquina.

Cabezas momificadas, armas del crimen, fotos grotescas y, en definitiva, un documentadísimo y escalofriante paseo por toda la historia del crimen violento de Viena.

Una verdadera lástima que no haya traducciones de los textos y explicaciones al inglés porque, si no sabes alemán, lo único que puedes hacer es echar a volar la imaginación... que, en realidad, con semejante entorno ¡no es difícil!.

Desde luego, si este es el tipo de cosas que despiertan tu curiosidad, podrías pasar horas perdiéndote por sus pasillos e imaginando las historias que hay ocultas tras cada pieza.

Del museo del Crimen uno sale con una buena lista de "cosas que me han impresionado" y con la sensación de haber formado parte de un cómic Creepy cuyo final aún está por llegar. Te despides mirando con desconfianza a la recepcionista y atravesando la puerta con cautela con la intuición de que, en cualquier momento, alguno de los protagonistas del museo va a asaltarte con su arma del crimen, de nuevo reluciente para la ocasión.

No apto para niños, nervios sensibles y corazones débiles.

19/12/2011

gordolobo lo descubrió en diciembre de 2011

más turismo macabro

Imprescindible para cualquier interesado en las ciencias forenses y los casos extraños. El museo del Crímen de Viena es un must.

Está en el barrio judío, en una vieja casona laberíntica, llena de pasadizos.

Cubre las decenas de casos extraños: asesinatos, muertes, etc... de todo tipo e índole acontecidos en Viena.

Lo mejor de todo es que reune en la mayoría de los casos las pruebas del crímen: cuchillos, sogas, pistolas, hachas... y en muchos casos los cuerpos (cráneos, huesos...) de los ajusticiados.

La única pega es que está todo el alemán, lo mejor es ir con alguien que te vaya traduciendo para sacarle todo el partido.

Y si no consigues a nadie, ve igualmente, no suele haber casi nadie y es fascinante.

13/12/2011

Creepy

Chulísimo. Lástima que está todo en alemán, pero es para ir con alguien que entienda a leerlo todo y pasarse las horas muertas.