26/09/2008

Madame Tafetán lo descubrió en septiembre de 2008

Lo de llevar gafas parece que es un trauma, pero no: hay que tomárselo con humor y elegir un par bonito, que te haga llevarlas con tanta dosis de coquetería como tus pendientes nuevos o la camisa que más te guste. Hay que perderle el miedo a los diseños de pasta y de colores estridentes, y nada mejor que acercarse por esta óptica: diseños para todos los gustos, de colores, modernas y clásicas y encima a buen precio, un buen argumento para todos aquellos que les gustaría tener unas cuantas para combinar con la ropa (que haberlos haylos).
Además, la dueña se merece un premio por haberle puesto un nombre tan cachondo a su óptica