1 de junio de 2014

EandradA

Una monada las tacitas. No encontramos el momento de negociar para llevárnoslas.

1 de junio de 2014

Marla

Las tienes en mil sitios....pero son un peligro, parece que no te quemas al tocar la taza pero cuando llevas el café a la boca te quedas sin lengua.

2 de junio de 2014

spider72

Je, je...sí son como las del Más que menos.

2 de junio de 2014