Ordenar por:

relevancia fecha

01/08/2017

De las mejores RCP de Londres

Con el tiempo se ha puesto muy de moda y cada vez es más complicado estar a gusto pero sus platos cantoneses (dim sum sensacionales) a un precio muy razonable dada su ubicación (Soho y City) merecen una mención entre esos rincones que se deberían visitar en la capital británica.

Por 40-45 GBP quedas satisfecho, recordar que cualquier sitio de medio pelo (sushi, hamburguesa, español o italiano guarrero) son sinónimo de 30 libras.

Recuerdo unos dumplings vegetales, noodles con vieiras y varios postres de gran nivel.

03/12/2015

Los mejores dim sums

Un sitiio de moda, ambiente con unos dim sums riquísimos.

09/10/2014

Servicio pésimo para un sitio con estrella.

Sábado lluvioso, Londres, queremos hacer algo especial y no tenemos reserva, todo lleno a reventar y decidimos llamar a Yauatcha. Nos dan mesa, pero a las 11 de la noche, bueno, pues sin problema, a las 11, así aprovechamos más la tarde...

Llegamos al restaurante, un portero enorme en la puerta que nos mira como a seres insignificantes y no nos abre ni la puerta.. (a la salida ídem, aunque con unas señoras con mucho botox y bolsos muy caros fue todo amor...)

Local muy bonito, ambientazo, muchísima gente, música altísima, vamos en grupo por lo que no nos importa..

Nos sentamos en la mesa y llega una camarera a la que creo que no vi esbozar ni una leve sonrisa en toda la noche y nos dice que la cocina cierra en 15 minutos.. ¿¿¿¿Cómo???? Pero, alma de cántaro, ¿entonces para que nos reservas a las once?

No pasa nada, aparece un camarero español bastante agradable, nos recomienda algunas cosas y casi sin ver la carta empezamos a pedir al tuntún...

- Dim sums, varios tipos, en cada ración vienen tres por lo que dos raciones de cada uno que somos seis.

-Una especie de canelón de langostinos, buenísimo.

-Medio pato laqueado, muy rico, nada seco, con sus tortitas y su salsa hoisin.

- Noodles, unos que tenían carne, ración grande y buena.

-Arroz, simple, estaba bueno pero no era nada sorprendente.

Creo que se me olvidan cosas pero dado el estrés que sufrimos para pedir, con la camarera viendo cada tres minutos a la mesa, es normal.

Tras pedir empezó el desfile de platos, toooodos a la vez, que si, que en china los traen todos a la vez, pero aquí lo que estaban haciendo era meternos prisa, tres camareros intentando hacer un tetris en la mesa para que entrara todo, cosa que era imposible porque la mesa era enana. Tras el agobio inicial les hicimos llevarse los platos a la cocina de vuelta porque no cabíamos pero en cuando levantabas el último dim sum del plato, allí estaba el camarero para en menos de 10 segundos cambiarlo por otro.

La comida fue muy buena, el ambiente muy divertido para ir en grupo, el precio fabuloso, 27 libras por persona, pero el servicio desastroso, nos impidieron disfrutar de la comida, un servicio impensable en un restaurante de una estrella Michelin. Si has dado una mesa a las 11 lo lógico es o que avises por teléfono del estrés a que vas a someter a los que vienen a cenar o que les dejes disfrutar de la cena.

El servicio me hace tener que darle únicamente dos estrellas, cuando por todo lo demás se merecería al menos 4.

spider72

27 pounds por un sitio con estrella? joooder alucino...

9 de octubre de 2014

Cristina

La verdad es que fue sorprendentemente barato, con vino, agua y sin postres, nos hubiéramos tomado un coctel, pero creo que hubiera bajado el portero a pegarnos por no irnos corriendo...

Creo que al medio día debe estar bastante mejor, o por la noche pero pronto, no es un sitio para ir en pareja..

9 de octubre de 2014

26/03/2013

Asiático de lujo en el Soho londinense

Del creador de Hakkasan, y muy del estilo.

Sitio de gente guapa para ver y ser visto. Música ambiente bastante animada.

El local tiene 2 plantas. Por ponerle algún pero, los asientos son bajitos en exceso.

Servicio amable aunque muy ajetreado.

La cuenta puede alcanzar dimensiones estratosféricas si se abusa de la variedad de cócteles disponibles (a unos 10£ cada uno).

Sin grandes excesos, la cuenta no debe de pasar los 50£/comensal, que ya está bien.

14/12/2012

Decepción y mucho ruido

Quizá el exceso de expectativas nos jugó una mala pasada, pero salimos decepcionados de este restaurante. Llamativa decoración y abundante la comida - pedimos un menú dim sum para dos y fuimos incapaces de terminarlo. Buena cocina, pero esperaba muchísimo más atrevimiento y originalidad en las propuestas. La mayoría de los dim sum que nos sirvieron son las recetas de toda la vida, nada especialmente destacable. Si acaso el venison puff. Quizá si hubiéramos seguido algunas recomendaciones de esta misma página y pedido a la carta algunos platos concretos hubiéramos salido más satisfechos. Local ruidosísimo - el más ruidoso en el que he comido en mi vida, con diferencia, con la música muy alta y la gente hablando a gritos, verdaderamente molesto. Mesas muy juntas y camareros trabajando a ritmo frenético. En este aspecto podría parecerse a un local cutre de bodas y bautizos. Inexplicable a todas luces la estrella Michelín que les han otorgado. No creo que vuelva, aunque me he quedado con las ganas de probar ese par de platos que he leído por aquí. Menú para dos y dos teteras de pu erh, 100 libras

28/09/2012

Michelin star

A Michelin star restaurant specialised in dim sum. The more I try it the more I like this type of food. Famous because of its desserts and a large tea menu. Situated in Soho, you can find trendy and formal people seated in this beautiful Chinese restaurant, just maybe a bit short of space between tables.

betweenpaddingtonandlancastergate.wordpress.com/2012/03/30/my-chines...

07/06/2010

Lujo asequible

Este restaurante se presenta como uno de los más modernos e interesantes de la capital británica. Por fuera, una preciosa fachada anuncia las intenciones, lujo asiático. Uno nunca sabe si se acabará comiendo bien en estos sitios, pero hay que arriesgar. El local es muy bonito, detalles excepcionalmente cuidados.
Mesas bajísimas (en realidad es un salón de té), sin manteles, servilletas de hilo, copas Riedel y útiles orientales.
No hay menú para cenas, la carta ofrece platos chinos, con especial atención a los dim sum, a precios comedidos.
En los vinos, precios desorbitados, pero interesantes referencias. Tomamos copas de Silvaner Sylvacello Cave de Turckheim 2008, un buen vino francés.
Probamos:
-Puff (bollo) de cangrejo y sésamo ( delicioso, muy bien frito)
-Congee de lubina (es un arroz pasado de cocción de consistencia viscosa, algo soso, pero muy interesante, el pescado estaba levemente ahumado, curioso resultado)
-Dumpling de setas (maravillosamente presentado, suave, muy agradable)
-Cheung fun de tofu y gambas (lo mejor de la noche, increíbles texturas y sabores, frito por dentro y luego cocido al vapor, un placer)
-Entrecotte salteado con salsa de judías negras (algo picante pero, a mi juicio, exquisito, carne de altísima calidad)
-Bizcocho de chocolate con leche y fruta de la pasión, avellanas tostadas y helado de jengibre (sencillamente uno de los mejores postres que recuerdo)
Tras esto, un té azul taiwanés que no me entusiasmó.
El servicio fue atento y se esmeró en hacernos entender las cosas.
La cuenta ascendió a unas 37 £ por persona.
Así pues, sitio de moda pero con muy buenas maneras y en el que se puede comer estupendamente a un precio no excesivamente caro. Un verdadero disfrute.

23/09/2011

Asequible y trendy

Yauatcha es un restaurante oriental de moda y asequible para los estándares de Londres.
Empezando por lo negativo, como en casi todos los sitios de esta ciudad, las mesas están pegadas unas a otras y la música ambiental del local (para mí innecesaria) está altísima. Eso hace que mantener una conversación se haga un poco complicado. Como he visto en otras críticas, reservar el piso de abajo y atención a la altura de las mesas. Los camareros ayudan bastante a elegir y el servicio es bueno. Aunque reserveis, lo más probable es que os hagan esperar, es parte del encanto de la ciudad, además eso también genera business en el bar.
La comida, dim sums cocidos y fritos, muy logrados (aunque no son my cup of tea) y además noodles (bastante especiados). Hay una parte de la carta con platos "normales" de los que encuentras en cualquier sitio de Londres, pero no parecen muy interesantes. No probé los postres y cenamos con cocteles y cervezas, pero la cuenta fue de 35 libras por barba (bastante asequible para ser uno de esos sitios donde hay que ir).
Estoy bastante de acuerdo con lo de pasar del vino, es increible lo que te cobran en esta ciudad por una botella, y encima tienes que elegir entre una ristra de vinos franceses indescifrables o de exóticos vinos de "nuevo mundo",

07/05/2007

Jesús Encinar lo descubrió en abril de 2007

Dim Sum fashion en un tea room de lujo

Uno de los restaurantes de moda en Londres. La mezcla es curioso a medio camino entre Chino de Dim Sum, Tea Room de lujo y restaurante fashion.

Es del mismo tipo que montó el Wagamama (11870.com/pro/20420) y el Hakkasan (11870.com/pro/22588), pero a un precio algo mayor. Cenar sale por unos 70€,. Eso sí... tiene una estrella Michelin.

La comida es realmente deliciosa y sorprendente a base de Dim Sum hervido o frito. Lo mejor son los tés que tienen con distintas frutas, sencillamente maravillosos. Mi recomendación es que pases de pedir vinos (que además son carísimos y de medio pelo) y cenes sólo con tés, el de melón y el de kiwi están buenísimos. La repostería del final también vale la pena. Guarda un hueco en el estómago para pedirla.

Tienen dos pisos, el de arriba está algo peor, es más ruidoso. Si reservas (y no puedes pillar mesa sin reserva) pide que te sienten en el piso de abajo.

Los fallos: Las sillas son bajitas, como de colegio de niños, y se hacen incómodas. Las mesas son tipo vips, demasiados juntas unas de otras como para tener intimidad. Más ruidoso que un after.

Servilletas de papel.

gaelx + seguir 189 sitios, 32 seguidores

28/01/2013

Asiático de moda en Londres

Aunque me gustó mucho, no estoy segura de que el precio valga la pena. Eso sí, todo monísmo y muy trendy. Y riquísimos los dimsum.

Te atosigan rellenando la copa de vino para que pagues más. Eso no me gustó.

19/04/2007

Espléndida cocina pero un sitio bastante incómodo

El Yauatcha (pronúnciese iatcha) es lo más de lo más en londres ahora mismo. está en la zona de carnaby street, en pleno centro y hace esquina de tal forma que no consigues encontrar la entrada. cuando pasas al interior te abruma la música, excesivamente alta, pero el local es precioso, con un gigantesco acuario impecable y todo super chic. las sillas son una tórtura china y las mesas, además de minúsculas, no llevan mantel ni los vinos los sirven en copas, como dios manda, sino en vasos de cristal grueso; así que es una tontería gastarse dinero en pedir vino (ojo, ninguno baja de los 36 euros el más barato, un blanco de sicilia) cuando puedes pasarte toda la velada tomando unos increibles tes de frutas, a cual mejor.

la comida es fabulosa sin duda alguna. todo está riquísimo y la experiencia culinaria es inolvidable. el servicio es simpático pero pelín lento. los postres son extraordinarios pero ninguno baja de los 7 euros por pieza.

no es nada barato pero en londres, comer en el centro en un local precioso y todo rico nunca lo ha sido