Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

ZJ - CERRADO

Ordenar por:

relevancia fecha

08/12/2011

¡Desayuno, comida, merienda, cena, recena, after work y after hour, teletransportado a los años 70!

Este es uno de los sitios más peculiares de Madrid. Permanece abierto todo el día, quiero decir las 24 horas del día (por la noche echan la llave, pero están dentro), pero, contra toda lógica, la tribu que lo puebla es más o menos invariable: Gente pasada de los cincuenta, con pinta de ser de derechas de toda la vida y de haberla vivido intensamente, vaya lo más granado de las viejas glorias de Madrid. Te da la sensación de que el tipo que desayuna es el mismo que está tomando un copazo a las 5:00 am.

El local es pequeño. Barra y una pequeña mesa al entrar, planta superior y terraza cuando el tiempo les deja. La decoración es de Pub de los años 70, a tono con el paisanaje, y está siempre super limpio (todo un misterio ¿Cuando limpian?)

Allí se desayuna, se come, se merienda, se cena, se recena y se toman copas por un tubo. Lo que se come a cualquier hora del día y de la noche es de gran calidad. Tienen fama merecida su pincho de tortilla y sus empanadillas y, además, buen solomillo, lomo de merluza rebozada, sandwiches a la plancha, croquetas y demás asuntos clásicos al gusto culinario de las precitadas viejas glorias. De coperío amplio muestrario de todo tipo de sustancias alcohólicas que preparan como Dios manda, especialmente los gintonic y el tercio de Mahou helado en copa idem.

El personal, acorde con las circunstancias, muy profesional y voluntarioso, no dejan de ponerte almendras y patatas fritas, para que engullas la copa rápido.

El sitio es caro de la leche: En mis últimas visitas he pagado por un café 2€, por un tercio de Mahou, un pincho de tortilla y una empanadilla 12€ y anoche, sin ir más lejos, por tres gintonic de Bombay Sapphire, dos riojas y dos empanadillas 50€. Pero es que lo poder comer como un señor (en todas las acepciones de la expresión) a las tantas de la madrugada hay que pagarlo entre todos los que entran, hasta la señora que se toma un café con leche con croissant para merendar.

¡Mentes curiosas y noctámbulas no dejad de visitarlo!

21/02/2009

abierto hasta el amanecer o la mejor empanadilla :-)

sin duda un clásico para los del barrio y alrededores, nada como ir de madrugada a un sitio a comer por ejemplo la mejor empanadilla de madrid, no sé si la hacen aquí o la compran pero no vas a encontrar una mejor, eso só prepara 7 euros por empanadilla.

Por 20 euros te puedes comer un bocadillo de solomillo de ternera tierno y sangrante con queso brie por encima derretido en pan moreno que acompañado de una coca-cola fría es como mirar a Dios a los ojos.

Las croquetas no son tontería tampoco y el punto de la tortilla de patatas es ESPECTACULAR, eso sí pide el salero porque la hacen flojita.

El sitio es una mezcla de cafetería de señoras de los 60 con un saloncito arriba con minisillones y mesas para comer o tomar algo.

Con solecito ponen una terraza que da al final de serrano y que no es ninguna maravilla ya que es de las que te sientes comiendo en la calle literalmente.

Un sitio para conocer con alguien de confianza y para tener en mente para las vuetas a casa a las 4 de la mañana, mejor 20 euros y comer como a las 2 de la tarde que 6 euros por unos tallarines guardados en un contenedor.

14/06/2008

con pajarita hasta el amanecer

el pincho de solomillo era una cosa.barbara....pero la tortilla de patata...tan sencilla y a su vez tan dificil conseguir en su nivel optimo...pues aqui lo superan con creces, jugosa gordita y a medio hacer como tiene que ser.. y recien hecha ademas, y si encima es en un sitio medio intimo(el local no e smuy grande) decorado con buen gusto y te abre la puerta un portero de librea... pues se convierte en toda una experiencia de sabado a las 5 de la mañana
que me cueste lo que me cueste...pues si te va a costar un ojo de la cara ciertamente
pero se come muy bien y a esas horas lo pagas gustoso

09/05/2007

paumadrid lo descubrió en mayo de 2007

Me cueste lo que me cueste

Si fuese cierto que a las seis de la mañana solo se engulle, no existiría ZJ.
Justo en la esquina de las calles Victor Andrés Belaunde y Serrano he tomado uno de los mejores pinchos de solomillo a las cinco de la mañana de un Martes. Solo cierra la noche del Domingo al Lunes, el resto de la semana, a cualquier hora puedes tomar unas croquetas enormes, unas gambas, un filete con patatas, un mixto con huevo, lo que se te ocurra. Servilleta de tela y cambio de cenicero incluido para los que a esas horas siguen sin perder la elegancia.