Alvaro Armenteros

Kitchen 154

+34 911 38 99 95

Calle Vallehermoso, 36 <m> Quevedo 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 111 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

comida callejera asiática riquísima

me encanta, uno de mis favoritos

un check-in aquí

La experiencia más cercana a comida callejera asiática que he tenido por estos lares, teniendo en cuenta que no estás en la calle, y que trabajan con un poco más de medios que en un puesto callejero (pero no mucho más)

Visita sin reserva un martes al mediodía en plan improvisado aprovechando que tengo que estar por la zona. Banqueta en la barra y al lío. Carta corta con platos que tienen muy trabajados y se nota que clavan. Tiro de lo que parecen 2 platos clásicos de la casa: dumplings y costillar BBQ koreano. Triunfada total. Los dumplings muy ricos y la costilla superior. Esa salsa es adictiva. Con una mahou para acompañar, 19,50. Si lo miras como un menú del día, dirás que es caro. Pero esto no es cocina de menú, son platos con un toque asiático muy bien preparados. A mi se me hace barato. Gran RCP.

Me gusta el ambiente y ver todo el jaleo que se traen en la barra a un palmo de ti. Casi puedes hacer de pinche. Tienen un punto caótico que me sorprende, pero no quiero equivocar a nadie; mi comida salio sin demoras perfectamente.

Este sitio mola

PD: en el Drakkar al lado me tomé una birra oscura checa buenísima mientras esperaba a que abrieran.

nindiola

Bastante razón, unico fallo, la carta tiene más solera que la de Casa Botin (cambian poco poco, siempre hay los mismos 4 platos)

hace 5 días

Alvaro Armenteros

por lo que anuncian en su pizarra, los martes (sólo abren para cenas) es el día de todo fuera de carta. Así que supongo que es el día para probar cosas nuevas

hace 3 días

Morikaen

+34 910 53 53 35

Calle del General Oraa 49 <m> Avenida de América 4 6 7 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 4 personas

ver más restaurantes japoneses en Madrid

Auberge Alzate

+33 5 59 29 77 15

Rue Principale, quartier Karrika Ainhoa, Francia

guardado por una persona

ver más restaurantes en Ainhoa

Correcta casa de comidas en Ainhoa

Alvaro Armenteros lo descubrió en abril de 2018

está OK

Nada más pasar la frontera por Dantxarinea te encuentras con el precioso pueblo de Ainhoa, como primer referente del País Vasco francés. Todo gira en torno a una calle con preciosas casas tradicionales vascas en un estado impecable. Mi intención era visitar el Hotel Ithurria, que tiene muy buenas recomendaciones, pero resulta que estaban cerrados hasta el 6 de abril. Se ve que cierran varias semanas en invierno.
Así que tocó improvisar y terminamos en este Alzate, que se ubica en la mencionada calle principal. Es un sitio sencillo con un menú del día a 25€ y una carta no muy extensa con platos regionales. No teníamos hambre para menús completos y nos pedimos un entrante para compartir y un principal para cada uno.
El entratente fueron unos puerros muy ricos. Suaves, con un aliño rico. Buen producto.
Yo pedí un gigot de cordero acompañado de pochas. Sin ser una locura, estaba rico.
En general, un sitio aceptable a un precio razonable, especialmente teniendo en cuenta que Francia es más caro.
No esta mal. Podría haber sido mucho peor para ser un sitio elegido al azar

Zubi Punta

+34 948 45 32 48

Calle Urdatxipia Erratzu, Navarra , España

guardado por una persona

ver más bares y cervecerías en Erratzu

Tasca bulliciosa para comer buenos talos

Alvaro Armenteros lo descubrió en abril de 2018

me gusta

Los talos - yo no los conocía - son unas tortas de harina de maíz a la plancha que se rellenan con todo tipo de cosas, aunque por lo visto las más tradicionales llevan txistorra.
En esta tasca las servían en Semana Santa con jamon, bacon, txistorra, con o sin queso. Y también tenían una versión dulce con chocolate. No estoy seguro de si las ofrecen todo el año o sólo en determinadas fechas señaladas, porque las preparaban en un rincón de la sala dos esforzadas mujeres con un "set-up" bastante improvisado.
Los probamos un día para cenar a modo de cena rápida y nos gustaron tanto (a grandes y pequeños) que volvimos otra noche. Muy ricos y muy baratos. También tienen bocadillos, que gastan un calibre que asusta.

El sitio es un bar pequeñito y un poco estrecho, con muy pocas mesas en el interior, aunque cuenta con un par de terrazas; una en la entrada y otra detrás junto al río. No obstante, el tiempo que hemos tenido no invitaba a mucha terraza por las noches, que es cuando hemos ido.

Tengo que decir que el bar tiene una clarísima tendencia ideológica abertzale que ya se ve desde fuera (banderas y carteles) y que dentro continúa con muchas pegatinas y tal. Por otro lado, el público que vimos era variadísimo (lugareños, pamplonicas domingueros y visitantes como nosotros) y el ambiente era animado. El trato fue amable, ni mejor peor ni mejor que a otros clientes vasco-parlantes, por ejemplo. Quiero decir que entiendo que a alguna gente le pueda disgustar la exhibición ideológica, como a otra le puede pasar en otros sitios como Casa Paco en Despeñaperros, por ejemplo. Pero que es tan sencillo como no entrar y ya está. A mi, personalmente, aunque no comulge con lo que apoyan en el local, tampoco me supone un dolor, siempre que me traten correctamente, como fue el caso. La comida y el trato fue bueno. Y ya soy fan de los talos.

La Cerámica

+34 975 32 63 81

Calle Santa Isabel, 2 Medinaceli, Soria provincia, España

guardado por 8 personas

ver más casas rurales en Medinaceli

Muy correcto. A prueba de hordas domingueras

me gusta

es quien más ha ido (1)

Parada en Domingo de Pascua para comer, durante el viaje de vuelta al hogar tras la Semana Santa. Nos pilla a mano Medinaceli, Soria. Subo al pueblo, no a la barriada que hay a pie de autopista, que supongo que estará hasta arriba de viajeros. Pues el pueblo, muy bonito, no le anda a la zaga. Viajeros y visitantes domingueros han tomado la plaza.

Aunque no pintaba bien, tras preguntar en 3 sitios (llenos) encontramos La Cerámica, casa rural con restaurante. Afortunadamente era aún pronto (13:30) y nos dieron una mesa, aunque ya tenían ocupado bastante del comedor. En cuestión de 10-15 minutos vinieron un montón de grupos a preguntar, además de algunas reservas y aquello se puso a reventar... lo que me hizo temer que íbamos a tardar más de la cuenta en comer. Nada más lejos de la realida. El servicio fue impecable: ágil, amable, sin esperas de ningún tipo. Aquí no tiene que venir Chicote.
La comida de corte tradicional, pero muy bien preparada en general. Lentejas, potaje, sopas, carrilleras, huevo trufado. Todo perfecto. Sólo puedo poner la pega de que mi potaje estaba un pelín soso. Postres caseros buenos. Y de precio harto razonable.

En contraste con otra experiencia reciente en las mismas vacaciones, aquí el servicio catapulta la experiencia hacia arriba. Ya pueden aprender otros con muchas más pretensiones que luego naufragan al servir al comensal.

Muy recomendable si vienes de visita a este bonito pueblo.

Restaurante Kastonea

+34 948 58 13 93

Herriko Plaza, s/n 31714 Erratzu Erratzu, Navarra , España

guardado por 2 personas

ver más restaurantes en Erratzu

Buen sitio casero y barato

me gusta

Pequeño restaurante en el pueblecito de Erratzu, valle del Baztan. Oferta de comida casera, sencilla y sin pretensiones. Bocadillos (de un calibre tremendo), hamburguesas, platos combinados (bastante abundantes) y algunos platillos de cocina local (ajoarriero, piperrada).

Probé el ajoarriero y estaba muy rico. Sandwichs para los chicos y un plato combinado enorme para mi consorte. De postre me comí una estupenda goxua.

De lo que vi en otras mesas, los bocadillos eran gigantes y las hamburguesas lo que más se pedia (muy buena pinta tenían)

El servicio estuvo un poco apuradillo porque estaban hasta la bandera (muchísima afluencia de gente en Semana Santa por todo el valle) pero volutarioso y amable.

Recomendable

El Molino de Urdániz

+34 948 30 41 09

Crta. Francia por Zubiri (Na-135) Km. 16,5 Urdániz, Navarra , España

guardado por 19 personas

ver más restaurantes cocina casera en Urdániz

Menu a 25 héroes muy pepino

me encanta, uno de mis favoritos

es quien más ha ido (1)

Sitiazo a medio camino entre Pamplona y Roncesvalles. Es una casa de piedra a pie de carretera, muy bien restaurada. Tiene una estrella michelin ganada por su vertiente gastro que ofrecen en su primera planta. En la planta baja, además de la barra, ofrecen un menú a 25 + IVA que incluye un primer plato, un principal, postre o café y bebida, que es lo que yo he probado. No me veia tomando el menu desgustación mientra 2 demonios se colgaban de las cortinas... Muchas opciones en los platos, y todas apetecibles.

Me apreté una sopaza de pescado que estaba cojonudísima, seguido de unas manitas rellenas de jamón con salsa de almendras quitaban el sentido.
De postre una estupenda cuajada para cerrar una selección de platos que me salió bastante tradicional.

Mi consorte probó unos huevos escalfados que no consintio compartir, así que debían estar muy ricos :)
De segundo, hamburguesa casera, que destacó sobre todo por el riquisimo pan. Esta si la probé pero porque estaba llena y quería tomar su postre.

En resumen, por unos 30 euros por cabeza, comes pero que muy bien unos platos con corte tradicional pero con un toque elaborado.

El menú gastronómico para otra ocasión sin la chavalada, porque tiene que estar de vicio.

Restaurante Tubal

+34 948 70 08 52

Plaza de Navarra 4 Tafalla, Navarra , España

guardado por 28 personas

ver más restaurantes comida rápida en Tafalla

olvídate si no eres cliente de primera

no me gusta

es quien más ha ido (1)

Parada para comer en ruta en este sitio que tiene de buenas referencias especialmente por sus verduras. Plan ideal para comer rico sin petar la maquinaria, que luego a tirar que hay más millas.
El sitio es muy grande, muy puesto. Suelo de madera noble, cuadros, y mesas más vestidas que la tía Angustias en una boda. Pinta a sitio de postín.
Nos sientan en una estupenda mesa redonda con sitio de sobra, sin apreturas. Nos dejan menús infantiles y nos toman nota para ellos mientras nos pensamos lo que pedir los mayores. Hasta aquí, todo genial. Pedimos 3 platos para compartir: alcachofas fritas con hongos y cigalas, espárragos blancos cocidos y un huevo en costra con crujiente de jamón . El primer punto negativo es que si pides cosas al centro para compartir, te aplican un sobrecargo del 10%. Primer sitio donde veo algo parecido. No me parece muy de recibo pero ojalá hubiera sido el único problema de la comida. En este punto, llegan de golpe la totalidad de las reservas y se pone todo hasta la bandera, y el impacto en el servicio es brutal: nos traen los espárragos pero luego pasan 15 minutos hasta que nos traen el resto, sin retirar la platos de los niños, que ya han terminado, ni el de los espárragos y sus dos salseras. En definitiva, tenemos una torre platos y salseras en el centro de la mesa, que permanecerán allí hasta nuestra marcha . Menos mal que la mesa es grande. Tras terminar nuestros platos, pensamos en rematar con un postre y cafés. Ilusos. Pasa un buen rato sin conseguir que nos atienda la camarera que tenemos asignada y por extensión ningún otro camarero. Todos parecen ir a otras mesas y ni siquiera miran a nuestra esquina. En un momento dado consigo contacto visual con nuestra camarera que me responde asintiendo. Nunca llegó a acercarse de nuevo. Abordo al camarero que atiende a la mesa de al lado, que también lleva un rato esperando a pedir sus bebidas. Me resulta ingrato tener que secuestrar su atención pero no me dejan otra. Le pido un café y la cuenta en vista del panorama. Me dice que OK. Otro rato después, se acerca a traer las bebidas a la mesa de al lado y me dice que ahora viene nuestra camarera. Malo. Nuestra camarera lleva todos estos ratos muy ocupada atendiendo otras mesas, con particular hincapié en una mesa grande que curiosamente ha tenido una fluida charla con el chef. Dicha mesa llegó después de nosotros. Y no vi en ningún momento platos acumulándose. Tras casi media hora desde que terminamos los plato, mi paciencia se acaba y nos levantamos a buscar un encargado. Nos remiten a uno que no termina de asumir tales galones, balbucea una especie de excusa pero que tiene una actitud muy lejana a la de honesta disculpa. Mi sensación es que simplemente quiere cobrarnos rápido y despejar el balón del área. El chef ni asoma la nariz. Nuestra querida camarera se acerca finalmente a traer la cuenta. Milagro. Para cobrar si se arrima.

Le dejo 2 estrellas porque la comida en sí estaba realmente buena. Pero que se queden con su restaurante de quiero y no puedo. Contrata más gente o no tomes tantas mesas. Que luego te retratas atendiendo bien solo a los amigos en detrimento del resto.