Alvaro Armenteros

Cachivache

+34 917 52 41 76

Calle Serrano 221 <m> Concha Espina 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 91 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

Grandísimo disfrute sin asalto al bolsillo

me encanta, uno de mis favoritos

Restaurante hermano de La Raquetista, que no conozco pero que tendré que conocer a tenor de lo que me ha gustado este Cachivache.

Local agradable, con una distribución un tanto intrincada. De primeras parece muy enano pero luego crece hacia el fondo y tiene más sitio de lo que aparenta. La sala del fondo va muy bien para mesas grandes para grupos.

Carta distribuida en tapas, cocas, huerta, carne y pescado. Me parece muy orientado a compartir, que es una tendencia que me gusta bastante. Todo suena muy apetecible.
Buena selección de vinates con precios aceptables (muchos caldos por debajo de los 20
pavos la botella)

Para cuatro personas, probamos:

- patatas bravas: muy ricas pero no soberbias. Eso si, son bravas de verdad, con su picante. Me ponen de mala leche las bravas que ni pican ni son bravas ni na de na
- tomate con tronco de atún: buen tomate con buen atún. Sencillo pero muy rico.
- rollitos de cordero con raita de yogur: sabrosos rollitos bien acompañados por la raita
- torreznos con huevo y trompetas (fuera de carta): de este plato lo mejor fueron los torreznos. La próxima vez pediré los pediré solos, porque eran pocos los que venían en este plato
- zamburiñas en salsa criolla: muy buenas, especialmente su salsa
- carne de búfalo en láminas vuelta y vuelta (fuera de carta): como un carpaccio aunque las láminas un poco más gruesas. Muy rico
- albóndigas de butifarra con salsa de trufa: el mejor plato de la noche para mi. Me como 25 pelotas y me mojo 4 barras de pan en ese fondaco exquisito.
- carrilleras al curry massaman: este dudamos en pedirlo porque ya íbamos bien llenos, pero nos pudo el lado gocho. Fue un gran remate. Carrilleras tiernas con una salsa que es un primor. Casi tan bueno como el plato anterior

De postre, dos cosas para compartir;

- Torrija de sobao, muy buena
- Cremoso de chocolate blanco, mandarina y zanahoria, muy goloso. El helado de mandarina gustó mucho, aunque yo me quedo con el chocolate blanco hipercalórico :)

Regamos todo con dos botellas de Honoro Vera (Calatayud) que me parece un vino cojonudo para su precio (la botella a 14,50). Muy recomendable.

En resumen, todo notable con algunos sobresalientes. Buen ambiente y servicio muy correcto. Y de precio tengo que decir que me invitaron, pero pude ver el montante y me parece una RCP fantástica.

En su contexto de sitio de picoteo con pretensiones bien delimitadas, por su muy buen nivel de cocina, su ambiente y su buenísima RCP , le doy 5 estrellas.

Un sitio para volver.

Helen Holms

Tienes que ir ... está buenísimo TODOOO

28 de octubre de 2016

Alvaro Armenteros

¡Tantos sitios y tan poco tiempo (y dinero)!

28 de octubre de 2016

LeSamp

Mmmmmm...torreznos....

28 de octubre de 2016

La Parrilla de San Lorenzo

+34 983 33 50 88

Calle de Pedro Niño 1 Valladolid, Valladolid provincia, España

guardado por 35 personas

ver más restaurantes de carne en Valladolid

dame un lechazo y llámame tonto

me encanta, uno de mis favoritos

es quien más ha ido (1)

Gran asador en Valladolid.
Llevados por guías nativos, la cosa no podía salir mal.
El sitio se ubica en los bajos de un antiguo convento y es rollo clasicote asador castellano con salones abovedados de paredes de piedra, cuadros de época, etc.
Entrantes a compartir para mesa amplia antes de comer lechazo a morir:

- morcillita de burgos: muy correcta. no es la mejor que he probado, pero bastante buena.
- escabeches de caza, recomendados como plato insignia del lugar (excluyendo el lechazo). Excelentes, dignos de ser plato estrella de la casa. Un surtido de capón, corzo, pato azulón y faisán en escabeche aromático. Plataco.
- mollejas de pato sobre alubias con naranja: combinación llamativa que nos gustó bastante.

Tras este calentamiento tan gustoso, pasamos a degustar el lechazo de churra, que no nos defrauda en absoluto. Muy bien asado, carne tierna y la salsa superlativa.

De postre, recomendación de tarta de las monjas, que estaba buena pero no fue una locura.

Regadío profuso a base de un - obviamente - Ribera del Duero buenísimo: Tomás Postigo. ¡Que vinazo! Perdí la cuenta de las botellas que pedimos.

Ronda de licores varios y cafés para cerrar una gran visita.

Servicio bueno; jefe de sala y camareos con más tablas que las carabelas de Colón.

La cosa salió a 56 pavos por barba, que me parece correcto porque la verdad es que pedimos mucho vino y los licorazos (en copa de balón, no eran chupitos) y y eso abulta ostensiblemente la cuenta final. Con menos efusividad etílica la cosa sale a un precio aún más razonable.

Gath

Buena reseña Alvaro. Tenia buenas referencias de este lugar, que quedan confirmadas con tu reseña.

4 de noviembre de 2016

Plachutta

+43 1 5121577

Wollzeile 38 Viena, Austria

guardado por 5 personas

ver más restaurantes cocina internacional en Viena

Al rico "cocidito" vienés

me encanta, uno de mis favoritos

es quien más ha ido (1)

A Plachutta se viene a comer Tafelspitz, un plato típico vienes que se podría asemejar (salvando enormes distancias de ingredientes mayormente) al cocido madrileño. Se trata de un guiso de carne de vaca que se consume por partes, como los "vuelcos" del cocido. Se sirve todo en una cazuela donde va la carne, huesos, verduras y el propio caldo de la cocción. Se sirve ese cadlo en cuencos individuales donde puedes tener fideos si los pides. Tras degustar la sopa, se toma el tuétano de los huesos untado en pan negro. Y por último se come la carne acompañada de patatas (también se pueden pedir espinacas)y un par de salsas (salsa de rábano con manzana y salsa de cebollino. Te dan instrucciones en español y todo (ver foto).

La sopa es clara pero llena de sabor. Muy rica.
El tuétano me pierde.
La carne está tiernísima y las salsas le van muy bien. Las patatas están tope de buenas.

En definitiva, te pones hasta el ojete de comer. Importante! Con una ración de una persona comen 2 tranquilamente. Por lo menos en nuestro caso fue así. Hasta sobró sopa.

El servicio impecable. Mira que el sitio es enorme. Pero hay una legión de camareros que funcionan como un reloj. Todos con los que tratamos hablaban inglés perfectamente. Incluso el jefe de sala, un señor altísimo entrado en años, nos recibió en perfecto castellano.

Bebiendo cerveza y sin pedir postre (imposible) salio a 50 pavos. RCP estupenda. Si estáis por Viena, creo que merece mucho la pena.

mmvera

muy de acuerdo! tienen varios locales, uno cerca de la opera, que ofrecen lo mismo.... es la daniela del cocido vienes!

24 de enero de 2018

La Chistera

+34 975 21 29 36

Calle Alberca, 4 Soria, Soria provincia, España

guardado por 6 personas

ver más restaurantes tapas en Soria

El valor de la hospitalidad

Alvaro Armenteros lo descubrió en febrero de 2017

me encanta, uno de mis favoritos

es quien más ha ido (1)

Comida familiar en Soria, en el marco de las jornadas de la trufa negra soriana. Estas jornadas ofrecen un menú cerrado con la trufa como protagonista por 40 pavetes, bebidas aparte. Más info en soriaytrufa.com

Acudo a este restaurante por recomendación expresa de un amigo, buen conocedor de la hostelería soriana (y además con la garantía de que es un gran comilón, jeje). Avalo su recomendación sin reservas :)

Del menú degustado y su calidad hablo más abajo, pero primero quiero comentar el valor diferencial de este restaurante y que he mencionado en el título de mi reseña: hacía tiempo que no me hacían estar tan a gusto en una comida familiar, habida cuenta de que puede ser incómodo y complicado por el número de comensales y por la volatilidad de los más pequeños. Es obvio que los padres tenemos que ocuparnos de que la muchachada se comporte, pero cuando desde el servicio ponen todo de su parte para que ellos estén contentos, el resultado lógico es padres contentos y resto de clientes también. En La Chistera, las facilidades las he tenido desde la primera llamada de teléfono. Y hoy en la sala, lo que ya intuía se ha confirmado: fantástica atención con especial cuidado en atender los chavales para posteriormente agasajar a los mayores. Perfectos anfitriones desde la jefa de sala hasta el chef pasando por los camareros. Todos de diez.

Menú degustado:

- Tapa micológica trufada "la cruz del campo" (premio en jornadas micológicas 2016). Brutal. Un trampantojo simulando una caña de cerveza, coronada con un buñuelo. El buñuelo era de setas, el líquido de la caña era un caldo de las mismas setas del buñuelo, y la espuma era de perrechicos. Se come el rico buñuelo y luego te tomas el caldo, mezclándolo con la espuma. No me extraña lo del premio. Espectacular.

- Patata, huevo de codorniz y trufa (la esencia de la trufa en frasco pequeño): huevo a baja temperatura, patatitas panadera, y trufa como para una boda. Se revuelve todo y p'al buche. Muy rico.

- Atún rojo macerado y tallarines fritos: mini brocheta de atún acompañado de una pipeta con un caldito trufado. Se rocía con la pepita el pincho y los tallarines y a comer. Rico, pero demasiado pequeño para notar muchos matices.

- Huevo frito trufado con trigo meloso (nada es lo que parece): otro trampantojo. Sobre una cama de trigo salteado con carne de cordero guisada, un falso huevo con clara hecho de oblea frita y yema hecha con manzana, queso y cebolla. Otro platazo.

- Timbal de pez espada con verduras y trufa. El único borrón del menú. Le falta sabor. No se si el pez espada es buena opción. Quizás otro pescado más jugoso...el caso es que ni con la trufa remontaba. Sin estar malo, pasa sin pena ni gloria y de forma unámime en la mesa.

- Carrillera de ternera con puré de boniato y salsa española trufada: generoso final de menú con un plataco generoso de carrillada. Muy rica la salsa y la cobertura de trufa rallada. Algunas porciones de la carrillera estaban un poco más secas y duras, pero el resultado ha sido un gran plato.

- Postre de tiramisú trufado, espuma de queso y tarta de queso. Tremendísimo. Una pura delicia. Sorprendente lo bien que le va la trufa. Al nivel del entrante incial. Los dos mejores pases de todo el menú.

Hay que decir que cada plato nos lo ha explicado perfectamente el camarero que nos ha antendido, incluyendo los consejos de cómo comer cada plato. Y que el chef ha venido en cada pase con una pelota de trufa enorme para ofrecer más cantidad del preciado producto a quién lo deseara (rallado o laminado según tocara en cada plato). A tope con la trufa como si estuviera regalada (a 1000 eurazos el kilo, oiga)

Del vinate se encargó la amabilísima jefa de sala, que me trajo varias botellas aparte de la -escasa- carta de vinos que tienen impresa. Recomiendo preguntar por opciones fuera de carta, que las tienen. Escogimos un blanco Rioja Vivanco muy fresco y agradable de beber y un tinto Dominio de Atauta que ha resultado ser un vinazo del copon. Precios muy comedidos.

Para la chavalería, unos platos de paella. Oye tu vaya paella de marisco. Qué nivel. Arroz en su punto, con un tremendo sabor que aprobaría el más exigente comensal levantino. Muy buena.

Cafés y licores, invitación de la casa. Como he mencionado al inicio, cada menú son 40 lereles, bien merecidos por la extensión y calidad. El resto de cosas aparte del menú se han mantenido en precios comedidos, lo que arroja una RCP fenomenal. Estos señores quieren que me mude a Soria.

Y de remate. el chef llega al final y les hace figuritas con globos a los más pequeños. Si, el mismísimo chef. Y le ha hecho figuras a todos los niños de la sala. Hay que decir que es un apasionado de la magia, como atestiguan las fotos en las paredes (Tamariz, Jorge Blass y otros muchos magos) así como las sillas, que están firmadas todas (TODAS) por magos. De hecho hay noches con actuciones de magia. Así nos lo ha explicado él propio chef en una charla final antes de marcharnos. Vamos, que el nombre del sitio no es casualidad :)

Una experiencia fantástica. Puede que no todos los platos haya sido soberbios, pero si algunos de ellos. Y el servicio compensa cualquier pequeño traspiés de cocina, porque no es fácil que te hagan sentir como en casa en un sitio al que vas por primera vez, y el equipo de La Chistera ha sacado sus mejores trucos y lo ha conseguido de sobra.

Volveré para las jornadas micológicas de otoño. Vaya que si vuelvo...

Gath

Soria, esa gran desconocida, ..... , y en terreno gastronomico, tambien.

Buena reseña Alvaro.

5 de febrero de 2017

Sergiete

Pintaca

7 de febrero de 2017

Anna Sacher Restaurant

+43 1 514561001

Philharmonikerstraße 4 Viena, Austria

guardado por 2 personas

ver más restaurantes alemanes en Viena

Cocina tradicional con aires renovados en entorno imponente

Alvaro Armenteros lo descubrió en enero de 2018

me encanta, uno de mis favoritos

Cena homenaje en Viena un poco a lo loco en este restaurante ubicado en el interior del mítico Hotel Sacher, junto con otro restaurante, "Rote Bar", el coquetísimo "Blaue Bar" y un par de cafeterías donde explotan el emporio de su famosa tarta a más no poder.

El Rote Bar está junto a la entrada y se ve desde la calle pero para acceder al Anna Sacher hay que atravesar la recpeción y un suntoso salón que ya te pone en ambiente. La sala del restaurante no es muy grande pero impresiona mucho por la elegancia que desprende. Forrados de madera noble y terciopelos verdes, Arañas colgando del altísimo techo. Cortinajes del mismo terciopelo verde y espejos. No soy muy amante del clasicismo pero lo cierto es que aqui uno admite que hay mucho estilo y gusto.

Iba un poco acojonado porque me dejé el tuxedo en Madrid (guiño-guiño) y lo mismo no me dejaban entrar, pero lo cierto es que no tienen un código de etiqueta estricto. "Dresscode: Smart casual or business attire" es lo que ponen en su web, pero en smart casual puede ser cualquier cosa... me la jugué con vaqueros y camiseta (ni camisas gasto) y cero problemas. El público si que había bastante caballero con chaqueta y pajarita (más que corbatas) y señoras con joyones y vestidos caros. Y unos rusos bastante chanantes de esos que se nota que van tupidos de pasta pero no por ello han conseguido elegancia. Yo con mi camiseta tenía más clase vestido que ellos.

Pero al tema, y de comer ¿qué? Pues cocina austriaca de corte tradicional, con algun toque actual y productazo. Ofrecen menús de 4,5 o 6 platos (79, 93, 109) con posibildiad de maridaje (129, 149, 175), pero no teníamos tanta hambre y optamos por componer nuestra cena a la carta sin tantos platos. Pedimos un principal para cada uno, sin entrantes pero porque teníamos pensado probar su tarta de postre y también pedir un surtido de quesos para el fin de fiesta (tienen el carrito de quesos en la entrada de la sala, los malvados... y se nos creó una necesidad)

Aunque no pedimos menú degustación, nos sirvieron unos entrantes de la casa

Vieira con salsa de naranja (muy rico), pato curado con polvo y praliné de café (muy original, y funciona), una espuma de cítricos (ni fu ni fa), unas croquetitas (ni fu ni fa again) y un tartar de vieria (muy rico)

Además, nos sirvieron un magnífico pan artesano con unos cuencos con aceite (italiano, no todo iba a ser supremo), mantequilla y una crema de queso ligera.

Nuestros principales:

- Corte de vaca con brocoli, alcahofas y espuma de tupinambo
- Pechuga de pato Barbarie con reducción, con repollo relleno de carne del pato y piñones

Absolutamente deliciosos los dos. El pato le gustó hasta a mi consorte y no es nada de patos. Mención especial a las hojas de repollo rellenas. Qué exquisitez.

Postre: obligatoriamente la tarta Sacher. Es posible (seguramente) que no sea el mejor postre de la casa, pero es el más famoso y ya que estás en el sitio original de la receta, pues tienes que probarla. No defraudó. Muy buena. Me sobra la nata que ponen con la tarta.

Post-postre: selección de quesos. Te traen el carrito con los quesos (mayormente austriacos y francesos) y te preguntan lo que te apetece, si te gustan más o menos fuertes, si quieres alguno en particular.... vamos que te haces tu la selección totalmente a tu gusto. Yo quería pedirle "ponme de todos" pero me pudo el decoro (miedo escénico en tan magna sala). Al final, una selección de quesos tirando a cremosos pero con sabor potente, aconsejados por el maestro del carrito. Puedes elegir también si queires algún acompañamiento dulce (mermeladas, frutas) y nos decantamos por unas uvas. Somos queseros y no había manera de que la selección no nos gustara.

No tomamos vino. Sólo un brebaje de Aperol con vino blanco (lo toman mucho los lugareños) que entra muy bien (peligro!) y agua para calmar la sed tras los quesos y el dulce.

No queríamos café (¡café! ¡¿por la noche?!) pero nos sirvieron petit-fours. Especialmente ricos unos pequeños mini pepitos de praliné de cacao.

El servicio fue impecable y nada estirado, como podría presuponerse en un sitio así. La jefa de sala fue majísima aconsejándonos al hacer nuestra comanda y estuvo pendiente de cómo estábamos sin llegar a ser molesta. Todos los camareros que nos sirivieron nos explicaron los platos (en inglés muy entendible).

Y la dolorosa no lo fue tanto, dentro de que obviamente es un sitio caro. Salimos a 65€ por cabeza. Por la calidad de la cocina, el servicio y la magnifica sala, bien lo vale.

Una magnífica experiencia y sitio muy recomendable para cenar en plan homenaje si estás en Viena.

Kitchen 154

+34 911 38 99 95

Calle Vallehermoso, 36 <m> Quevedo 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 113 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

comida callejera asiática riquísima

me encanta, uno de mis favoritos

un check-in aquí

La experiencia más cercana a comida callejera asiática que he tenido por estos lares, teniendo en cuenta que no estás en la calle, y que trabajan con un poco más de medios que en un puesto callejero (pero no mucho más)

Visita sin reserva un martes al mediodía en plan improvisado aprovechando que tengo que estar por la zona. Banqueta en la barra y al lío. Carta corta con platos que tienen muy trabajados y se nota que clavan. Tiro de lo que parecen 2 platos clásicos de la casa: dumplings y costillar BBQ koreano. Triunfada total. Los dumplings muy ricos y la costilla superior. Esa salsa es adictiva. Con una mahou para acompañar, 19,50. Si lo miras como un menú del día, dirás que es caro. Pero esto no es cocina de menú, son platos con un toque asiático muy bien preparados. A mi se me hace barato. Gran RCP.

Me gusta el ambiente y ver todo el jaleo que se traen en la barra a un palmo de ti. Casi puedes hacer de pinche. Tienen un punto caótico que me sorprende, pero no quiero equivocar a nadie; mi comida salio sin demoras perfectamente.

Este sitio mola

PD: en el Drakkar al lado me tomé una birra oscura checa buenísima mientras esperaba a que abrieran.

nindiola

Bastante razón, unico fallo, la carta tiene más solera que la de Casa Botin (cambian poco poco, siempre hay los mismos 4 platos)

17 de abril de 2018

Alvaro Armenteros

por lo que anuncian en su pizarra, los martes (sólo abren para cenas) es el día de todo fuera de carta. Así que supongo que es el día para probar cosas nuevas

19 de abril de 2018

Casa Chupa Ovos

+34 986 61 10 15

A Roda, 24, La Guardia A Guardia, Pontevedra provincia, España

guardado por 4 personas

ver más restaurantes en A Guardia

Que no te eche patrás el nombre :-)

Alvaro Armenteros lo descubrió en mayo de 2014

me encanta, uno de mis favoritos

Actualización Agosto 2017

Subo a 5 estrellas. Magnífica cocina gallega con productazo y personal simpático que atiende de lujo. Lo prefiero a cualquiera de las marisquerías de primera línea de puerto (dejo aparte el Porto Guardés que lo considero tasca ...La Tasca)

Recomendable siempre su pulpo con patatas, que difiere un poco del tradicional pulpo a feira. En cualquier caso, cualquier cosa que pidas va a estar buena . RCP excelente.

Imprescindible reservar en temporada veraniega

-------------

Detrás de semejante nombre, que significa en galego exactamente lo que parece: "chupa huevos", hay un pedazo de restaurante para comer de puta madre en A Guarda.

En A Guarda, como ocurre en muchos pueblos costeros, el puerto está copado de restaurantes uno detrás de otro. El Chupa Ovos está justo detrás de la esa primera linea en una calle paralela pero más elevada a la que se accede desde el paseo por unas escaleras bastante empinadas. Como pasa a veces, las joyitas hay que buscarlas un poco. Aunque en este caso eso no quita que en primer línea haya otros muy buenos locales.

En el chupa ovos se puede comer compartiendo raciones o bien optar por entrantes y platos principales. Pidas lo que pidas, estará todo bueno. Las raciones son grandes o muy grandes. Me gusta mucho el pulpo que preparan, que es un poco diferente al pulpo a feira tradicional (que también lo sirven). Las croquetas de rape también son especialidad. Los pescados los preparan de cine y si le sumas que el genero es brutal (A Guarda es puerto pesquero con mercancía diaria en la lonja) pues el disfrute está asegurado.

El trato es muy amigable y el ambiente es relajado. Y no es nada caro.

listas: La Guardia y alrededores

Du Liban

+34 916 25 00 72

Calle Estafeta 2 <m> Ronda de la Comunicación 10 La Moraleja, Madrid provincia, España

guardado por 52 personas

ver más restaurantes árabes en La Moraleja

simplemente correcto (sólo con promo)

está OK

un check-in aquí

Tocó visita para comer a este libanés, Kviar mediante.

Local agradable, bien puesto, como todos los que hay en la plaza de la Moraleja. Aquí no hay bares Paco ni se les espera.

Hemos pedido para compartir 6 platos:
- Hoummus Du Liban
- Shawarma de ternera
- Parrilla mixta (carne de cordero,ternera y pollo)
- Moutabbal (puré de berenjena)
- Farrouj meshwi: pollo marinado, con crema de ajo
- Queso Halloumi a la parrilla

Todo estaba correcto pero nada emocionó. Lo que menos me gusto fue el queso. Muy seco y sin un sabor que me sedujera. Lo que más, el pollo marinado.

Buen servicio

Hemos salido a 32 euretes por barba. Con un vino Matsu Picaro de Toro que estaba bien, un postrecillo de una persona, cafés y tés (muy rico el té moruno con hierbabuena).
Un precio tolerable, teniendo en cuenta su ubicación. Sin descuento es caro sin paliativos, a la vista del tamaño de las raciones, que distan de ser abundantes.

Está bien por salir de lo habitual si trabajas por la zona. Por eso, seguramente volveremos en el futuro

Cristina Bertrand Pire

Reservé con el descuento, gracias! Ya podía abrir un libanés bueno en Madrid, me encanta ese tipo de comida, pero no encontré ninguno para repertir todavía...

7 de abril de 2017

Berri

@Cristina
Hablan bien y tengo en lista de pendientes Fairuz al final de calle Orense. Mi desconocimiento sobre este tipo de comida, shawarmas aparte. :/

7 de abril de 2017

Cristina Bertrand Pire

Ni sabía que existía, apuntado que me queda al lado del master a ver que tal, gracias!

7 de abril de 2017

nindiola

Y el del Alfonso XIII? creo que es libanés...

10 de abril de 2017

Sr Rodriguez

Solidere

10 de abril de 2017

Ki-jote

+34 652 83 10 15

Calle Via Complutense 42 (Trasera local) Alcalá de Henares, Madrid provincia, España

guardado por 9 personas

ver más restaurantes asiáticos en Alcalá de Henares

fusión sin fisión (del bolsillo)

me encanta, uno de mis favoritos

5 check-ins aquí

Actualización Abril 2017.

Tras sucesivas visitas le subo a 5 estrellas, por atención ejemplar y cocina cada vez mejor en mi humilde opinión.

Siguen teniendo su urumaki de anguila que es de los mejores que he probado en Madrid.

De cosas nuevas desde mi última visita, tengo que destacar su sukiyaki, realmente delicioso. Un caldo exquisito. Unos ingredientes que se complementan perfectamente. Platazo.

Se mantiene una RCP excelente. Y el trato de Oscar, el que dirige todo esto, es perfecto. Déjate aconsejar no sólo para el comercio sino para el bebercio, que se nota que le gustan los buenos vinos y es buen conocer del tema.

-------------

Nueva visita al Ki-jote para cenar. Esta vez hemos tirado de carta para probar cosas nuevas.

Ramen, uramaki de anguila, sashimi de pez mantequilla, carrillada con salsa teriyaki (esto último lo hemos repetido de la última visita)

Buen ramen en formato entrante. No es un megabol de los que te ponen en sitios especializados en ramen. Es una ración pensada para pedir más cosas después. Interesante la inclusión de mazorquitas encurtidas. Muy original. Buen sabor. No obstante, reconozco que en temas de ramen tengo el listón demasiado alto por heber tenido la suerte de probar verdaderas maravillas en el país nipón.

El uramaki de anguila, fantástico. Aquí han enmendado el único fallo de mi anterior visita, donde encontré los makis un poco flojos. Nada que ver esta vez: crujiente, lleno de sabor, para comerte 10 rollos de una sentada.

El sashimi perfectamente cortado y con buena materia prima. Muy rico.

La carrillada ya la conocía, pero esta vez me ha gustado menos. Estaba más floja de sabor Le faltaba poderío. No obstante, rica.

Regadí0 a base de vino de Madrid Sierra Norte y cervezas japos (Kirin y Koedo, que no conocía y está bien buena)

De postre, daifukus de cheesecake y vainilla. Riquísimos.
Remate con un par de tés.

A 40 por cabeza. Similar al precio del menú ki-jote. Aquí ha subido un poco más por le bebercio. Más vino y más birra... Además, la Koedo es más cara al ser pura importación (la Kirin y otras marcas japos conocidas se fabrican en europa con licencia)

De nuevo, muy buena experiencia.

------------------
En Alcalá no hay prácticamente oferta japonesa salvo un par de opciones a domicilio (bueno, el Miss Sushi tiene local en plena plaza Cervantes pero la decoración/iluminación me da pavor y dudo que llegue a entrar)

Este sitio supone una novedad en lo referente a zampeo nipón complutense, aunque realmente se definen como cocina de fusión.
Lo he visitado tras ver que tiene el visto bueno del ilustre Gath. Eso es casi como tener le sello Aenor, o un certificado ISO.

Manejan un par de menús y carta de makis. Para dos persona, optamos por el menú ki-jote, uno en su vertiente vegetariana y otro estándar. En ralidad todo compartido para probar más cosas

- Sopa de miso: muy buena. Mucho sabor
- Giozas vegetales: masa finísima. Relleno rico. Buen nivel.

- Usuzukuri de lubina: buena presentación del corte y buen sabor
- Tartar de pez mantequilla con trufa: buena materia prima. Bien cortado. Excelente. Quizás el mejor plato del menú.

- Bol de atún picante: atún marinado con un huevo y arroz. Del picor, ni rastro. Pero estaba muy rico
- Surtido de makis. Había dos tipos: un urumaki de atún con queso crema y un maki de los enrollados en alga que no recuerdo el relleno. Lo más flojo del menú. Nada destacabes. El arroz no estaba óptimo y el sabor justito. No se si fue un mal día de makis. Probaré otro día a pedir los especiales de la carta a ver que tal.

- Carrillera en salsa teriyaki: carrillera con una salsa espesita super gustosa. Muy conseguida la fusión.
- Berenjenas: fritas en bastones con una rica sala ligera. Me recordaban a las berenjenas con miel de caña que tomo en Málaga. Aquí sin miel, con una salsa rollo asiático. Muy buenas.

De postre, dayfukus de vainilla y te verde. Más rico el primero que el segundo.
Un par de tés para terminar.

Con el menú nos han incluido una botella de vino de Madrid correcto.

Total 34,50 por persona. Las cantidades de cada pase no son abundantes pero con todo el menú te quedas bien. Otra historia es que quieras petar la maquinaria. El precio está bien ajustado para todo lo que comes y su calidad.
Una pena el flojo pase de los makis, pero en cualquier caso es un sitio para volver

etiquetas:

listas: Alcalá y alrededores

Gath

Alvaro, me vas a poner colorao,

Oskar es un buen chaval, que tiene complicadillo introducir el gusto por lo japo e intenta hacer equilibrios en una plaza tan dificil.

Tenia ententido que pensaba ofrecer ramen, o lo mismo se ha visto obligado a quitarlo.

20 de marzo de 2016

Alvaro Armenteros

El jueves pasado lo tenía completo por la noche. No es mala señal de cómo le va.
Me suena que vi el ramen incluido en la lista del menú del día. Seguro que vuelvo así que lo buscaré bien!

20 de marzo de 2016

Gath

Me alegra que salieras contento de la visita, Oskar tiene ganas e ilusion por hacer un buen trabajo, y seguro que estos comentarios - me consta que lee las reseñas -, le daran mas fuerza para seguir creciendo.

7 de mayo de 2016

Er Pichi de Cai

+34 667 89 96 60

Calle Tomás Echeverría, 6 (Málaga) Málaga, Málaga provincia, España

guardado por 6 personas

ver más restaurantes andaluces en Málaga

Arte gaditano en Málaga

Alvaro Armenteros lo descubrió en agosto de 2017

me encanta, uno de mis favoritos

es quien más ha ido (1)

Sitio heredero de una taberna histórica gaditana, según he leído (diariosur.es/malaga-capital/201703/19/pichi-renace-malaga-201703...) para mayor fortuna de los malagueños y visitantes.

Local ubicado en la animada Tomás Echeverría de Huelin, a reventar de bares y restaurantes de todo pelaje. Pequeño, estrecho y ciertamente no muy cómodo. Deben tener 3-4 mesas y luego unos barriles para estar de pié, mas lo que puedan poner en la terraza (poca cosa porque tiene poca fachada). A priori, esto no es un punto positivo, pero creo que también le da un caracter muy marcado para el barreo, tapeo y guasa gaditana. Vamos, que quizás en otro local no tendría la gracia y ambiente que tiene ahora (o si, vete a saber) Mención aparte el lugar de honor para el poster de Mágico González. Épico.
Lo cierto, es que no reservan y hay que bregar para pillar sitio de cualquier tipo. En nuestro caso, optamos por ir recién abiertos y hacernos fuertes en una de las mesas del fondo, donde estuvimos en la gloria.
Ambiente festivo, con himno del Cádiz cantado por la concurrencia. Parece que todos los días hay cante de algún tipo, ya sea futbolero o carnavalero. Muy buen ambiente, salvo que no te mole el tema, que hay gustos para todos.

Er Pichi ofrece cositas gaditanas donde predomina el atún en diferentes preparaciones. Pescaíto frito, marisquito y algun guiso complementan la oferta.
No hay carta, sólo la pizarra con lo que van teniendo, además de lo que te cuenten los camareros (simpáticos y eficientes en la misma medida).

Probamos, para 4 personas

- Atún en manteca, delicioso
- Atún desmigado con alioli, que estando bueno, fue lo que menos me gustó
- Cazón en adobo, de corte y fritura como manda la ortodoxia gaditana. Perfecto. Buenísimo
- Tapa de papas con choco, guiso clásico también muy bueno
- Tapa de garbanzos con langostinos, otro guiso de altura
- Jamon ibérico, rico pero pelín salado para mi gusto. El único fallito de la comanda
- Langostinos jumbo de 250gr, abiertos y pasados por la plancha lo justo. Gloria bendita del mar
- Pulpo a la brasa, entero. Posiblemente lo mejor. Hay que pedirlo

A petar de comer, regando con cienes y cienes de cañas y un par de PXs de postre, arrojan un saldo deudor de apenas 32 pavos por cabeza, lo que me incita a atornillarme en la mesa una semana.

Vengan, vuelvan