Alvaro Armenteros

mostrando 13 sitios

Restaurante Tubal

+34 948 70 08 52

Plaza de Navarra 4 Tafalla, Navarra , España

guardado por 29 personas

ver más restaurantes comida rápida en Tafalla

olvídate si no eres cliente de primera

no me gusta

es quien más ha ido (1)

Parada para comer en ruta en este sitio que tiene de buenas referencias especialmente por sus verduras. Plan ideal para comer rico sin petar la maquinaria, que luego a tirar que hay más millas.
El sitio es muy grande, muy puesto. Suelo de madera noble, cuadros, y mesas más vestidas que la tía Angustias en una boda. Pinta a sitio de postín.
Nos sientan en una estupenda mesa redonda con sitio de sobra, sin apreturas. Nos dejan menús infantiles y nos toman nota para ellos mientras nos pensamos lo que pedir los mayores. Hasta aquí, todo genial. Pedimos 3 platos para compartir: alcachofas fritas con hongos y cigalas, espárragos blancos cocidos y un huevo en costra con crujiente de jamón . El primer punto negativo es que si pides cosas al centro para compartir, te aplican un sobrecargo del 10%. Primer sitio donde veo algo parecido. No me parece muy de recibo pero ojalá hubiera sido el único problema de la comida. En este punto, llegan de golpe la totalidad de las reservas y se pone todo hasta la bandera, y el impacto en el servicio es brutal: nos traen los espárragos pero luego pasan 15 minutos hasta que nos traen el resto, sin retirar la platos de los niños, que ya han terminado, ni el de los espárragos y sus dos salseras. En definitiva, tenemos una torre platos y salseras en el centro de la mesa, que permanecerán allí hasta nuestra marcha . Menos mal que la mesa es grande. Tras terminar nuestros platos, pensamos en rematar con un postre y cafés. Ilusos. Pasa un buen rato sin conseguir que nos atienda la camarera que tenemos asignada y por extensión ningún otro camarero. Todos parecen ir a otras mesas y ni siquiera miran a nuestra esquina. En un momento dado consigo contacto visual con nuestra camarera que me responde asintiendo. Nunca llegó a acercarse de nuevo. Abordo al camarero que atiende a la mesa de al lado, que también lleva un rato esperando a pedir sus bebidas. Me resulta ingrato tener que secuestrar su atención pero no me dejan otra. Le pido un café y la cuenta en vista del panorama. Me dice que OK. Otro rato después, se acerca a traer las bebidas a la mesa de al lado y me dice que ahora viene nuestra camarera. Malo. Nuestra camarera lleva todos estos ratos muy ocupada atendiendo otras mesas, con particular hincapié en una mesa grande que curiosamente ha tenido una fluida charla con el chef. Dicha mesa llegó después de nosotros. Y no vi en ningún momento platos acumulándose. Tras casi media hora desde que terminamos los plato, mi paciencia se acaba y nos levantamos a buscar un encargado. Nos remiten a uno que no termina de asumir tales galones, balbucea una especie de excusa pero que tiene una actitud muy lejana a la de honesta disculpa. Mi sensación es que simplemente quiere cobrarnos rápido y despejar el balón del área. El chef ni asoma la nariz. Nuestra querida camarera se acerca finalmente a traer la cuenta. Milagro. Para cobrar si se arrima.

Le dejo 2 estrellas porque la comida en sí estaba realmente buena. Pero que se queden con su restaurante de quiero y no puedo. Contrata más gente o no tomes tantas mesas. Que luego te retratas atendiendo bien solo a los amigos en detrimento del resto.

Queen Burger Gourmet

+34 913 58 05 42

Calle Castiello de Jaca, 14 <m> Las Tablas 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 18 personas

ver más hamburgueserías en Madrid

Decepción

no me gusta

un check-in aquí

Había visitado antes el Queen y me había gustado. Pensé que lo había reseñado aquí pero me he dado cuenta de que no, tras la visita de hoy.

Un bajonazo de nivel: pan descongelado de esos que se deshacen en migas chuscamente, carne y patatas frías. Sólo se han salvado el entrante de palitos de mozarella (ningún misterio) y uno de los postres.

No se si se ha tratado de algo de hoy, pero voy a tardar en volver

Queen Burger Gourmet

Álvaro, sentimos mucho lo que nos cuentas.

Con respecto al pan, no lo congelamos nunca. Nos lo sirven fresco cada día y así lo servimos nosotros; además, solemos estar muy pendientes de que siempre nos llegue en perfectas condiciones.

¿Podrías decirnos qué pasó con la carne y las patatas? La carne que ofrecemos es de excepcional calidad (pollo de corral, ternera de la Sierra de Guadarrama DO y entrecot de vaca madurada) y las patatas se cortan a mano todos los días.
ver comentario completo

17 de diciembre de 2017

Alvaro Armenteros

El problema de la carne y las patatas es que llegaron fríos. Y una carne fria por muy buena que sea, no se disfruta. Y podria haber pedido calentarla pero ni tenía tiempo ni me gusta pasada, que es lo que hubiera ocurrido. Y con las patatas no hay opción de recalentar. O están recién hechas o no están buenas

Respecto al pan, pues no estaría descongelado pero no me gustó nada. Se desmigaba y no era esponjoso.
ver comentario completo

17 de diciembre de 2017

Cantinho do Avillez

+351 211 992 369

Rua dos Duques de Bragança, 7 Lisboa, Portugal

guardado por 13 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Lisboa

Escaso

no me gusta

un check-in aquí

No voy a quejarme de la calidad de la comida, que era irreprochable. Pero encuentro mucha descompensación en la cantidad y los precios. No creo que la materia prima y su elaboración justifiquen el precio que tienen los platos. Por ejemplo, el pulpo a la brasa costaba 22 euros y traia un par de trozos de una pata (no era ni una pata entera) con una mínima guarnición. No era una elaboración compleja que resulte distintiva de otros sitios donde sirvan pulpo a la brasa. El sandwich MX que era básicamante una carne salteada y unas tortillas traía una cantidad muy rácana para rellenarlas. Todo rico, pero pagamos 80€ y salimos con hambre.

No me convence

Gath

Mucho ha cambiado por lo que leo. Hace años no era así.

16 de agosto de 2017

Alvaro Armenteros

No se, ya sabes que esto es muy subjetivo. Desde luego, público no le falta. Estaba a parir de gente. A mi personalmente me pareció una máquina engrasada de hacer pasta con precios subiditos explotando su fama...

16 de agosto de 2017

Miss Migas

Y yo que a este le tenía ganas...

17 de agosto de 2017

Lobo do Mar

+351 212 235 233

Avenida dos Náufragos Sesimbra, Portugal

guardado por una persona

ver más restaurantes de pescado en Sesimbra

Productazo. Servicio entre descacharrante y desesperante

Alvaro Armenteros lo descubrió en agosto de 2017

no me gusta

No tego suerte últimamente con el servicio en los restaurantes. Hoy acudí a este sitio por expresa recomendación de un buen amigo y me salió la visita bastante nefasta.

Por producto, preparación y precio, este sitio sería un 5 estrellas de libro. Pescado fresco del día preparado en una gran parrilla de carbón, por un precio de ganga. A saber; una cabra/cabracho hermoso (para 2), un lenguado de buen tamaño, bebidas y postres, además de los consabidos apertivos trampa portugueses que olvidamos rechazar vehementemente (no los tocamos pero los cobraron) ha salido por 50 pavos. Por ese género, una ganga.

Lástima que nos ha tocado el peor camarero del planeta. Ni maleducado, ni arrognate ni pasota. Simplemente un inutil empanao que no sabía ni donde estaba. No exagero cuando digo que para cada pedido que le hacía una mesa, hacía un mínimo de 4-5 viajes: ahora traigo el agua, ahora traigo el pan, ahora unas servilletas... y mientras las demás mesas en espera, porque sólo había ese camarero para el comedor (hay cuatro comedores y nos toco el del becario).

Grandes momentos:

- Le pedí una cerveza y para cuando me la trajo, me la dejó en la mesa sin abrir.... y le estuve reclamando la apertura de la botella durante 10 minutos. Surrealista. Casi la abro con el canto de la mesa. Al final vino otro camarero de otra sala y me la abrío ante mi petición deseperada.

- Los postres los fuimos a coger nosotros a una nevera porque el tio no los traia (se lo pedimos 3 veces)

- La cuenta la fuimos a pagar a la caja porque el tio no la traía (de nuevo 3 peticiones).

En fin, sería gracioso si no fuera porque te arruina la comida tanta espera.Para reirme me voy a ver un monólogo.

Supongo que sentados en otro de los comedores con otro camarero (con un camarero de verdad) la experiencia hubiera sido radicalmente opuesta.

Por lo que ofrecen y el precio os la podéis jugar, pero si os toca el elemento este no digáis que no estábais avisados.

sin fotos + añadir

Asador San Ramón

+34 622 78 41 11

Autovía A-2, salida 23 Calatayud, Zaragoza provincia, España

guardado por una persona

ver más restaurantes cocina casera en Calatayud

me salió el bombón pocho

Alvaro Armenteros lo descubrió en abril de 2017

no me gusta

Al igual que diría Forrest Gump sobre la vida, parar en la carretera durante un viaje largo, es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar.

En este caso, en un viaje por la A2 tuve a bien parar a la altura de Calatayud porque nos pilló el hambre a esa altura. A las afueras, vi el Asador Don Ramón con algunos coches en su parking y un cartel hablando de carnes a la brasa, y mis jugos gástricos tomaron el control del vehículo inmediatamente.

Todo lo acontecido en el local forma parte de una verdadera experiencia chicotesca (y quijotesca).

Comedor amplio con 6 o 7 mesas ya ocupadas. Nos sienta un señor con una camiseta de construcciones Nosequé que no tenía pinta de camarero (y no lo era, como supimos a posteriori).

Para la hambrienta chavalería. pedimos un plato de albóndigas con tomate que figuraba en el menú. Supusimos que siendo un plato de menú, lo tendrían hecho y serían rápidos. Ñeee, ¡error!

Para dos adultos, pedimos por antojo un chuletón y ensalada. La chica que nos atendió nos dijo que eran pequeños y que mejor traer dos. Pues vale.

Una vez tomada la comanda, empezó la espera y ya percibí que las demás mesas tenían también serios problemas para recibir su comida. Sólo atinaban a traer cestas de pan para calmar los estómagos y los ánimos.

Comprobé que sólo eran 2 personas atendiendo todo el comedor. La chica que nos tomó nota, que se la veía perdida y sobrepasada, y una señora más mayor que daba muchas órdenes a la otra pero no hacía realmente nada... y además se oían voces malsonantes desde cocina cada vez que entraba. Aquello pintaba malamente.

Ya pasado un rato sin noticias de las albóndigas, y con los niños a raya tan sólo con los chuscos de pan, nos trajo la ensalada, que al cabo de 3 minutos vino a recoger entre disculpas porque nos había puesto la del menú y la de carta era más grande. Pufff, chocho de los buenos.
Luego a una pareja de al lado le sirven un sólo primero, y poco tiempo después los segundos sin haber traído el primero de la otra persona.
Y de remate a otra les llevan un cesto de pan congelado. Colapso total. Fallaron hasta los cestos de pan.

Las miradas entre los clientes lo decían todo: "en qué momento hemos parado aquí".

Entonces, en lo peor de la crisis aparece un señor orondo que entra en la zona de camareros y cocina, preguntando qué tal va la cosa. Yo si no me contengo, me oye la carcajada hasta la Virgen del Pilar en Zaragoza. No escuché la respuesta, pero de inmediato empezó a ir mesa por mesa preguntando qué faltaba y a continuación empezó a dar órdenes al personal a diestro y siniestro. Cosas de puro sentido común, pero que no había atinado a hacer antes. ¡Había llegado el puto Señor Lobo!
Por arte de magia, los platos empezaron a fluir y pudimos comer. Hasta los niños. Las albóndigas que pedimos con idea de algo rápido terminaron por llegar...frías. Un despropósito.

Las chuletas también llegaron, y he de decir que era buen género.

En ese momento, para regocijo del personal, apareció otra mujer vestida de BBC (Bodas, Bautizos y Comuniones, no confundir con nada relacionado con fútbol) a la carrera por el comedor, y empezó a atender mesas también. La risión. A estas alturas, los sufridos clientes ya lo habíamos tomado todo con humor y tratábamos de disfrutar del show, ya que de la comida no nos lo pusieron fácil.

Un ultimo escollo fue la cuenta, ya que habían perdido las comandas y preguntaban a todas las mesas qué habían consumido. La mare de deu... si no llega a venir el Señor Lobo, aquello implosiona.
Total, que a nosotros nos hace la cuenta el jefe de carrerilla y nos pide casi 100 pavos.. por un plato de albóndigas y dos chuletas con ensalada. ¡Coño! ¡Si estamos en El Capricho y no nos habíamos enterado!
Preguntamos por el precio de las chuletas y nos dice que 40 cada una... que eran de un kilo cada unidas. Obviamente, no eran de un kilo ni por asomo. Tras pedir que lo aclarase en cocina, vuelve y nos pide disculpas, ya que realmente eran 950 entra las dos. Un despiste de nada... ojú.

A la salida, nos encontramos con el tipo que nos sentó inicialmente y nos cuenta que es de pueblo y les había echado una mano porque estaban saturados, ya que el Señor Lobo había dado el día libre a dos camareros sin tener en cuenta que había puente en Madrid ese fin de semana y habían parado muchos más coches de los esperados para un lunes.

Yo no sé que tal será la experiencia un día con la plantilla al completo y preparada, pero vamos, que no voy a tratar de averiguarlo. Le dejo 2 estrellas porque la carne estaba muy rica y porque a pesar de todo, intentaron darnos de comer aunque sin mucho tino.

PD: echo de menos algún monográfico de buenos sitios para comer en carretera en el 11870. A ver si nos animamos a hablar de más sitios de estos, que siempre viene bien tener referencias :)

CubaLibre

En el area 103 en la a2 siempre me han dicho que se come bien pero no lo he comprobado en persona.

3 de abril de 2017

sin fotos + añadir

Fonda Caracoles

+34 947 17 05 63

Luis Cervera Vera, 10 Lerma, Burgos provincia, España

guardado por 6 personas

ver más restaurantes asadores en Lerma

No te salgas del guión

no me gusta

es quien más ha ido (1)

Parada para comer durante viaje. Nos metemos en Lerma para ver si comemos algo diferente a un rancho de bareto de carretera (que o bien lo conoces de antemano o te arriesgas a comer regular)
Asador castellano en local antiquísimo con horno a la vista en la planta baja. Especialidad en lechazo, como la mayoría de los establecimientos del pueblo (bonito pueblo Lerma).
Además, selección de platos de setas en la carta, que fue lo que nos decidió a pasar (tras dos negativas en un par de sitios por estar llenos).
Como había que seguir viaje, evitamos la especialidad porque el llenazo estaba asegurado. Además, comer lechazo sin vino es comerlo a medias. Total, que nos pedimos unas setas lengua de vaca al ajillo para compartir y un platillo para cada uno (4 adultos) y un plato de pechuga de pollo y un huevo para 3 niños.

En mi caso, pedí huevos con morcilla y trufa. Mi consorte unos pimientos rellenos de boletus. Los huevos estaban bien: plato sencillo con 2 huevos, 3 piezas de morcilla, papas fritas y algunos pimientos tipo Padrón. Sobre las yemas de los huevos, unas láminas de trufa. En conjunto, rico. Pero muy caro a 16 pavos el plato.
Los pimientos en vez de al horno, iban rebozados y fritos, lo cual creo que quitaba gracia al plato. No gustó mucho.
Las setas compartidas, con gran expectación porque nunca las había probado, fueron un gran fiasco. Pasadas de sal tres pueblos. Arruinadas. Vaya forma de cargarse el producto. Pena.

Total, que sin vino, ni postres, ni café (¡no tenían café!) salimos a 25 pavos por adulto. Resumo: unos huevos, setas malas por unos 20 pavos (contando con lo que costó lo de los niños). Pinchazo total. Estoy seguro que si te limitas al lechazo y una ensalada, sales mucho más contento.

El servicio, correcto aunque un poco saturado por estar a tope.

Lo intentaré de nuevo en Lerma, pero para degustar lechazo y seguramente en otro sitio.

Restaurante SUCCO

+34 927 41 29 32

Calle Vidrieras, 7 Plasencia, Cáceres provincia, España

guardado por 13 personas

ver más restaurantes extremeños en Plasencia

para tapas es un pinchazo

no me gusta

Tiene buenas valoraciones y probé a tapear. La selección de tapas era corta, y simple pero para mal. Nada de tapas elaboradas, ni tampoco de sencillas pero de producto bueno. De batalla total.

No se que tal será para restaurante, pero para tapeo hay mejores opciones en Plasencia

Katyusha

+7 812 640-16-16

Nevskiy 22/24 San Petersburgo, Rusia

guardado por una persona

ver más restaurantes cocina internacional en San Petersburgo

El servicio ruso es su máxima (peor) expresión

Alvaro Armenteros lo descubrió en septiembre de 2016

no me gusta

Sitio decorado en plan tradicional, como si fuera la casa de tu abuela Svetlana, con cuadritos, adornos horteras, cojines... todo muy kitsch, quizás un poco pasao de vuelta. La terraza acristalada está un pelín menos recargada, que es donde yo estuve. Camareras con vestidos estampados de flores, en plan retro. Comida tradicional rusa, puesta en plan mono. Estética cuidada. Comida rica, de hecho. Problema: servicio insufrible. Lentísimos, para dar las cartas, para tomar nota, para servir los platos, para cobrar. Desesperante. Sensación de indolencia general en el personal. Da la sensación de que se van escondiendo de las mesas que se van impacientando. Está claro que no son capaces de atender el comedor lleno, como era el caso, pero no por falta de personal sino por falta de ganas. Sensación compartida con otros locales: mucho personal que da la impresión de que no quiere trabajar.

Toda la puesta en escena, el gusto por el detalle, etc. se va al garete con semejante servicio. Este sitio, bien atendido, estaría bien para probar cosas más tradicionales. Tampoco es que sea un sitio auténtico tradicional puro y super auténtico (estética muy medida buscando imitar lo tradicional) pero resulta agradable y por un precio razonable (no es nada caro)

A evitar salvo que esté vacío, y no se yo si aún así tendrías un buen servicio.

Noah

+34 910 13 89 75

Calle Cerrajeros, 14 Alcalá de Henares, Madrid provincia, España

guardado por 2 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Alcalá de Henares

Hay que saber mantenerse

Alvaro Armenteros lo descubrió en febrero de 2016

no me gusta

Actualización verano 2016.

Tras una visita reciente bastante desastrosa, le bajo a suspenso.


Si pido tres platos para compartir y me sacan uno a la media hora y otro 20 minutos después, y cancelo el tercero por aburrimiento y pérdida de apetito, pues el disfrute brilla por su ausencia. Y no era un momento de mucha afluencia de público, más bien lo contrario.

Asumo que debía pasar algo raro pero si tienes problemas en cocina y/o de personal, pues no tomes comandas que no puedes atender. Es contraproducente.

Una pena porque da al traste con las buenas experiencias pasadas. Tardaré en volver.

---------------

Es el Noah un sitio bastante de moda en Alcalá, o al menos eso me parece porque siempre está hasta las patas. A veces que un sitio esté tan de moda me da un poco de pereza porque me sugiere que la cosa ha trascendido lo culinario y ya se trata del rollo ver y dejarse ver. Suelen ser sitios de corte moderno, muy buen puestos, con personal muy buenrollista, donde todo el mundo está encantado y super feliz, y si te sirven un mojón con sobreprecio no pasa nada...Si el sitio es lo más, es lo mas. Y yo cuendo me veo en esas, me entra el síndrome del traje nuevo del emperador...¡pero si está desnudo! ¿nadie se da cuenta?

No digo que siempre sea así, pero alguna vez si me ha pasado, y me entran ciertas reservas ir a un sitio que ya he catalogado mentalmente en el grupo "Emperadores en bolas"

Pero como en el fondo me va la marcha, al final siempre pico y voy al sitio de rigor a ver que me sale en la ruleta de la fortuna. Y esta vez tocó premió en vez de síndrome.

Como he dicho, el Noah es un local chulo, bien montado, con una zona de barra con mesas altas, y repisas en el ventanal para picoteo-tapeo. Por las noches está zona también funciona como sitio para tomarte unas buenas copas (otro gin-club y van....). al extremo de un pasillo está la zona de mesas para comer o cenar más "tranquilos" (realmente no es un sitio tranquilo, el ruido de la zona de barra llega claramente al comedor). No tiene muchas mesas así que siempre conviene reservar en fin de semana.

Del comercio, la carta tiene cosas de cocina actual y una sección específica de japo fusión. Esto último se centra sobre todo en (*)-makis: makis, uramakis, futomakis y temakis.

Hemos probado para compatir:

- Pulpo braseado con ras el hanut y cremoso de papata: muy rico de sabor. El toque de especias le daba un buen toque añadido al clásico pimentón. Los trozos más gruesos de la pata estaban un pelín duros... lástima.

- Urumaki de bogavante y tropecientas cosas más: muy bueno. Les ha gustado hasta a mis padres que no comulgan mucho con estas cosas del lejano oriente.Por lo visto en otras mesas (soy muy voyeur, por no decir cotilla) todos los rollos tenían muy buena pinta.

- Tempura de verduras: nada innovador ni revolucionario aquí, pero hay que decir que estaba bastante bien hecha y, sobre todo, que las dos salsas de acompañamiento (agripicante y mayonesa de soja) estaban muy buenas.

Para principales he probado

- Rabo de toro (mi eleccion) deshuesado sobre patatas panaderas. Guiso clásico al que sólo le dan una presentación un poco más vistosa. Estaba bastante bueno. Las papas también, eran panaderas en plan casero, ricassss.

- Taco de Bacalao: buena proción en muy buen punto de cocción. El guiso que había en el fondo estaba muy bueno pero no recuerdo lo que llevaba. Si se descuida mi padre me lo como entero.

- Tartar picante de atún, que mi querida consorte no se ha dignado a dejarme probar. Mal dolor le de. Pero me dice, que estaba mal cortado (trozos demasiado grandes) pero bien aliñado

Además, una mini hamburguesa de rabo de toro para el heredero de mi ingente fortuna (juuaaa)- Muy apañao lo de las mini burguers para los niños, y para los no tan niños que no han parado de sacarlas a otras mesas y a la zona barra como si las fueran a prohibir.

De postre, una torrijita muy rica... para entrar en campaña torrijera :)

Riego consistente en botella de vino blanco godello Mara, muy bueno, y un par de copas de tinto Jumilla Goru que no conocía y que ya me he apuntado porque está muy rico.

La dolorosa no lo ha sido demasiado. A 30 leuros por barba (contando sólo adultos), aunque si se piden postres y café para todos, supongo que la cosa cotiza en torno a los 40. La RCP no lo peta, pero lo considero correcto.

El servicio es atento y simpático aunque podria entender que para algunos pueda bodear el colegueo excesivo. A mi no me ha supuesto problema

Aunque haya habido algún fallo (ese pulpo algo duro, ese corte del tartar), la experiencia ha sido bastante buena.

Es un buen sitio para volver a probar más cositas. Lo veo muy bueno para cena de grupo con ronda de espirituosos posterior. No vayas en plan romántico, salvo que tu romanticismo guste de decibelios.

Wagamama

Terminal 5, aeropuerto de Heathrow Londres, Reino Unido

guardado por 2 personas

ver más restaurantes en Londres

estética sin sabor

Alvaro Armenteros lo descubrió en agosto de 2016

no me gusta

Tras un vuelo largo, tomarme un rico ramen a la espera de mi vuelo final a casa me sonaba a plan maravilloso. Había leído sobre la cadena Wagamama que tiene bastante presencia en Londres, y resulta que en la terminal 5 de Heathrow hay una sucursal... y allá que fuimos llenos de ilusión.

Atención rápida, eficiente y agradable. Mesas corridas muy largas para tomar tu comida. Cervecita fresca. Y carta amplia con 3 o 4 tipos de ramen en ella. Ole. Pedimos 2 tipos distintos, con descripciones muy sugerentes ambas. Unas gyozas para amenizar la espera.

Pues tras la fresca cerveza, el resto fueron decepciones. Las gyozas, sin sabor. Malas. Luego llegaron los sopones, con buen tamaño y muy buena pinta. Nos venimos un poco arriba. Primera cucharada, y mi gozo en un pozo. El caldo sin ninguna sustancia. Flojo. Triste. Todo fachada. Esa chica guapa que te tiene loco desde la distancia, y un día hablas con ella y te das cuenta de que no te dice nada, que es aburrida, que tiene menos chispa que Jose Angel de la Casa cantando goles (off-topic: este hombre sólo perdió la compostura en el mítico España-Malta). El otro ramen era algo más picante pero también fallido... una pena.

Al menos de precio no fue abusivo, para estar en un aeropuerto. No se si las sucursales en la ciudad serán mejor, pero esta ha sido un pinchazo...