Alvaro Armenteros

Restaurante Gourmand

+34 915 45 84 48

Calle de Bretón de los Herreros,39 <m> Alonso Cano 7 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 276 personas

ver más restaurantes belgas en Madrid

Inicio desastroso y remontada

está OK

Ayer fui a cenar al atelier con 4 amigos. Había leído cosas muy buenas del sitio y encima tenía una reserva del 30% del tridente, así que me estaba frotando las manos, anticipando el disfrute...

El hostiazo inicial fue chungo de narices. Me explico: llegamos puntuales a las 22:00 y nos sentaron en la mesa. Nos preguntaron por las bebidas y pedimos una botella de cerveza grande para compartir (Triplet Karmeliet). Comenzamos a charlar mientras esperábamos las cartas para pedir. Nos trajeron unos bastancillos de pan con hummus (muy rico) a mode de aperitivo. Hasta aqui, todo normal. Lo anormal fue pedir la cena a las 22:45. Fue un despropósito. Al rato de ver que no traían cartas a mosquearnos. Allí había mucho movimiento pero nosotros parecíamos invisibles. Al preguntar a un camarero que cazamos al vuelo (nadie se paraba a preguntarnos si estabamos atendidos ni nada parecido) nos dijo que las cartas y la comanda las tomaba sólo la jefa de sala. Vaaaaaya. La susodicho se acercó y se excusó diciendo que "no ltenía cartas disponibles, que estaban todas ocupadas" ¿¿¿WTF???. Y no sabía si me tomaban el pelo o me decían la verdad, pero ninguna de las dos opciones dejaba muy bien al restaurante. Decidimos esperar un poco más, porque en el fondo estábamos de buen rollo y de charleta entre amigos.

Pues de nuevo, otra minutada esperando las dichosas cartas. En un punto, cuando ya llevabamos media hora, pillamos por banda a la jefa de sala (levantando un poco la voz porque parecía que no quería acercarse a nuestra mesa) y le mostramos nuestro malestar por el pésimo servicio. Como única respuesta, obtuvimos un "lo se y lo siento", con una sonrisa más forzada que una mueca de introspección de Jason Statham. Mentalmente ya estaba redactando la crítica de 1-2 estrellas.

Podíamos habernos ido pero a esas horas íbamos a cenar en el burrikin. Nos sirvieron otra ronda de hummus y otros aperitivos, así que nos quedamos. Fueron un martini en unas mini botellas de mirinda, unos pinchitos de queso, y pan con una mantequilla suprema de buena. A los 40 minutos nos trajeron las cartas (aleluya, shurmano) y a los 45 pudimos pedir. Fueron 45 minutos desde que nos sentamos hasta que pedimos. No hay forma de justificar semejante desastre de atención en la sala...Si nos quedamos fue porque teniamos hambre, nos daba pereza ir a buscar otro sitio y porque los aperitivos y la birra estaban ricos, pero creo que mucha gente se hubiera largado antes.

A partir de pedir, las cosas remontaron el vuelo gracias a la labor de la cocina
, que sacó los platos con relativa presteza y con un resultado de nivel.

Pedimos para compartir 4 entrantes, 3 segundos y 2 postres.

Entrantes

- Foie micuit: excelente. Hay que ser muy paquete para cagarla con un foie. Pero este no sólo estaba correcto, sino que estaba deliciosamente preparado.

- Mejillones al curry: aunque los bichos me parecieron un poco reguleros en cuanto a tamaño, la salsa lo compensaba con creces. Absolutamente exquisita. Cuchareamos con las conchas todo lo que pudimos.

- Croquetas de quisquillas: suaves y con sabor. Un pelin por debajo de los anteriores.

- Tortilla belga: rica, pero el entrante más flojo para mi.

Principales

- Raya a la mantequilla negra: exquisita. Preparación en su punto y bien acompañada de un pure muy rico

- Bacalao con muselina: también muy rico, pero me gustó más la raya

- Steak tartar: muy correcto, pero me gustaron más los pescados. Hace poco estuve en un sitio en Alcalá donde me prepararon un steak tartar mejor

Postres:

- Chocolate en texturas: variable según la textura. Me gustaron un par de ellas sobremanera y otras me pareciern más normalitas.

- Tarta fina de manzana con helado: cojonudísima. Crujientita en la base, de excelente sabor y con un helado acompañando super bueno.

Durante los postres vino la jefa de sala (la primera vez que vino ella por su propia voluntad) y nos ofreció una botella de cava por las deficiencias al inicio de nuestra cena). Creo que era lo mínimo que podía hacer.

Regamos todo con Triple Karmeliet, Chimay reserva y otra Noseque Boon de fermentación espontánea. La Karmeliet fue la que más me gustó.

El precio tras el descuento (solo en comida, no en bebida) se quedo en unos 38 pavos por barba, que es un muy buen precio por la calidad de la comida.

En resumen, por la comida se merece 4 estrellacas pero el servicio fue pésimo en la parte inicial, como para ponerle 2. Le dejo 3 estrellas en plan salomónico, con ganas subirle si vuelvo otra vez y tengo más suerte y pillo carta antes que otras mesas ;)

PD: si alguien tiene una imprenta que les haga una oferta a los del atelier para imprimir más cartas, que lo necesitan como el agua de mayo...

etiquetas:

listas: restaurantes

Yanzoo

Toda la razón!!! Lo de la carta impresentable! Mira que me gusta este sitio pero esos detalles ni en el bar manolo de toda la vida....

20 de septiembre de 2014

Gath

Una pena que el mal servicio pueda disminuir tu satisfacción por la comida. En nuestra última visita, ya estaba esa jefa de sala, que nos confesó que llevaba pocos días trabajando allí, pero no notamos nada anormal.

20 de septiembre de 2014

spider72

Bueno, qué cosa más rara...aunque lo de la botella de cava me parece un detallazo, aunque pelín tardío

21 de septiembre de 2014

ciudades

listas

valoraciones

3 estrellas 40%

etiquetas

categorías 11870