416 sitios, 212 siguiendo, 389 seguidores, 147 descubiertos, 91 check-ins, 100.362 visitas

Para más info...
linkedin.com/in/robertoheredia

Roberto

Velvet Avenue

+34 915 62 79 42

Calle Santo Domingo de Silos 6 <m> Santiago Bernabeu 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 15 personas

ver más restaurantes en Madrid

Local cool para comer bien y tomar algo

me gusta

Un nuevo Le Marquise llega a Madrid, en un local amplísimo, con mucho espacio libre que oxigena y se agradece. 20 mesas para cenar y otras 20 mesas con sofás para tomar algo, en un espacio muy grande. Gente guapa y algún famosete.

Respecto a la cocina, probé un pulpo a la brasa muy bueno, un risotto con boletus también rico y luego un tataki de atún impresionante. De los mejores que he probado, justo en su punto. Una carta de las que me gustan, sencillas pero suficientes, de las que te apetece probar multitud de platos y te da rabia no poder compartir más.

Si bien el restaurante no tenía muchas mesas ocupadas (algo que da mala espina y hace temer que pueda pasar problemas) luego después de cenar el local se llenó para tomar una copa, con todas las mesas con sofás llenas, así que es de suponer que poco a poco vaya cogiendo fuerza en su parte de restauración. Es ma´s asequible en precio de lo que parece que pretenda transmitir (35€ sin vino)

Desde fuera nadie diría que en el piso inferior hay un local tan amplio y bien montado, eso sí. Tiene aparcacoches.

etiquetas: , , ,

listas: Restaurantes, Resturantes románticos

Ignacio B. toma este comentario con cautela

No soy muy partidario de escribir comentarios ni hacer juicios de valor. Sin embargo, ayer estuve en este restaurante y quede sorprendido por el maltrato al que fuimos sometidos sin necesidad.
Respecto a la calidad de la comida no tengo nada que decir, pues todo era aceptable.
Respecto al servicio, la expectativa observada respecto a la esperada deja mucho que desear. En un primer momento, solicitamos de aperitivo unas cervezas y una manzanilla. Posteriormente pedimos la comanda y una botella de vino. Insistí en que quería un lomo alto muy poco hecho. La sorpresa es que el vino (Emilio Moro 2011) no se encontraba en adecuadas condiciones de conservación y cuando quisimos devolverla, en vez de asumir, callar y cambiar, tuvimos que soportar a un metre que se llevo la botella y nos comento que a él le parecía que estaba bien. Sólo nos quedo como opción solicitarle una botella de gaseosa, sorprendidos, ante la reacción observada. Tremendo calimocho.
Lastima que llego el plato principal y efectivamente el lomo alto estaba en su punto y no poco hecho. Se tuvo que callar, pues fue evidente mi insistencia inicial, se lo llevo pero posteriormente tuve que aguantar un comentario: "No pensaba cenar, pero gracias a Ud. voy a cenar lomo alto", no es que me importe mucho su vida, pero me pregunto si será practica habitual del mismo esta jugada.
Se nos ocurrió tomar una copa. Me equivoque, había solicitado una Coca-Cola, en vez de, Coca-Cola Light. Teníais que ver la mueca de desaprobación que tuve que aguantar del camarero al solicitar el cambio.
Llego la hora de pagar, finalmente no nos cobraron el vino ni la gaseosa, nos cobraron 4 cubiertos, cuando no nos habían puesto ni pan durante toda la comida y alguna manzanilla de más. El precio final fue de 234€, aproximadamente 60€ por persona, sin vino.
Lamento haber tenido esta mala experiencia, que podría haberse evitado desde una atención al cliente más adecuada.
ver comentario completo

26 de mayo de 2012

ciudades

valoraciones

4 estrellas 40%

categorías 11870