275 sitios, 369 seguidores, 90 descubiertos, 53.059 visitas

Aficionado a la (buena) gastronomía. Periodista de la vieja escuela. Me gusta escribir para compartir mis experiencias. Como de todo siempre que esté bueno. Alg...

Carlos Maribona

mostrando 5 sitios

Oam Thong

+34 913 07 55 55

Calle Navarrete, 9 <m> Las Tablas 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 251 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Curries de lujo

me gusta

Oam Thong es un buen restaurante de cocina tailandesa en una ciudad donde abundan los establecimientos orientales pero escasean los que ofrecen un nivel suficiente de autenticidad. No hay aquí decoraciones espectaculares ni ambiente fashion. Más bien todo lo contrario. Pero lo que sí hay es una cocina muy auténtica, en la que el picante, protagonista principal de los platos tailandeses, no se reduce ni se elimina. Y tampoco se evitan las potentes hierbas y condimentos que son la gracia principal de la gastronomía del antiguo reino de Siam.
Los madrileños han respondido a ese respeto por la cocina original, algo que no siempre le ha resultado fácil a su propietario, Po Hai Chiu. Ahora, los llenos casi diarios confirman que lo auténtico acaba imponiéndose. A través de reiteradas visitas durante sus cuatro años largos de vida hemos podido comprobar que cada vez se come mejor en esta casa. Como ejemplo, la sopa tom yam goong, a la que en una nueva versión se le ha añadido leche de coco que suaviza ligeramente el picante y le da un toque más delicado, perfectamente integrado con la frescura del cilantro y el sabor peculiar del genjibre, que sustituye a la galanga, que es el ingrediente usado en Tailandia, igual de aromática pero menos punzante. En cualquier caso, los langostinos se añaden a la sopa en el último momento por lo que quedan en su punto, nada que ver con esas piezas tiesas por el exceso de cocción con que suelen castigarnos en otros asiáticos de Madrid. Muy buenos también los tallarines pad thai, con gambas, huevo y cacahuetes picados, que se aderezan con lima (en Tailandia es tamarindo) y se acompañan con chile molido para aderezarlos al gusto.
Pero donde Oam Thong alcanza el mejor nivel es con los curries, a los que se dedican unas jornadas que permiten disfrutar con una gran variedad de ellos. Curries secos, menos conocidos, como el de pollo panang, suave y cremoso, o curries caldosos, más tradicionales, con ingredientes diversos. Por ejemplo el massaman, un curry rojo de venado tradicional del sur de Tailandia, con la carne muy tierna y sabores intensos. Junto a los de Sudestada, estos son los mejores curries que se pueden tomar en Madrid. Naturalmente, picantes, aunque siempre están dispuestos a reducir o a aumentar el punto en función de los gustos del cliente. Y suavizados con el imprescindible arroz blanco. Por si acaso, en la carta se especifica el grado de picor de cada plato. La cerveza es buena compañía, aunque la carta de vinos resulta bastante completa, sobre todo en el apartado de blancos adecuados para beber con unos platos tan especiados. Los postres, poco orientales, siguen siendo prescindibles.

etiquetas: , ,

listas: Cocina asiática

sin fotos + añadir

Zen Vintage

+34 913 51 02 19

Calle Inglaterra 3 Pozuelo de Alarcón, Madrid provincia, España

guardado por 22 personas

ver más restaurantes asiáticos en Pozuelo de Alarcón

Puesta al día

me gusta

Roger Chen, propietario de varios chinos en Madrid, entre ellos el lujoso del hotel Palace, ha dado un vuelco a su primer restaurante, al de Pozuelo, rebautizado como Zen Vintage. Vuelco en la decoración, en tonos rojos, muy sofisticada, a la que ha incorporado muebles y otros elementos antiguos traídos expresamente desde China. Y vuelco en la carta, a la que ha incorporado un amplio apartado de especialidades japonesas.
La amplitud de la carta dificulta la elección, aunque en contra de lo habitual no rebaja la calidad media. Tres menús degustación (Zen, Pekinés y Nikkei, entre 25,50 y 32,50 €) simplifican el trámite. En cualquier caso, entre los platos más recomendables están unos muy correctos dim sum al vapor, sobre todo los de gambas y cebollino. Buenas entradas también el cangrejo de caparazón blando frito con pimienta sechuán y el tartar de atún con tobiko. Menos logrado el tiradito de lubina, al que le falta intensidad. En la parte japonesa, aceptables los niguiriris tradicionales y mejor los uramakis o rollos, más creativos, con alguno especialmente atractivo como el de atún y salmón con aguacate y mayonesa picante o el muy sofisticado de bogavante con hoja de shiso, aguacate, copos de tempura y tobiko. Para acompañar todo están buenos los noodles (fideos chinos hechos a mano) con salsa de judías negras y ternera y los vermicelli (cabello de ángel oriental) al estilo de Singapur.
A pesar de las novedades, el pato sigue siendo el producto estrella de Zen. Bien el tradicional laqueado al estilo pequinés, bien el crujiente, que primero se guisa con pimienta de Sechuán y luego se tempuriza para darle su peculiar textura.
Los postres, como suele ser habitual, son prescindibles. Y la bodega resulta suficiente.

etiquetas: , , ,

listas: Cocina asiática

Gingerboy Take Away

+34 915 94 31 94

Calle Murillo 1 (Plaza de Olavide) <m> Iglesia 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 169 personas

ver más restaurantes comida para llevar en Madrid

La cocina del sureste asiático en casa

está OK

Un establecimiento de comida para llevar, que es como siempre hemos llamado en España a lo que ahora nos quieren imponer como “take away”. Pero comida para llevar de bastante calidad, que empieza a trascender los límites del barrio de Olavide, en el que se encuentra. Al frente, Andy Boman, cocinero sueco, buen conocedor de la cocina del sureste de Asia, que a sus 34 años acumula una amplia experiencia en restaurantes de su país, de Londres, de Australia y de Tailandia, y que desde 2007 reside en Madrid, trabajando primero en Asiana y luego en un catering. En su pequeño local dispone de una mínima barra donde pueden comer apenas cuatro personas, pero el fuerte de su oferta está en los platos para llevar, que también se envían de manera gratuita a domicilio a varias zonas de Madrid con un pedido mínimo de 15 €. Se han cuidado mucho los envases, al más puro estilo neoyorquino, que garantizan que la comida llega en las mejores condiciones y a su temperatura adecuada y suponen un esfuerzo por darle categoría a esta fórmula de comida a distancia, que como demuestra Gingerboy no tiene por qué estar identificada con cocina de bajo nivel.
Carta breve, que se puede consultar por internet, con platos del sur de Asia, especialmente tailandeses, elaborados al momento con productos de calidad y que llevan el sello de lo auténtico. En todos los casos se aprecia la frescura de los ingredientes y de las hierbas y condimentos, fundamentales en la cocina oriental, que aportan sabores intensos. Resulta original el gazpacho tai (4,95 €), con lemongrass y lima, y muy frescos los rollitos vietnamitas (5,95), aunque la masa de arroz resulta un tanto chiclosa. Entre las entradas sobresalen las brochetas (satay) de pollo (5,95), con una excelente salsa caliente de cacahuetes. Muy bueno también el pad thai (9,50), tallarines de arroz salteados con langostinos, cebolleta y brotes de soja. Si prefieren, también hay tallarines de huevo (Singapur noodles) o de trigo (udon noodles), con verduras y carne o langostinos a elegir (entre 9,50 y 10,95). Está rica la hamburguesa de cordero (10,95) con pan integral y queso de cabra. Sin embargo decepciona por completo el pato crujiente (16,95) con melocotones caramelizados. Trozos mal seleccionados que no están crujientes pero sí poco hechos. Nada que ver con los curries (entre 9,95 y 13,95), potentes y frescos a la vez, de los que se ofrecen tres variedades con distintos grados de picante y diferentes ingredientes: pollo, pato, lomo de vacuno, langostinos y vegetariano. Como pega, el punto de picante, algo escaso en el curry verde, señalado en la carta como más fuerte. Hay que pedirlos con arroz jazmín (2,50) que los acompaña perfectamente. La oferta se completa con platos para niños y tres postres, entre ellos una agradable panacota de maracuyá con frambuesas (4,95). Disponen también de algunas cervezas y una selección de vinos.

etiquetas: , , , , ,

listas: Cocina asiática

Restaurante Bishoku

- cerrado

Paseo de San Francisco de Sales, 27 <m> Islas Filipinas 7 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 17 personas

ver más restaurantes japoneses en Madrid

Correcto panasiático

está OK

Nuevo restaurante asiático en San Francisco de Sales, una zona en la que apenas hay restaurantes de este tipo. No soy muy partidario de esas mezclas orientales que engloban lo mismo sushis y tempuras que pato laqueado y dimsum, añadiendo además platos vietnamitas o tailandeses, y en los que se pierde la referencia. Aún así, impresión positiva en general.

Local muy agradable, bien decorado, con bastantes detalles, incluidos unos palillos metálicos de diseño. Y carta larguísima con esa mezcolanza de la que les hablo.
Muy flojo el sushi, todo lo contrario que el dimsum a la plancha, francamente bueno.
De la sopa tom yam kung sirven sólo el caldo, muy concentrado, en una tetera. Tiene buen sabor, aunque resulta algo escasa de picante.
No está mal el pato "vietnamita", salteado y ligeramente picante, que se sirve con hojas de cogollos de lechuga y menta para envolver las lonchas del pato y comerlo con la mano. Ración extrañamente corta para lo habitual en restaurantes asiáticos.
Prescindible el postre. Por ejemplo, el helado en tempura tiene un rebozado muy basto.
La carta de vinos, escasa. Mayor y mejor la variedad de cervezas de diferentes países asiáticos.
Menú a mediodía por 15,50 €. Precios razonables aunque no es muy barato.

etiquetas: , , , , , , , ,

listas: Cocina asiática

Restaurante Sudestada

- cerrado

Calle Ponzano 85 <m> Cuatro Caminos 1 2 6 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 459 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Confirma expectativas

me encanta, uno de mis favoritos

El nuevo Sudestada, tras la larga espera por causas burocráticas, confirma todas las expectativas. La excelente cocina asiática de siempre, potente y fresca a la vez, y un local más adecuado, amplio y espacioso. Ya lo era, pero ahora con más motivos va ser sin duda uno de los restaurantes del año que comienza.
Todavía están renovando la carta de vinos (mantienen la anterior) y no han hecho grandes cambios en los platos, algo que empezarán en breve. Lo mejor, como siempre, ese menú por 38 euros. De lo nuevo, un espectáculo el arroz crocante con cerdo, chorizo y gambas. Y de lo de siempre, impresionante el curry rojo de carrillada de vaca.
Las caipirinhas y las caipiroskas siguen siendo las mejores de Madrid, y aunque han subido de precio (7,50 y 10 € respectivamente) siguen siendo más baratas que en la competencia.
Lo seguiremos con atención.

etiquetas: , , , , , , , ,

listas: Cocina asiática