275 sitios, 370 seguidores, 90 descubiertos, 52.961 visitas

Aficionado a la (buena) gastronomía. Periodista de la vieja escuela. Me gusta escribir para compartir mis experiencias. Como de todo siempre que esté bueno. Alg...

Carlos Maribona

mostrando 5 sitios

Thai Garden 2112 (The Garden)

+34 915 77 88 84

Calle de Arturo Soria 207 <m> Arturo Soria 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 65 personas

ver más restaurantes asiáticos en Madrid

Jardín tailandés

Carlos Maribona lo descubrió en junio de 2011

me gusta

Del mismo propietario que los desaparecidos Thai Gardens, este The Garden responde perfectamente a la nueva ubicación, con un espléndido y tranquilo jardín ideal para estas noches de verano. Jardín que, como el comedor interior, está decorado con motivos orientales, desde orquídeas hasta budas de piedra. La carta es más breve que en los anteriores locales, pero se mantiene la línea, con platos tailandeses, especialmente del norte de aquel país, que permiten una aproximación a esa milenaria cocina aunque acusando una cierta occidentalización, aligerando la potencia original de las elaboraciones para adecuarla al “gusto español”. De todas formas, si se quieren sabores auténticos no hay más que pedirlos. Esta es una cocina para compartir, con los platos al centro de la mesa, con la única excepción de las sopas, que merece la pena probar. Aún así hay una división entre entradas y principales. De las primeras, están ricas las brochetas de pollo marinado en leche de coco y hierbas que se hacen a la parrilla y resulta refrescante la ensalada de vermicelli, esos finos fideos transparentes que se acompañan con pollo, langostinos, zumo de lima y toronjil. También buenos los “poh pia thoot”, los clásicos rollitos primavera que llegan bien crujientes y que se comen envueltos en hojas de lechuga con menta fresca. Fallan por completo las empanadillas al vapor rellenas de langostino con la masa basta y chiclosa. De los platos principales probamos los langostinos al curry rojo, demasiado suave; el pollo en tiras y rebozado con una salsa de tamarindo, guindilla y albahaca, francamente bueno; y la ternera salteada con verduras en salsa de ostras. También el tradicional “pat thai”, los tallarines salteados con verduras, soja y cacahuetes. Todo muy correcto en líneas generales pero con esa reducción de potencia. Para terminar, lo más adecuado es el plato de frutas exóticas o algún buen helado de los que se ofrecen. La parte más negativa está en la bodega. Muy pocos vinos, especialmente blancos que son los más adecuados para esta cocina, y a unos precios exagerados. Casi mejor beber cerveza tailandesa. O algún buen cóctel, que los hay.

etiquetas: , ,

listas: Cocina tailandesa

Olio

Estaremos pendientes, ...

14 de junio de 2011

Fuku

+34 917 81 63 16

Calle Marqués de Villamejor, 8 <m> Rubén Darío 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 98 personas

ver más restaurantes japoneses en Madrid

Japo para Serrano

está OK

Del mismo grupo que Ayala Japón este es un sitio pensado sobre todo para satisfacer al público de esa zona de Madrid en la que tan importante o más que la comida es el ambiente y la decoración. Y ahí han echado el resto sus propietarios. Minimalismo, suelos de madera, luces que surgen de las paredes, estructuras también de madera que enmarcan algunas mesas, una acogedora barra de sushi… son detalles que están más orientados a una clientela fashion que busca un sitio donde reunirse para comer algo ligero y sin más pretensiones. Aún así, el nivel de la comida de Fuku es más que correcto. Todo de la mano del maestro sushiman Yoshie Osanay, que emplea un producto aceptable y que se maneja mejor con las elaboraciones más exóticas que con las clásicas. Al buen funcionamiento del local contribuye un amable y diligente servicio de sala que incurre en ese defecto tan habitual de los restaurantes asiáticos de traer un plato tras otro, o incluso varios a la vez, con un ritmo que llega a ser agobiante.
Carta bastante extensa, en la que tienen protagonismo los sashimis y los sushis. Los niguiris se basan en un buen arroz, pero resultan algo irregulares. Y encontramos muchas variedades que se inspiran en las creaciones de otros colegas. Está muy bien el de pez mantequilla con trufa (5 €, dos piezas), mientras que el de wagyu (8), pasado por el soplete, no vale nada. Destacan más los maki roll creativos. Por ejemplo están francamente buenos el “dancing roll”, relleno de anguila y aguacate (11,50), y el roll de soft shell crab (9,50), el cangrejo de caparazón blando. De los tartar probamos el de toro con caviar (18,50), rico de sabor pero tan machacada la ventresca del atún que parece más un puré. Y en el capítulo de tempuras nos sirven la mixta (13,50), correcta, aunque mejor la de verduras que la de langostinos. Hay otra, muy agradable, de cangrejo de caparazón blando con una salsa cremosa picante (10). Uno de los mejores platos es el teriyaki de toro (16), que se sirve con rábano picante y mostaza. Y como complemento, un yakisoba (8,45), tallarines salteados en el wok.
Ya es casi un tópico decir que los postres en estos restaurantes son prescindibles. Fuku no supone una excepción, como confirmamos con un sake de mango (6) hecho con un zumo absolutamente industrial. Muy flojo. Para beber, una bodega suficiente para este tipo de cocina y una completa oferta de sakes y de tés orientales.

etiquetas: , , , , ,

listas: japoneses

Restaurante Largo

+351 213 477 225

Rua Serpa Pinto 10a Lisboa, Portugal

guardado por 8 personas

ver más restaurantes portugueses en Lisboa

Lo último en Lisboa

Carlos Maribona lo descubrió en abril de 2010

está OK

La cocina portuguesa se moderniza. También sus restaurantes. Largo es una de las novedades más recientes de Lisboa, abierto a primeros de este 2010. El veterano Miguel Castro e Silva, uno de los cocineros más respetados en Portugal, está al frente. Situación inmejorable en pleno Chiado, junto al teatro San Carlos. Local grande, puro diseño. Todo muy fashion, con detalles como las peceras oscuras de la pared en la que se mueven medusas vivas que van cambiando de color con un juego de luces. Lo fashion, y unos precios bastante altos, predominan sobre la cocina, aunque el producto es de calidad. Platos cosmopolitas que se alternan con otros de raíz portuguesa que son los mejores. No dice nada el tataki de atún con lechugas variadas. Insulso un róbalo (también aquí perfecto de punto, la cosa va mejorando) con una crema de berberechos anticuada e igualmente insulsa. Mejoran unas lulinhas (chipirones) salteadas: patitas y aritos pasados por la sartén, crujientes en general aunque algunos demasiado tiesos. Pero el plato de la comida fue el bacalao a 80 grados, excelente, con un ligero pilpil por encima y unas migas de poejo alentejanas (guarnición que se va extendiendo por los restaurantes lisboetas). Plato que enlaza con la tradición portuguesa y que marca el nivel que puede alcanzar el cocinero. Rico el pudin de miel de las Azores, bizcochito jugoso acompañado de requesón y que sigue la tónica de postres muy dulces que uno encuentra por estas tierras. Al final, con dos copas de un Dao de la casa, algo más de 50 euros.

etiquetas: , , ,

listas: Portugal

Ham&Champ

Jorge Juan, 33 <m> Velázquez 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 9 personas

ver más delicatessen en Madrid

Jamón y champán

Carlos Maribona lo descubrió en febrero de 2010

está OK

Este nuevo espacio se encuentra en el mismo local de Sula, entrando a la izquierda, donde en los primeros tiempos estaba la tienda de productos gourmet. Una sala pequeña y muy acogedora con media docena de mesitas.
Se trata de un espacio exclusivo en el que únicamente se servirá jamón ibérico de Joselito (José Gómez, el dueño de Joselito, es uno de los socios propietarios de Sula) y champán Moet Chandon y Dom Perignon. Una buena combinación. Aunque con precios bastante disuasorios.
Una tapa de Joselito Gran Reserva con una copa de Moet Chandon, 9,95 €.
Si la copa es de Moet rosé, 12 €. Y si la copa es de Dom Perignon, 25 €.
Como ven, muy caro.
Curiosamente es más razonable la otra opción: una ración completa del mismo jamón y una botella de champán entera. Si es de Moet, 63 €; si es rosé, 73 €, y si es Dom Perignon, 127. También puede parecer muy caro, pero una botella de Dom Perignon en tienda está sobre los 90 €. Si le sumamos los márgenes comerciales y el costo de una ración de un jamón ibérico de los mejores del mercado, vemos que no es tanto.
En cualquier caso, un espacio que no está al alcance de todos, pero que puede funcionar bien en una zona de Madrid como esa.

etiquetas: , ,

listas: De moda

Bar Tomate

+34 917 02 38 70

Calle de Fernando El Santo 26 <m> Colón 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 377 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Menudo Tomate

no me gusta

He pasado por el recién inaugurado (lunes pasado) BAR TOMATE, del grupo Tragaluz. Un sitio al que el nombre le viene al pelo. Menudo tomate tienen con el servicio.
Todo de diseño, muy fashion, muy juvenil, muy informal. Mantelitos y servilletas de papel. Carta que incluye platos que se sirven desde las 11,30 de la mañana hasta las 12 de la noche de manera ininterrumpida. Todo pensado para comidas ligeras e informales. Y para comer a un precio razonable, de entre 30 y 40 euros.
Habrá que esperar al rodaje (aunque no creo que ahora cobren menos que cuando lo acaben) pero la primera impresión no es demasiado buena. Platos con sabores neutros, planos, con la excepción de las pizzas, de masa fina y crujiente y con buenas coberturas. Por lo que he podido ver en el abarrotado comedor es lo que más se pide.
Lo que tomamos: dos ensaladas, una de tomate escaso de sabor con algas y bonito en escabeche; otra de berros, manzana y chatka. Las dos muy normalitas, tirando a sositas. La citada pizza (de tomate seco, burrata y albahaca), que fue lo mejor de la comida; y unos canelones trufados tan faltos de interés como de temperatura adecuada. Como postres, chocolate blanco y negro con helado de café, que no estaba mal, y unas fresitas que supuestamente debían estar gratinadas y a la pimienta. Ni una cosa ni la otra.
Ruido, poca luz, sillas incómodas (incomodísimas), y como les decía al principio, un tomate de servicio: las cervezas calientes, los canelones fríos, al menos presencié tres caídas de cubiertos o de vasos (una sobre una clienta), cafés que llegaban a las mesas antes que los postres...
Eso sí, todo muy fashion. Va a ser un sitio de moda que tendrá llenos diarios (ya los tiene y acaba de abrir). El éxito parece asegurado. Pero por razones extragastronómicas.

etiquetas: , , , ,

listas: De moda