32 sitios, 16 seguidores, 8 descubiertos, 613 visitas

Con el blog "Sibarita Cordobés" conoceras todo lo referente al mundo gourmet y hostelero en Córdoba.
Ahora Sibarita Cordobés amplia horizontes en 11870.

Sibarita Cordobés

La Malaje

+34 910 81 30 31

Calle Relatores, 20 <m> Tirso de Molina 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 75 personas

ver más restaurantes andaluces en Madrid

Cena de "Sibarita Cordobés" en LA MALAJE

me gusta

Céntrico establecimiento, muy cercano a la conocida plaza de Tirso de Molina, con inconfundibles toques andaluces: paredes blancas, coloridas macetas y agradable música de aires sureños. En la misma línea, y con cierta guasa, el nombre del local. Pero en el fondo, estamos ante un restaurante bastante formal, de mantel y servilletas de tela, y de cambio de cubiertos al servir cada plato.

Metidos de lleno en lo que fue nuestra experiencia, decir que, de entrada, destacan positivamente varios detalles. El rebujito que nos sirvieron al inicio de la cena, gentileza de la casa. Por otro lado, un pan excelente, de dos tipos en nuestro caso: integral y blanco. Y finalmente, un sensacional aceite de oliva virgen extra de Baena -Córdoba- en el que podemos mojar ese pan que hemos comentado.

Presenta una lista de platos, no demasiado extensa, pero a la que deberemos sumar las sugerencias fuera de carta. En los entrantes es una cocina que mira en gran medida al sur y lo tradicional, mientras que en los principales el protagonista es el producto. En cualquier caso, las elaboraciones están dotadas de toques originales y de vanguardia.

En nuestro caso -éramos dos a la mesa-, tomamos un entrante, dos platos principales y un postre. Empezamos compartiendo una “Ensaladilla de gambas”, fresca y bien ejecutada: patata bien cocida y menudita en tamaño, con la cantidad justa de mahonesa, y además coronada por unos camarones fritos. La novedosa combinación era sensacional. A continuación, unos “Raviolis de galete de atún”. El galete, que es una parte de la cabeza del atún, hacía de relleno para una pasta bien hecha que estaba bañada por un fondo con mucho sabor a mar. Estaba bien, pero nos gustó mucho más el “Lomo de cordero” cocinado a baja temperatura, sobre un caldo reducido de yogur, con toque de sésamo y hierbabuena. Muy sabroso e inesperado por el excelente resultado. Por cierto, otro detalle que nos gustó es que las raciones de cada plato principal las sirvieron en dos platos, uno para cada comensal, de modo que así probáramos todo. Finalizamos con un “Coulant de chocolate blanco, con helado de chocolate blanco”. Una variante poco habitual, que combina texturas, temperaturas y que se culmina con el toque justo, y además acertado, de polvo de violeta.

Del joven equipo de sala, destacamos la persona que nos tomó nota. Nos explicó con detalle los platos, nos sugirió y propuso posibilidades, pero no solo con la carta de platos, sino también con los vinos. Y es que disponen de una carta de vinos amplia en referencias y dedicada en su práctica totalidad a Andalucía. Esta singularidad de “La Malaje” hace que la visita sea probablemente una oportunidad única en Madrid. Nosotros, por ejemplo, pedimos una botella de un tinto cordobés, algo bastante complicado de encontrar incluso en restaurantes en la propia Córdoba.

Los platos mencionados, junto con una botella de vino y el servicio de pan y cubiertos -2,8 por persona- dejó una cuenta de 83,7 euros. Como veis, un precio de rango medio-alto. Como curiosidad, decir que el día que pasamos por La Malaje el aire acondicionado estaba estropeado con lo que pasamos bastante calor. Sin embargo, se agradece que no nos cobraran ni la cerveza, ni las dos botellas de agua, ni tampoco el té frío que también pedimos.

En definitiva, un lugar joven, pero interesante, donde se quiere agradar al cliente, con una cocina moderna y bien ejecutada, una carta de vinos singular y con margen para progresar aún más.

Resumen:

Puntos a mejorar:

Los tiempos entre plato y plato

Puntos positivos:

Buena cocina andaluza y de producto actualizada
Buena carta de vinos andaluces
Servicio amable y profesional
Restaurante agradable

etiquetas: , , ,

listas: Cocina española, Restaurantes con futuro

Garum 2.1 Bistronómic

+34 957 48 76 73

Calle San Fernando 120-122 Córdoba, Córdoba provincia, España

guardado por 15 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Córdoba

Comida de "Sibarita Cordobés" en GARUM 2.1

me encanta, uno de mis favoritos

Garum 2.1 se encuentra situado en la zona sur del casco histórico, haciendo esquina entre las calles Cardenal González y San Fernando -esta última llamada por los cordobeses calle “la Feria”-. Un espacio dotado de dos plantas para restaurante, elegante y de aires modernos, que, sin embargo, alberga un testero restaurado de la antigua muralla romana de la ciudad.

Al frente de su cocina se encuentra José Luis Santiago, chef que, con buen producto y una técnica notable, despliega una carta donde está muy presente el recetario cordobés, en algunos casos ofreciendo propuestas clásicas y al mismo tiempo variantes más atrevidas y contemporáneas. También encontramos platos de raíz andalusí y mediterránea, así como brillantes toques de autor, algunos premiados en certámenes y concursos celebrados en la ciudad.

Destaca también su carta de vinos, con casi medio centenar de referencias, diversificadas en procedencias y tipos, donde también están presentes los vinos cordobeses. Además, es para resaltar los precios, bastante razonables desde nuestro punto de vista, y el que la inmensa mayoría sean ofrecidos también por copas.

Hemos estado varias veces en este establecimiento para ir probando su oferta en buena parte constante, pero que cada cierto tiempo presenta algunas novedades. Éramos cinco en esta ocasión que os relatamos y los platos que pedimos fueron los siguientes.

Comenzamos con una vistosa tapa de “Mazamorra de almendras con gelatina de Pedro Ximénez”, cremosa y de excelente sabor, más aún en combinación con la guarnición que la acompaña. Seguimos con un plato fuera de carta -que también suelen tener-, en este caso unas “Pastelas de cordero”, de pasta muy fina, sabor no demasiado intenso para tratarse de un relleno de carne de cordero y que encontramos como un excelente ejemplo de plato dulce-salado. Continuamos con unas “Berenjenas fritas con salmorejo y huevos rotos”, sencillas, muy cordobesas y de excelente resultado. Más atrevido e innovador sería el siguiente plato, el “Pulpo asado al chimi-churri con puré de manteca colorá”, un plato que nos sorprendió y que es para mojar pan, al igual que en la siguiente propuesta, las “Manitas de cerdo crujientes”. Plato premiado hace unos años y que es uno de los imprescindibles de la casa. Para terminar, la “Maxi-burguer versión 2.1”, una hamburguesa de corte clásico, pero sobre todo de calidad frente a las propuestas de las cadenas de comida rápida. Y como postre nos decantamos por probar un poco de todo con el “Surtido de postres para cuatro personas” que en este caso combinaba el brownie, la tarta de queso, el tocino de cielo y el pai de limón. Sin duda, repostería casera que nos encanta como todo el conjunto de platos degustados.

La cuenta, incluyendo bebidas, cafés y servicios de pan, asciende a 94,9 euros. La media por persona normalmente estará entre los 20-25 euros, aunque en nuestro caso incluso estuvo por debajo de los 20. Apuntamos también un servicio amable y profesional.

En definitiva, un lugar que mantiene una progresión constante y positiva desde su apertura, allá por el 2010, y al que merece la pena regresar de vez en cuando.

Resumen:

Puntos positivos:

Buena cocina cordobesa, tradicional y actualizada, y también de raíz andalusí
Buena carta de vinos
Equilibrada relación calidad-precio
Servicio profesional
Restaurante agradable
Segunda planta accesible con ascensor

Si quieres saber más puedes visitar nuestro blog y la entrada dedicada a Garum 2.1: sibaritacordobes.blogspot.com.es/2017/05/garum-21-regreso-sibarita.html

etiquetas: ,

listas: Cocina andalusí, Cocina cordobesa

Ribera Navarra

+34 915 99 61 35

Calle Málaga, 3 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 8 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Comida de "Sibarita Cordobés" en RIBERA NAVARRA

me encanta, uno de mis favoritos

Ya habíamos probado el cocido madrileño en alguno de esos lugares “superespecializados” de la capital madrileña, pero nos gusta también salirnos de lo típico y buscamos un establecimiento menos conocido. Cierto es que teníamos alguna referencia que hablaba bien de este sitio, así que, con ánimo de tomar cocido y ver el resultado nos fuimos hasta Ribera Navarra.

Desde fuera, la verdad es que el local no dice nada. Es más, casi pasa desapercibido. Pero una vez dentro, encontramos un restaurante moderno, luminoso, y con una decoración agradable. Algo más estrecho en la entrada, cuenta con un salón algo más amplio en el fondo. Mesas bien vestidas, con manteles y servilletas de tela.

El restaurante participaba asociado a la Ruta del Cocido Madrileño en Madrid y se notaba porque las bandejas de cocido salían de cocina para la práctica totalidad de las mesas. Por cierto, el local llegó a llenarse -era un sábado a medio día-. Aún así el nombre les delata, y es que la cocina y el producto navarros están presentes en su carta.

Como íbamos para el cocido madrileño, y así lo indicamos en la reserva, nuestra mesa estaba montada y en ella ya estaban preparados la salsa de tomate, la guindilla y la cebolleta cortada. Antes de entrar en materia, eso sí, nos sirvieron unas buenas croquetas a modo de aperitivo por gentileza de la casa. Y seguidamente llegó el cocido. Aunque el canon nos habla de servir éste en tres vuelcos, primero sopa, segundo garbanzos y verdura y tercero la carne, aquí nos ofrecen la posibilidad de llevar el orden que queramos o simultanear los vuelcos también como más nos guste. En nuestro caso, empezamos con la sopa con fideos finos, bien de sabor y con la grasa justa. Se presenta en sopera y con el cazo para que te sirvas lo que quieras. Y seguidamente continuamos tomando al mismo tiempo los garbanzos y la verdura con la carne. Los garbanzos pequeños y tiernos. La verdura -repollo, zanahoria, patata y también pelotas- muy bien de cocción y sabor. Y en cuanto a la carne -ternera, gallina y cerdo, éste último presente con el hueso de jamón, el chorizo y la morcilla- también sensacionales de sabor. Las cantidades son abundantes y puede llegar a ser difícil manejarse en la mesa con todas las bandejas. Por cierto, que se podría repetir si se deseara.

Dejamos hueco para el postre con tres opciones únicas: tiramisú, leche frita y tarta de queso. En esta visita probamos el tiramisú, casero y seguramente de los mejores que hemos probado. Terminamos con unos chupitos de Pacharán por invitación del establecimiento. Decir que también tomamos el vino que recomiendan, un tinto de Navarra, Príncipe de Viana, que estuvo bastante correcto.

El balance es sensacional con un precio medio por persona de unos 30 euros -cocido a 22 euros por persona, postres 6 euros-. Las bebidas y cafés a precios moderados. El vino que tomamos 13,5 euros.

Resumen:

Puntos positivos:

Muy buen cocido madrileño
Muy buena relación calidad-precio
Trato muy amable y cercano

etiquetas: , ,

listas: Restaurante de cocina española

Venta Esteban

+34 956 31 60 67

Avenida de la Granja (colonia Caulina) Jerez de la Frontera, Cádiz provincia, España

guardado por 31 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Jerez de la Frontera

Comida de "Sibarita Cordobés" en VENTA ESTEBAN

me gusta

Sensacional establecimiento de corte tradicional al que llegamos por una recomendación que agradecemos. Como restaurante tipo “venta” que es, se encuentra a las afueras de la ciudad, por lo que necesitaremos vehículo para llegar. Cuenta eso si, con amplio aparcamiento propio.

Es conveniente reservar, especialmente en fines de semana y épocas festivas. Y es que a nuestra llegada, mostraba un lleno casi total en los distintos salones con los que cuenta. El ambiente es distendido y comprobamos que es un lugar indicado para reuniones familiares y de amigos en torno a la mesa. Mesas con manteles y servilletas de tela y bien presentadas y limpias.

La carta, extensa en platos y apartados, ofrece cocina típica española y andaluza salpicada de recetas de la zona: “Patatas Aliñadas”, “Tortillitas de Camarones”, “Urta a la Roteña” o “Berza Jerezana entre otros”. El producto del cercano mar es protagonista con una amplia gama de pescados y mariscos entre los que destacan el Atún de Almadraba. Y también hay hueco para las carnes, con el autóctono vacuno Retinto como máximo exponente. Un punto positivo de esta carta es el detalle con el que nos informan de la presencia de determinados ingredientes que pueden ser susceptibles de provocar alergias. Cuentan con carta de vinos aparte, con referencias interesantes y variedad en procedencias, incluyendo vinos locales.

En nuestra visita éramos siete personas. Compartimos al inicio tres platos al centro -Jamón de Bellota, Tortillitas de Camarones y Alcachofas a la plancha-, además de las Patatas aliñadas que encontramos en la mesa por gentileza de la casa. Y después tomamos siete segundos -Croquetas de Jamón, Rabo de Toro, Pata de Cordero con Salsa Casera, Revuelto de Habas, dos Chuletones de Retinto y Solomillo de Ternera al PX-. Terminamos con seis postres y un café. Agua, cervezas mientras tomábamos los entrantes y una botella de un tinto de Toro, “Flor de Vetus”, completan una comanda que ascendió hasta los 191 euros. Hablamos de una media de 20-25 euros por persona, que podría llegar a los 30-35 si se toma algún vino.

El servicio de sala es profesional y la salida de platos de cocina es bastante rápida. Por cierto, el exterior está cuidado y con detalles que inconfundiblemente denotan que estamos en la tierra de los vinos de Jerez.

En resumen, un establecimiento con el que difícilmente se va a fallar: buena comida, bien atendido, precio equilibrado, acogedor y confortable.

Resumen:

Puntos positivos:

Buena cocina típica andaluza y gaditana
Equilibrada relación calidad-precio
Servicio profesional
Restaurante tradicional
Requiere vehículo para llegar, pero tiene facilidad de aparcamiento

etiquetas: , ,

listas: Restaurante clásico, Restaurante de cocina española

Miss Migas

Me declaro súper fan de quien se pidiera las croquetas de jamón como plato principal. Así me gusta.

15 de febrero de 2017

El Rincón del Jabugo

+34 920 25 28 90

Calle de San Segundo 28 Ávila, Ávila provincia, España

guardado por 14 personas

ver más restaurantes cocina mediterránea en Ávila

Comida de "Sibarita Cordobés" en EL RINCON DEL JABUGO

me gusta

De paso por Ávila visitamos uno de nuestros lugares de referencia en la ciudad para comer chuletón: El Rincón del Jabugo. Son varias las opciones para comer un buen chuletón, pero consideramos que esta es una de las opciones más seguras y económicas.

Se encuentra en la zona extramuros, en la calle San Segundo, junto la muralla oriental y muy cercano a la catedral. El establecimiento, propiedad del afamado cortador de jamón Floren Sanchidrián y de Benjamín Rodríguez, cuenta con un primer espacio a la entrada donde, a modo de bar-cafetería, se desayuna o toman tapas, y más al fondo un pequeño salón que sirve como comedor del restaurante.

Entre las especialidades destacan las tortillas, las carnes a la brasa, el jamón de bellota y los postres caseros. En nuestra última visita, pedimos una tortilla al centro y chuletones de ternera avileña para los seis que eramos -21 euros cada chuletón-. Estos últimos se sirven en plato de barro y se acompañan siempre de tomate aliñado y patatas “a lo pobre”. Si después de un buen chuletón hay sitio para los postres, y fue nuestro caso en esta ocasión, son recomendables el tiramisú y la mousse de yogurt y frutos del bosque. Cuenta también con una carta de vinos, corta, pero bastante decente en referencias.

Resumen:

Puntos positivos:

Buenas carnes a la brasa -destaca el chuletón de ternera avileña-
Buen jamón de bellota
Ambiente tranquilo
Buena relación calidad-precio

Puntos a mejorar:

La ventilación del comedor, ya que puede formarse humareda en algunos momentos

etiquetas: , , ,

listas: Restaurante clásico, Restaurante de cocina española

La Galería Gastromercado

+34 678 87 56 41

Calle España, 5 Fuengirola, Málaga provincia, España

guardado por 2 personas

ver más mercados y supermercados en Fuengirola

Cena de "Sibarita Cordobés" en LA GALERIA

Sibarita Cordobés lo descubrió en octubre de 2016

me gusta

De paso por Fuengirola, decidimos conocer este mercado gastronómico de reciente apertura. Muy bien situado, pues se encuentra muy cercano al paseo marítimo y a apenas unas decenas de metros de la céntrica Plaza de la Constitución. Cuenta con dos accesos, el principal en la calle España, pero también con entrada desde la calle Miguel de Cervantes.

Su nombre, La Galería, es bastante descriptivo, ya que el espacio se configura como un ancho y alto pasillo con bóveda acristalada, entre las dos entradas que hemos mencionado, en cuyos laterales se disponen los distintos puestos de comida. En el centro y junto a los puestos de cafetería y copas, se disponen mesas altas y bajas para los clientes.

Son apenas una docena de puestos, pero con una oferta aceptablemente variada. Dentro de éstos, quizás lo más destacado sea la oferta de tortillas y salmorejos de La Salmoreteca, los pequeños bocadillos de Miguita’s, los pinchos de Tierra Mía. Y los muy demandados noddles de Myo.

A nivel general, encontramos un espacio no especialmente saturado, luminoso y limpio, que abarca distintas posibilidades ya que permite desde comer o cenar hasta meriendas, “tapeo” e incluso tomar alguna copa. Hay que destacar que podías pedir en cada puesto y posteriormente ellos te lo llevaban a la mesa, al menos así ocurrió en nuestra visita. En definitiva, una alternativa interesante frente a zonas más saturadas como la calle Moncayo -popularmente conocida en esta localidad como “Calle del Hambre”-.

Resumen:

Puntos positivos:

Oferta gastronómica diversa
Amplio, confortable y de ambiente tranquilo
Relación calidad-precio equilibrada -no en todos los puestos-

etiquetas: , , ,

listas: Cocina española, Mercado Gastronómico

Miss Migas

Madre, Fuengirola tiene demanda para esto???

25 de octubre de 2016

Comida de "Sibarita Cordobés" en ALMACÉN DEL ARRIERO

Sibarita Cordobés lo descubrió en septiembre de 2016

me encanta, uno de mis favoritos

Nos habían hablado de otros lugares con cierta fama en la localidad por su buen hacer en la preparación del “Cocido Maragato”. Sin embargo, al Almacén del Arriero fuimos sin ninguna referencia de amigos o conocidos, un poco por intuición. La conclusión es que, a pesar de pasar algo más desapercibido que otros establecimientos, se trata de un lugar magnífico para degustar este plato tradicional leonés.

Parece que conviene reservar, para no encontrarnos sorpresas, especialmente los fines de semana. Nos es un establecimiento especialmente amplio, pero a pesar de alguna estrechez, lo cierto es que estuvimos cómodos. Lo más destacable es ese aire rustico donde sobresalen un buen número de utensilios propios de la monta y el transporte a caballo o con mula, lógicamente relacionados con el oficio de arriero.

Tras tomar asiento -éramos cuatro personas-, confirmamos que todos tomaríamos cocido. Lo primero, eso sí, la bebida y el aperitivo. Nos ofrecieron una cerveza artesana local que no dudamos en probar: Trechura era su nombre. Una rubia servida fresca, era lo mejor para una jornada de calor como el día de nuestra visita. El aperitivo era un excelente tomate de huerta, con un aliño espectacular a base se cebolleta y orégano. Sin duda para mojar el buen pan de hogaza que acompaña la comida -aunque conviene no abusar de pan que después habrá mucha comida por delante-. Tanto nos gusto el tomate que repetimos.

Y a continuación el esperado Cocido Maragato, todo servido en recipientes de barro que como es tradición se sirve en tres vuelcos y en orden contrario al Cocido Madrileño:

- En el primer vuelco la carne: chorizo, oreja y manita de cerdo, gallina, costilla, ternera, lacón y tocino; también se acompaña de relleno, que son una especie de bolas hechas de pan y huevo.
- En el segundo vuelco: los garbanzos secos con repollo.
- Y en el tercer y último vuelco: la sopa de cocido con fideos.

Un detalle que nos gusto es que realmente sirvieron el cocido en dos tiempos. Primero, y a la vez -que no revueltos-, la carne y los garbanzos. A partir de ahí, se puede seguir el orden tradicional, comiéndose separadamente la carne primero y los garbanzos después, o mezclar carne y garbanzos que fue lo que hicimos todos en nuestro caso. Sensacional todo: carnes de toque ahumado de gran sabor y garbanzos en su punto de cocción y mantecosos. Pudimos repetir varias veces de todo y llegó a sobrar.

Y en un segundo tiempo el caldo con los fideos. En la misma línea positiva de todo lo anterior, tiene toda la esencia del cocido y sin duda no defrauda a los amantes de sopa.

El cocido termina aquí, pero no el menú que se completa con unas buenas natillas, indiscutiblemente caseras, muy dulces con caramelo y galleta desmenuzada. También nos invitaron a unos licores con un bizcocho casero.

No podemos dejar de mencionar el trato del personal, amable y muy cercano.

Y como detalle general para la visita al pueblo y sus establecimientos de cocido, decir que hay que aparcar en un aparcamiento gratuito a la entrada de la localidad ya que éste es fundamentalmente peatonal.

Resumen:

Puntos positivos:

Excelente Cocido Maragato
Buena relación calidad-precio
Trato muy amable
Restaurante tradicional

etiquetas: , ,

listas: Cocina española, Restaurante clásico

Cuatromanos

+34 957 11 05 91

Calle San Felipe nº 13 Córdoba, Córdoba provincia, España

guardado por 4 personas

ver más restaurantes en Córdoba

Comida de "Sibarita Cordobés" en CUATROMANOS

me encanta, uno de mis favoritos

Con raíces familiares en la actividad hostelera cordobesa, la joven pareja de hermanos Sergio y Adrián Jordán, ponían en marcha este céntrico restaurante apenas hace un año. Y lo han concebido como un espacio moderno, luminoso y de carácter informal en su atmósfera y estética. A pesar de la limitada amplitud del local, conjuga una zona de mesas altas y barra para tapear distendidamente con otra algo más formal con mesas y sillas al uso para comidas y cenas. Un par más de detalles imprescindibles del restaurante: por un lado el vistoso jardín vertical que tanto llama la atención en el fondo del local y por otro la cocina a la vista donde opera su máximo responsable.

Este último no es otro que Adrián Jordán Espinar, joven cocinero con formación académica en hostelería además de aprendizaje con prestigiosos chefs. En Cuatromanos desarrolla una cocina orientada a producto en una oferta equilibrada de modernidad y tradición. No faltan los guiños al recetario cordobés así como las incursiones en otras cocinas como la italiana o la oriental.

De entre una carta bastante bien surtida, distribuida en tapas, entrantes, pescados, carnes y postres, realizamos una elección variada para tener una idea global de su propuesta gastronómica:

Abrimos boca probando una “Tapa de presa Ibérica marinada con miso”. Sencillos filetes a la plancha con un ligero toque dulzón que se acompañan con patatas panaderas. Muy agradables.

Continuamos con el “Tartar de atún rojo con guacamole” que se corona con unas esferas de pepino y brotes de ajo y se acompaña de un excelente guacamole de elaboración propia, finas láminas de alga wakame y jengibre encurtido o gari. Para degustarlo nos sirven unas rebanadas de pan de cristal. No desentona con otros tartares de calidad que hemos probado ya en Córdoba.

Seguidamente el “Risotto de boletus” con parmesano rayado y aceite de trufa. Cremoso y equilibrado en sabores.

A continuación el “Wok de presa Ibérica, verduras y salsa Teriyaki”. Tiras de presa, fideos y verduras aderezas con el toque dulzón de la salsa teriyaki. Sencillo y espectacular de sabor.

Concluimos con un contundente “Entrecot de buey a la brasa” que se acompaña en el mismo plato de unas patatas baby y cebolla caramelizada. Aparte nos sirven también unos pimientos de padrón, un mojo picón rojo y escamas de sal Maldon. Carne tierna y en su punto.

Pasamos a los postres y empezamos con un “Arroz con leche, toffe de Bayleis y mouse de chocolate”. Perfectamente cremoso el arroz y dotado de un toque alicorado y acaramelado del toffe de Bayleis.

También probamos el “Tocino de cielo con leche frita de coco y helado de fruta de la pasión”, que podríamos calificar de acertada combinación de repostería clásica.

Concluimos definitivamente con el “Soufflé de avellana con tierra de brownie y helado de hierba buena”, para amantes del chocolate. Un espectáculo ver como sale el chocolate líquido al romperlo.

A nivel global, podemos hablar de una excelente cocina, bien ejecutada y bien presentada, sin excesiva sofisticación, pero sobre todo plena de sabores que nos agradan y mucho. Para cinco personas y sumando la bebida resultó un precio de 114 euros.

Sólo nos falta mencionar el buen trato y servicio del joven personal de sala, donde se integra la otra pieza del tándem responsable del restaurante, Sergio Jordán.

Resumen:

Puntos positivos:

Excelente cocina orientada a producto
Relación calidad-precio equilibrada
Restaurante moderno y agradable
Servicio joven y profesional

Puntos a mejorar:

Habría que pulir alguna ligera demora en tiempos

Puedes leer el artículo completo en sibaritacordobes.blogspot.com.es

etiquetas: ,

listas: Cocina española, Restaurantes con futuro, Restaurantes de cocina internacional

Vaca Nostra

+34 913 78 88 06

Paseo de la Castellana, 257 <m> Chamartín 1 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 80 personas

ver más restaurantes de carne en Madrid

Comida de "Sibarita Cordobés" en VACA NOSTRA

me encanta, uno de mis favoritos

Gran experiencia la que tuvimos en este moderno asador situado en Castellana, en plena zona de las Cuatro Torres de Madrid, lugar por otro lado de difícil aparcamiento que se solventa con el servicio de aparcacoches de que dispone. Comparte local con una de las hamburgueserías de la cadena hermana Raza Nostra, aunque con espacios de diferente ambientación.

Mucho más formal el restaurante al que accedemos descubriendo su cocina, zona de corte de jamón y ese auténtico escaparate con todo el muestrario de carnes que ofrece el restaurante.

Si porque además de jamón o cecina, quesos y anchoas de calidad, algún pescado de temporada y algunos interesantes entrantes, sin duda nos encontramos en un establecimiento para carnívoros. Así ofrece diversos cortes de carne roja de distintas razas y procedencias -Centro de Europa, Estados Unidos, Japón y por supuesto España- todas para preparar a la parrilla. En este mismo apartado, y complementando la oferta, también disponen de un puñado de alternativas en cuanto a elaboraciones para la carne: carpaccio, steak tartare, estofado o hamburguesa por ejemplo.

Esto fue lo que pedimos en nuestra visita (para dos personas):

Media ración de jamón ibérico de bellota
Salmorejo cordobés

Segundos:
Chuletón de lomo bajo a la parrilla (Ternera Fleckvieh Simmental)
Rabo de vacuno

Postres:
Tercipelo rojo
Tarta de queso

Excelente el nivel de todos los platos y postres que elegimos, aunque no podemos dejar de destacar el rabo de vacuno y sobre todo lo tierno que resultó el chuletón y su sensacional sabor y jugosidad. Casi 700gr de este último que se acompañan de patatas fritas y ensalada. El precio ascendió a 100,77 euros -33 euros el chuletón y 19 el rabo de vacuno- sumando además dos botellas de agua, una copa de tinto y el servicio de pan -también a resaltar positivamente este apartado a veces tratado como secundario-. Hay que tener en cuenta que hablamos de un rango de precios altos y también es importante saber que el precio de las carnes se expresa en la carta según precio/Kg de modo que el resultado final dependerá del peso de la pieza. Por otro lado es aconsejable, como hicimos en nuestro caso, elegir la carne según la recomendación del carnicero de la casa -en nuestro caso simplemente indicamos que queríamos chuletón para lo que nos recomendó la carne que resultó tener el precio más bajo de la carta, 49euros/Kg, resultando sin embargo espectacular como antes hemos mencionado-.

Resumen:

Puntos positivos:

Excelente parrilla y cocina en general
Carnes rojas de diferentes cortes y procedencias
Personal amable y profesional
Disponen de aparcacoches gratuito

etiquetas: , ,

listas: Cocina española

spider72

genial! para mi la mejor carne de madrid. un apunte: la carne no es "asada" como tal si no ahumada

1 de enero de 2016

La Chabola

+34 985 76 41 36

Plaza, La, S/N Teverga, Asturias, España

guardado por 5 personas

ver más restaurantes asturianos en Teverga

Comida de "Sibarita Cordobés" en LA CHABOLA

me gusta

En el interior asturiano – sur de la comunidad – se encuentra Teverga, pequeña localidad rodeada de vistosos paisajes de naturaleza y cuya mayor atracción es el cercano Parque de la Prehistoria que cuenta con una serie de reproducciones de cuevas rupestres. La localidad en sí es buen lugar para el avituallamiento si se está por la zona, y una muy buena opción es elegir el restaurante La Chabola que visitamos en esta ocasión que os contamos. Por encima de todo, hablamos de una casa de comidas: guisos típicos, carnes de caza, producto asturiano y en general cocina casera y recetas de la región.

Dispone de un menú que nos permite elegir primero, segundo y postre, más la bebida y pan. Éramos cuatro personas, así que decidimos pedir cuatro menús con cuatro primeros y cuatro segundos diferentes para conformar una especie de menú degustación que todos pudiéramos probar.

Primeros:

Pote Asturiano
Fabada Asturiana
Arroz con pitu caleya y setas
Pastel de setas

Segundos:

Caldereta de cabrito con patatas
Venado en salsa con patatas
Jabalí en salsa con patatas
Escalopines al Cabrales – salsa servida aparte –

Nada de artificios, ni presentaciones llamativas, ni nada por el estilo. Hablamos de cocina contundente, raciones abundantes y todo bien ejecutado donde prima la sencillez y sobre todo comida en sí misma. En general todo sabe estupendamente, aunque cabría resaltar el pote asturiano, el arroz con pitu caleya – excelente – y las carnes de venado y jabalí. También decir que los guisos – fabada y pote – se sirven en su fuente y con su cazo para poder servirnos a nuestro gusto y repetir. Esto último es una buena costumbre de muchos lugares en esta región. Llegamos a duras penas a los postres donde sobresalía la tarta de queso.

La cuenta ascendió a 76,4 euros – cuatro menús a 18 euros cada uno – a lo que habría que sumar cuatro cafés, que da como resultado una excelente relación calidad-precio. Un lugar de ambiente informal – dispone de un pequeño salón rústico y un bonito espacio ajardinado exterior –, de servicio correcto y cuya gastronomía, por encima de todo, bien merece una parada.

Resumen:

Puntos positivos:

Interesante cocina: casera y tradicional asturiana.
Ambiente informal y agradable.
Excelente relación calidad-precio.

etiquetas: ,

listas: Cocina española