81 sitios, 7 siguiendo, 6 seguidores, 19 descubiertos, 2.675 visitas

drluxor

Cuenllas

+34 915 59 17 05

Calle Ferraz 3 - 5 <m> Ventura Rodriguez 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 165 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Hotel Tossal d'Altea

+34 966 88 31 83

Pda. Plà del Castell, 96 Altea, Alicante provincia, España

guardado por 5 personas

ver más hoteles en Altea

por ver

drluxor lo descubrió en mayo de 2010

Taberna La Bola

+34 915 47 69 30

Calle de la Bola 5 <m> Ópera 2 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 286 personas

ver más restaurantes castellanos en Madrid

cocido

recomendado por telemadrid

etiquetas:

sin fotos + añadir

Yamato

+58 800-9262667

Centro comercial San Ignacio Caracas, Venezuela

guardado por una persona

ver más restaurantes japoneses en Caracas

Buen japo...

drluxor lo descubrió en enero de 2010

...para sushi bien de precio en lugar seguro de Caracas

etiquetas: ,

Yamato Sushi Bar

- cerrado

Calle Camilo José Cela, 2 (Centro Comercial Heron City) Las Rozas de Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 6 personas

ver más restaurantes asiáticos en Las Rozas de Madrid

Kiosko de Horchata

+34 686 52 54 19

Calle Narváez,8 <m> Goya 2 4 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 12 personas

ver más horchaterías en Madrid

Horchata exquisita

drluxor lo descubrió en mayo de 2009

Incluso en la capital quedan algunos quioscos del estilo antiguo, como la casita blanca que regenta Miguel García López en la calle de Narváez, esquina Jorge Juan. El sitio no tiene nombre, desde luego. Pero los clientes de segunda y tercera generación políticos, actores y cantantes incluidos saben dónde está.

La tía y la abuela de Miguel han servido horchatas artesanas desde esa esquina durante 57 años. Su familia ha dedicado un total de 100 años a satisfacer la sed de los madrileños con la ambrosía de la chufa. En un día de calor, venden l00 litros al día. «En un día de frío, ninguna», añade Miguel, con una sonrisa.

Compran la chufa en Alboraya (Valencia), en cantidades de 500 ó 1.000 kilos. Según como vayan las negociaciones, este botín de joyas subterráneas cuesta 500.000 pesetas y más.

«A las 7.00 de la madrugada, ya estoy en danza», dice Miguel. Como en los cuentos de hadas, saca dos o tres sacos de chufa un primo lejano de la patata y los convierte en oro líquido, cuyo color y consistencia se parecen a la leche de soja.

Pero las horchatas de Miguel no llevan más que agua, azúcar y la preciosa chufa. Ni siguiera canela y limón, al estilo valenciano.«En Madrid, nunca se preparaba así», dice con autoridad y orgullo, como si se tratara de una receta familiar.

Una máquina que cuesta medio millón de pesetas lava la chufa, la muele, la mezcla con agua, y al final, añade la cantidad justa de azúcar al resultado. Tarda dos horas y media. Y Miguel tiene que vigilar todo el proceso.

Pero no se queja. Hace 10 años, antes de comprar esa máquina mágica, la familia tenía que hacerlo todo a mano. Tardaba seis horas. «Se lavaba la chufa a mano como si lavaras la ropa», recuerda Miguel, de 38 años.

El jovial hombre y su tía, de 68 años, han trabajado en el negocio familiar desde que pudieron escribir la palabra horchata. Da para vivir cómodamente durante la mitad del año, desde abril hasta finales de septiembre. El resto del año, Miguel busca trabajos variados, ora en el negocio familiar de calzado en Alicante, ora en el campo si es necesario.

Por el momento, no hay herederos, salvo una sobrina de cuatro añitos. Pero Miguel no pierde la esperanza. Todavía está soltera.Ya se casará algún día. Quizá tenga hijos. Y quizá uno de ellos llegará a ser el futuro rey de las horchatas en esa esquina de la calle de Narváez.

etiquetas:

Horchatería Alboraya Helados Artesanos

+34 915 76 58 17

Calle Alcalá, 125 <m> Príncipe de Vergara 2 9 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 79 personas

ver más horchaterías en Madrid

Horchata y batidos y helados

Al lado de general pardiñas.
Horchata de calidad y helados y zumos.
Cerca está la horchatería de María, quiosco fundado en 1944, en Narvaez con Jorge Juan. Mejor y más recomendabla para la horchata según Raquel.

EL NECTAR DE LA CHUFA
En busca de la «auténtica» horchata

La producción industrial aprieta, pero todavía se pueden encontrar quioscos, heladerías y horchaterías en la Comunidad que elaboran ellos mismos esta bebida valenciana tradicional

DALE FUCHS

MADRID. Es ya un hombre, pero el madrileño Ginés José Jimena, de 21 años, nunca ha probado una horchata artesana.
«Aquí no hay ninguna», afirma el taxista Francisco José Pyepes, de 36 años. «En un pueblo de Valencia, quizá. Pero en Madrid, todo el mundo compra la horchata de las casas».

El encargado de una cafetería en la calle de Fuencarral está convencido también. «¿Una horchatería artesana? ¿Por aquí? Imposible», dice. «Demasiado caro».

¡Sorpresa! A pesar de la sabiduría común, sí es posible encontrar una horchata de verdad en la Comunidad. Hay varias heladerías y cafeterías que, evitando la tentación de las grandes marcas, se empeñan en elaborar la chufa ellos mismos: La Jijonenca en Manzanares El Real, por ejemplo, o Tiffany's en Parla.

Incluso en la capital quedan algunos quioscos del estilo antiguo, como la casita blanca que regenta Miguel García López en la calle de Narváez, esquina Jorge Juan. El sitio no tiene nombre, desde luego. Pero los clientes de segunda y tercera generación políticos, actores y cantantes incluidos saben dónde está.

La tía y la abuela de Miguel han servido horchatas artesanas desde esa esquina durante 57 años. Su familia ha dedicado un total de 100 años a satisfacer la sed de los madrileños con la ambrosía de la chufa. En un día de calor, venden l00 litros al día. «En un día de frío, ninguna», añade Miguel, con una sonrisa.

Compran la chufa en Alboraya (Valencia), en cantidades de 500 ó 1.000 kilos. Según como vayan las negociaciones, este botín de joyas subterráneas cuesta 500.000 pesetas y más.

«A las 7.00 de la madrugada, ya estoy en danza», dice Miguel. Como en los cuentos de hadas, saca dos o tres sacos de chufa un primo lejano de la patata y los convierte en oro líquido, cuyo color y consistencia se parecen a la leche de soja.

Pero las horchatas de Miguel no llevan más que agua, azúcar y la preciosa chufa. Ni siguiera canela y limón, al estilo valenciano.«En Madrid, nunca se preparaba así», dice con autoridad y orgullo, como si se tratara de una receta familiar.

Una máquina que cuesta medio millón de pesetas lava la chufa, la muele, la mezcla con agua, y al final, añade la cantidad justa de azúcar al resultado. Tarda dos horas y media. Y Miguel tiene que vigilar todo el proceso.

Pero no se queja. Hace 10 años, antes de comprar esa máquina mágica, la familia tenía que hacerlo todo a mano. Tardaba seis horas. «Se lavaba la chufa a mano como si lavaras la ropa», recuerda Miguel, de 38 años.

El jovial hombre y su tía, de 68 años, han trabajado en el negocio familiar desde que pudieron escribir la palabra horchata. Da para vivir cómodamente durante la mitad del año, desde abril hasta finales de septiembre. El resto del año, Miguel busca trabajos variados, ora en el negocio familiar de calzado en Alicante, ora en el campo si es necesario.

Por el momento, no hay herederos, salvo una sobrina de cuatro añitos. Pero Miguel no pierde la esperanza. Todavía está soltera.Ya se casará algún día. Quizá tenga hijos. Y quizá uno de ellos llegará a ser el futuro rey de las horchatas en esa esquina de la calle de Narváez.


--------------------------------------------------------------------------------
La ruta de los dulces de verano
Alboraya. Helados y horchatas artesanos. Buena leche merengada.Calle de Alcalá, 125, Madrid.

Los Alpes. Más de 50 años de helados artesanos. Sabores exóticos como higos con nueces. Arcipreste de Hita, 6, Madrid.

Beneyto Santonja. Horchatas artesanas. Calle de Madrid, 19. Getafe.

Gelati e Frulatti. Caseros helados italianos. Los sabores incluyen crema catalana y nueces de macadamia. Calle de Felipe II, 8, Madrid.

La Jijonenca. Horchatas y helados artesanos, granizados, batidos de yogur. Plaza del Pueblo, Manzanares el Real.

Quiosco de horchatas. Calle de Narváez, esquina Jorge Juan, Madrid.

Quiosco de horchatas. Calle Luchana esquina Palafox, Madrid.

Sienna. Helados de samballón. Calle de Narváez, 62, Madrid.

Somosierra. Helados artesanos. Abrió hace 73 años en la calle Fuencarral. Este es el último verano en que se venderán sus famosas tartas heladas, según un encargado.

Tiffany's. Helados, horchatas caseras. Calle de Carlos V, 26.Parla.

Tozzi. Heladería, horchatas artesanas. Calle de la Luna, Alcorcón.

etiquetas: ,