20 sitios, 13 siguiendo, 24 seguidores, un sitio descubierto, 36 check-ins, 577 visitas

Colección de reseñas sobre restaurantes interesantes.
Madrid. España.

TLM

mostrando 13 sitios

Taberna la Lata de Sardinas

- cerrado

Calle del Limón, 12 <m> Ventura Rodriguez 3 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 45 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en Madrid

Taberna muy personal para amantes de la buena mesa.

me gusta

es quien más ha ido (2)

Unas sillas de colegio, no de esas que tratan de parecer de colegio, de colegio de verdad, como la mesa, incómoda y estrecha para los tiempos que corren; los niños bien crecidos que tratan de comer y los abrigos con que se cubren en el frío invierno tienen el sitio justo en estas mesas de madera. Un par de anoréxicas estanterías soportan unos juguetes desconocidos para cualquier niño de hoy en día. Una ilustración de trazo naif y reflexión jocosa completa una sala que más tiene que ver con los comedores escolares que con los restaurantes que se violan mutuamente por aparecer en las revistas de moda.

Lata de Sardinas no es un sitio de moda, no creo que llegue a serlo nunca y dudo mucho que lo pretenda, aun así llena sus mesas sin problemas en los servicios de fin de semana; tampoco es un bar, ni de los rancios ni de los cool, tiene barra eso sí, minúscula como todo, pero aguanta unos cuantos pares de cañas bien tiradas y patatas fritas, sí patatas fritas sin más, de las de siempre. Sus dueños dicen que es una taberna o eso reza el cartel, pero creo que es algo más personal que una taberna a pesar del recuerdo melancólico, ambiguo y actualizado que evocan estos lugares.

La luz tenue, más por falta de medios que por decisión propia, o eso da la impresión, baña veladas informales de buena gastronomía a base de platos que se pueden compartir pero que perfectamente pueden funcionar de manera individual. Formas relajadas, ropajes descuidadamente calculados y miradas enérgicamente difusas de unos jóvenes cada vez menos jóvenes que se dejan seducir por los sitios pequeños, las grandes historias corrientes y las regiones oscuras que quedan entre los focos de los mass media.

Boca a boca, así llegue yo y supongo que mucha gente antes que yo, no la suficiente como para requerir la atención del gran público, y casi mejor. A la pregunta de si existen realmente buenos sitios para comer que escapan a los radares generales mi respuesta es un rotundo sí, algo que desde hace algún tiempo y con buenas mesas a mis espaldas llevo barruntando.

Algunos pueden pensar que Lata de Sardinas es cutre o incómodo, y puede que tengan razón pero…¡que les den!, esto no es para ellos. Esto es para gente de una generación concreta, personas que se han dejado barba, que cambiaron las telas de sus camisas y que empezaron a interiorizar sin saberlo, mientras comían sus galletas Dinosaurio, que no iban a vivir mejor que sus padres, bueno ¿y qué?, que no iban a tener las cosas que tuvieron ellos; pero decidieron que eso no iba a ser un impedimento para buscar ligeras alegrías en los huecos que les dejaba el día.

Esta generación abrazó Twitter y se le cayó el mundo a los pies cuando su sobrino de 15 años le dijo con gesto serio que no se hacía Facebook porque es algo de viejos. ¡¿Pero qué?! ¿Nos hemos hecho mayores? La respuesta no es dulce, pero puede decirse que sí. Este restaurante es para ellos, porque a pesar de la crisis, bien sea por moda o por Dios sabe qué, una buena parte de las nuevas generaciones se han preocupado por comer bien y por hacerlo cada vez mejor.

Los platos que aquí sirven son el síntoma de una generación que se ha buscado la vida como ha podido entre las brasas de una violenta crisis, una condición pero no una excusa para ponerle cariño al trabajo de cada día, plantarle una sonrisa a los malos tiempos y abrazar la honestidad como bandera al no tener muchas otras banderas más que abrazar.

Extremadamente cremosas y sorprendentemente crujientes por fuera son sus croquetas caseras. Delicioso y sin nada que envidiar a muchos otros el tataki de ternera bien aderezado con soja y mostaza. A gran nivel también el pulpo a la lima. Pero sin lugar a dudas los mejores platos suelen venir de las recomendaciones fuera de carta por las que siempre es bueno dejarse llevar. Originalidad, calidad en los productos, honestidad y personalidad en las elaboraciones y un ambiente singular y desenfadado hacen de Lata de Sardinas uno de los rincones más recomendables, diferentes y agradables en los que disfrutar de la buena mesa en nuestra querida capital.

Twitter | Instagram: @traslamesa

Web: traslamesa.com

etiquetas: , , , ,

ver comentarios anteriores (5)

spider72

Pues es curioso porque sí que le dan al tema marketing, yo me los he encontrado en alguna revista de avión de las que están en el respaldo y en alguna reseña de revista de esas tipo squire, o gentleman...

27 de enero de 2015

Alex Sardina

pues crredme cuando os digo que no gastamos nada en marketing.... palabra de sardina... ;) .... gracias por tus palabras @tras la mesa

27 de enero de 2015

spider72

Pues te aseguro que yo he sabido de vosotros por eso...a ver si lo encuentro que estaba muy chulo el comentario.

27 de enero de 2015

TLM

spider72 me da que con lo que me dices voy a tener que prestar más atención a las revistas de los aviones, suelo optar por otras lecturas. Sobre lo que dices de revistas tipo Squire o Gentleman no dudo que se haya mencionado, cada vez se buscan más sitios de este tipo y la zona de Conde Duque esta muy de moda. No me apetece citar ejemplos pero creo que sabes perfectamente como funcionan muchos restaurantes en el tema marketing y creo que este no es el caso, por lo menos es la impresión que me ha dado. (Alex Sardina no me ha sobornado)ver comentario completo

27 de enero de 2015

spider72

Jajajaja yo sé muy poco de casi todo y mi comentario no iba por ahí...lo leí porque al final del vuelo me leo hasta la composición de la cocacola y luego he leído la tuya y me apetece doblemente ir a la lata!!

27 de enero de 2015

je suis béatrice

Qué pocos libros se leen ya en los aviones...( y en el metro, y en el AVE).

27 de enero de 2015

TLM

spider72 creo que has alegrado el día a los editores de revistas de avión.

27 de enero de 2015

spider72

Jajajajjaa oye que hay cosas chulas I swear!!

27 de enero de 2015

spider72

@jesuis es que yo sólo tengo ojos para la azafatas

27 de enero de 2015

je suis béatrice

;-)

27 de enero de 2015

Goiko Grill

+34 910 60 99 36

Calle María de Molina, 20 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 61 personas

ver más hamburgueserías en Madrid

Una hamburguesa al nivel de las mejores de Madrid

me gusta

Hace meses escribimos sobre hamburguesas, las de Madrid y según nosotros las mejores, o eso creíamos. Dejamos fuera a Goiko Grill y no de manera deliberada, pues no fue hasta hace pocos meses cuando en una cena con gente del mundillo recibimos el chivatazo – Psst… Goiko Grill, corto y cambio. Fallo nuestro, lo reconocemos. No tardamos en ir a probar la clandestina filtración. El resultado no pudo ser más satisfactorio, completamente acorde con las expectativas generadas.

Y es que el boca a boca ha hecho de Goiko Grill un negocio rentable que ha tenido en 2014 un año de gran crecimiento con la apertura de nuevos locales. Unos locales que llena fin de semana tras fin de semana sus contadas mesas.

La hamburguesa no es una elaboración compleja pero no hay que subestimar la dificultad de encontrar una realmente buena. En Madrid hay mucha oferta pero son pocas las realmente reseñables. Trozo de carne sabroso y contundente, me gusta llamarle trozo, le da un aire más salvaje; queso Cheddar derretido hasta encontrar el punto exacto que tan poco frecuente es, y un pan suave al que muchos llamarían artesano pero prefiero llamarle simplemente un buen pan de hamburguesa. Parece que al final los expertos han encontrado la ansiada fórmula para elaborar pan de hamburguesa sin sésamo, aplauso para ellos.

Si tuviera que ponerle un único pero sería la guarnición de patatas, con corte grueso y la piel todavía reconocible, al estilo patatas Vips pero salvando las distancias; no soy de este tipo de patatas, las prefiero finas y crujientes, pero es un tema personal y aquí hablamos de hamburguesas. No voy a negar que una guarnición de patatas es algo extremadamente agradecido como acompañamiento, pero el nivel de su hamburguesa compensa con creces las posibles discrepancias en el corte de las patatas que puedan existir.

Buenos entrantes, destacables son los aros de cebolla con su crujiente corteza, su buen tamaño sin llegar al exceso y una salsa que invita a comerlos de forma compulsiva. El local cómodo y agradable sin caer en decoraciones estrafalarias demuestra que a los devoradores de hamburguesas la decoración nos importa lo justo cuando hay una buena hamburguesa de por medio. Servicio atento y eficiente que no desmerece el nivel global de la hamburguesería. Jarras de cerveza bien tiradas cierran el circulo de una propuesta honesta y efectiva que debe ser referencia en el fondo de armario de todo amante del americano manjar.

Twitter | Instagram: @traslamesa
Web: traslamesa.com

etiquetas: , , ,

Sala de Despiece

+34 917 52 61 06

Calle Ponzano,11 <m> Alonso Cano 7 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 287 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

Atractiva a la vez que incómoda performance.

está OK

Uno de los hits de la temporada. Si hiciste cola en Nakeima, te mueres por ir a Chuka y fuiste el primero en hablarle a tus amigos de Bacira, seguramente ya habrás ido hace tiempo a Sala de Despiece y si no, estás tardando. Hay mucha gente que se pelea por ser el primero en ir al último, y en este caso, hay ya mucha gente que se ha peleado en el último sitio de moda de nuestra amada capital. Las modas por su propia razón de ser, son efímeras y por lo que la experiencia nos dice incómodas. Podemos resumirlas de manera burda en tres aspectos: espectáculo, impacto y brevedad.

Espectáculo: Camareros vestidos de cirujano y con pinta de asesinos en serie. Local decorado como su propio nombre indica, una sala de despiece, muy original. El último sitio en el que cualquier persona razonable podría pensar en comer, y es que las modas, en el fondo, necesitan ser incomprensibles, precisamente porqué sino no generarían novedad, a cualquiera se les podría ocurrir y nadie les prestaría atención. Los primeros curiosos, deslumbrados ante lo extraño atraerán a los siguientes hasta crear una aglomeración de proporciones urbanas.

Impacto: Cuanto más fuera de lugar te pille mejor, en este caso, como cualquier tumulto que se precie, te encontrará de pie y en medio de un carrusel de empujones colectivos. En este panorama te preocuparás por tus enseres personales, mantener la conversación con tu acompañante, disputar una encarnizada guerra psicológica y posterior batalla por alguno de los contados taburetes en los que sentarte y si posteriormente te queda tiempo, quizás y sólo quizás, te preocupes por conseguir y mantener algo de comida. Elaboraciones poco elaboradas y de rápida ingesta en las que predominan los alimentos crudos y los acompañamientos vistosos. Destaca el chuletón cenital de manera notable por encima del resto. Los vinos cumplen, pero tampoco se les puede pedir más porqué no es un restaurante al uso.

Brevedad: La rapidez con la que se suceden los acontecimientos es un triunfo para ambas partes. Por un lado los fugaces comensales desearán a los pocos minutos de haber entrado abandonar el ruidoso a la vez que incómodo local. Los sabios dueños verán cumplido y confirmado a cada ciclo un plan de negocio perfectamente diseñado para una sociedad ávida de novedades.

En definitiva, las modas me gustan, algunas más que otras, las contemplo con el placer del curioso. Sin embargo como modas que son, al menos a mi entender, las observo externamente y jamás las adoptare como algo permanente. Por ser modas les perdono la incomodidad y les aplaudo la más que decente comida que ofrecen mientras contemplo la atractiva performance, con una relación calidad-precio muy destacable que ayuda a comprender parte de su éxito. La gastronomía de a pie y el tapeo están explorando nuevos caminos que sin duda se agradecen aunque lamentablemente no debería ser a costa de unos niveles mínimos de comodidad.

Twitter | Instagram: @traslamesa
Web: traslamesa.com

etiquetas: , , ,

Restaurante Montia

+34 911 33 69 88

Calle Calvario 4 (San Lorenzo del Escorial) San Lorenzo de El Escorial, Madrid provincia, España

guardado por 182 personas

ver más restaurantes cocina de mercado en San Lorenzo de El Escorial

Único en su especie

me encanta, uno de mis favoritos

El sabor de la tierra no tiene por qué ser tu preferido, pero al menos es el tuyo. La sierra de Madrid es la base de los platos que aquí se sirven. Radical, atrevido y violento. En Montia no hay carta, ni de vinos ni de comida, sólo unos menús de los que tampoco sabes nada, al igual que pasa con el maridaje. Una experiencia desconcertante e intensa que no te puede dejar indiferente. Una propuesta sin concesiones que no se casa con nadie, tan sólo con el compromiso y la ética de un equipo espectacular. No apto para gente con reparos.

traslamesa.com
@traslamesa

etiquetas: , , ,

El 38 de Larumbe

+34 915 75 11 12

Paseo de la Castellana 38 <m> Rubén Darío 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 78 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Restaurante de gran nivel y corte internacional.

está OK

En pleno centro de Madrid, con una ubicación inmejorable en el Paseo de la Castellana se encuentra el restaurante gastronómico del conocido Pedro Larumbe. Uno de estos restaurantes de corte internacional, chaquetas, alguna corbata y servicio atento que sirve el agua siempre que es necesario. No hay nada que lo haga único, especial o arraigado a dónde esta, tampoco es su intención. Un restaurante como muchos otros que podríamos encontrar en todas las grandes capitales europeas, pero que como tal, Madrid también tiene que tener los suyos. Restaurantes de alto nivel, con comida excelente, trato exquisito y un ambiente que acompaña la velada, pero sin nada que lo diferencie, un restaurante global. Ejecutivos, veladas especiales de parejas acarameladas o reuniones de cierta importancia, compensa y mucho con la promoción del Club Kviar. Imprescindibles los raviolis de pato y foie.

Web: traslamesa.com
@traslamesa

etiquetas: , , , ,

Casa Julio

+34 915 22 72 74

Calle de la Madera 37 <m> Noviciado 2 3 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 280 personas

ver más restaurantes tapas en Madrid

La tasca castiza que frecuenta U2. Una joya del centro de Madrid

está OK

un check-in aquí

Dicen que las mejores croquetas de Madrid se sirven en Casa Julio, con las croquetas pasa lo mismo que con los jugadores de mus, todos son campeones del mundo pero a la hora de la verdad las cosas no están tan claras, todos los fanfarrones de los prolegómenos tienen que dar muchas gracias de que no exista una lista irrefutable, aunque es justo decir que el mundo sería más aburrido si esas listas existiesen; con la de las croquetas por su parte veremos más adelante si se puede hacer algo, en algún artículo próximo.

Casa Julio es mucho más que unas croquetas, personalmente sus croquetas no me parecen excepcionales, a un nivel sobre la media puede que si, pero es que hay mucha competencia; esta taberna de barrio es un lugar único en otros aspectos, un estilo y un ambiente propio que le ha convertido en uno de esos lugares de culto que generan fieles incondicionales, permanentemente a rebosar pero profundamente desconocidos para el gran público. Hacerse con un sitio del pequeño local, para entre empujones y camisetas sudorosas degustar alguno de sus platos típicos, supone una labor casi heroica según avanza la semana, y se torna en misión imposible al llegar el final de ésta.

Por su estrecha barra han pasado ilustres personalidades, desde Saramago hasta U2, personajes que adornan a través de recortes de prensa y fotografías las paredes de esta tasca. Casa Julio es el lugar de culto por definición, y lo es porque es imposible explicarle a un extraño porqué te gusta este lugar. ¿Quién es capaz de explicar a un profano lo perturbador de los escenarios y situaciones de Lynch, la inimitable atmósfera de las películas de Tarkovsky o la colosal imaginación de Miyazaki cuando otros solo ven extravagancias, metrajes infinitos o unos simples dibujo animados? Este tipo de lugares no requieren de explicación ni debería darla nadie, pues conectan con nuestra parte más personal, subjetiva y alejada de los criterios de la razón que anida en nuestro interior, habla de identidad, y ahí precisamente es dónde radica toda su magia. Para mí, Casa Julio es un reflejo de Madrid; tradicional, castizo y abierto al mundo. Un lugar que me recuerda que todos somos de barrio y que pocas cosas hay mejores que una caña y unas bravas.

Web: traslamesa.com
@traslamesa

etiquetas: , ,

Mercado de San Ildefonso

+34 917 41 50 59

Calle Fuencarral, 57 <m> Tribunal 1 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 54 personas

ver más mercados y supermercados en Madrid

Un street market fresco e informal recien inaugurado.

me gusta

un check-in aquí

De un tiempo a esta parte los mercados están de moda. No me refiero a los mercados llenos de hombres sudorosos, pelo en pecho, petos azules y trasiego de atunes rojos de más de 150 kilos, no, me refiero a los mercados que nuestra sociedad cosmopolita, indiferente y banal ha creado a imagen y semejanza. Estos mercados de comida gourmet y decoración cuidada han proliferado desde que muy acertadamente diera con la tecla el Mercado de San Miguel allá por 2009. Tras muchas decepciones, fracasos estrepitosos y mercados anodinos, ha abierto sus puertas el Mercado de San Ildefonso. Y la verdad es qué esta muy bien. Me gusta la zona, me gusta como se organiza, y me gusta como esa organización responde al público y la zona en que se encuentra, no es un tema de decoración, es algo más, se trata de crear ambientes y espacios en los que estar a gusto, y aquí esos espacios existen. Un ambiente informal y funcionamiento flexible, un espacio que usar al gusto de cada uno ya que da pie a ello. Magnifica terraza interior entre medianeras, buena comida y buena bebida, aunque se echa en falta algo más de variedad y atrevimiento. Al final, la comida o la bebida variará, mejorará o empeorará, esperemos que lo primero, pero Madrid ha ganado un espacio fresco y muy recomendable, y eso, ya es decir mucho.

Web: traslamesa.com
@traslamesa

etiquetas: , , , ,

A Vánvera

+34 918 25 66 88

Calle de Zurbano 85 <m> Gregorio Marañón 7 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 45 personas

ver más restaurantes italianos en Madrid

Un italiano austero y sencillo con elaboraciones de calidad

me gusta

Un italiano. Puede parecer difícil sorprender a la gente en un tipo de cocina tan internacionalizado, exportado, globalizado y a la vez tan prostituido. No es momento de descubrir la vasta profundidad de la cocina italiana en la que hay vida, aunque pueda parecer imposible, tras la pizza y la pasta, y para ejemplo, el ejemplo y biblia: Il cucchiaio d'argento. Un libro más que recomendable para aficionados, expertos y todos aquellos que habitan entre estos extremos. A vÁnvera es una bella puerta a esta desconocida profundidad de una gastronomía básica en la configuración del paladar mediterráneo. En este restaurante no hay grandes pretensiones ni alardes lo cual no es óbice para que la comida tenga un nivel realmente alto.

Luigi Bertaccini en su propuesta de cocina sencilla y tradicional no deslumbra con extrañas elaboraciones ni nombres rimbombantes en su carta, algo que puede engañar y hacer pasar a este proyecto por uno más. Sin embargo los platos son sabrosos desde lo reconocible sin abusar de los tópicos que tan bien funcionan a cadenas y restaurantes de banderas, manteles de cuadros y nombres fáciles. Trato amable pero correcto, sin llegar a ser forzado en ningún momento. Local austero y discreto, dónde antes habitara el famoso Lúa, que centra la atención en el plato y el cuidado que se pone en cada elaboración; el propio Luigi las presenta sin caer en la habitual parafernalia. Una propuesta honesta y discreta que merece guardarse en el fondo de armario de cualquier foodie en general y de los amantes del país mediterráneo en particular. En resumen, un buen italiano, muy por encima de la media, que pone el acento en lo realmente importante y nos descubre tesoros escondidos a un precio razonable.

Web: traslamesa.com
@traslamesa

etiquetas: , ,

La Gastro de Chema

+34 913 64 22 63

Calle Barco,7 <m> Gran Via 1 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 292 personas

ver más restaurantes cocina creativa en Madrid

Una opción informal, versátil y a buen precio

me gusta

Se acaban de mudar a su nueva sede. Tuvimos la ocasión de visitarles al poco de abrir, en la primera, cerca del puente de Segovia. El tiempo ha pasado y decidimos volver, para comprobar como les sentaba su nueva ubicación. La formula continúa, y con buena salud. La Gastrocroquetería es una propuesta de calidad, casual y accesible a todos los bolsillos. Cocina de nivel para todos. Un lugar al que es necesario acudir en las innumerables ocasiones que no sabemos dónde ir y las propuestas que nos vienen a la cabeza no nos convencen del todo. Estructurado en torno a las croquetas, en sus diferentes variantes, algunas más acertadas que otras, de las que destacamos por encima del resto, las líquidas de queso y las de pato y foie, y rodeadas de raciones, cazuelitas y tapas. No es el sitio indicado si eres un amante de la vetusta fórmula de primero, segundo y postre, sin embargo esta solución se adapta muy bien a los tiempos que corren y a una clientela a la que cada vez le gusta más perderse en la variedad de la oferta y compartirlo todo. De postre, también croquetas, a pesar del rechazo innato que nuestro cerebro muestra ante esta combinación, la propuesta dulce para cerrar la velada posee un nivel notable, entre la que aconsejamos la de galletas de Oreo, es como volver a ser niño.

Web: traslamesa.com
@traslamesa

etiquetas: , , ,

Restaurante Comala

+34 915 04 78 27

Plaza de la Lealtad, 3 <m> Banco de España 2 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 114 personas

ver más restaurantes mexicanos en Madrid

La versión mexicana y low cost de Abraham García.

no me gusta

- ¡Abraham ha abierto nuevo local!

-¿Qué? – contesta con la admiración brotando de sus ojos.

Si, en efecto, el tío que te clava más de 100 euros en Viridiana y sales dándole las gracias y si pudieras besándole los pies, ha abierto nuevo restaurante. Opción económica y de corte mexicano, para todos los públicos en definitiva. Pero, ¿qué tipo de gente puede querer ir a comer a Comala? ¿Es un lugar hecho a tu medida? Algunos posibles casos:

1. Conoces Viridiana, has ido ocasionalmente y cualquier cosa que haga Abraham sabes que te va a gustar. Al fin y al cabo es el padre no reconocido de todo esto y un personaje de culto en este mundo de estrellas orquestadas. Error. Sigue ahorrando siempre que puedas y date el gustazo cuando el bolsillo te lo permita para acudir al templo madrileño de la cocina viajera. No permitas que se caiga el mito. Merece respeto.

2. Has oído hablar de Viridiana, pagar cien euros por una comida no entra en tu cerebro, sin embargo te gusta la cocina, esta de moda al fin y al cabo, y el nombre de Abraham aparece de forma recurrente siempre que te acercas a alguien que parece saber un poco de que va esto. Tu circuito se centra más en novedades exactamente iguales de 30 euros el cubierto como límite y decoración con pretensiones. ¡Al fin los dos mundos se juntan!, así que decides ir a probar esta versión accesible que lleva su firma. Error. Continua manteniéndole en el misticismo que ha creado tu mente y del que tanto te han hablado, no permitas asociar su genialidad con la oferta de Comala.

3. La comida nunca te ha importado en exceso, descubrir sabores auténticos no es algo que salgas buscando cada día al abandonar tu portal, sin embargo te gusta ir a los sitios que están de moda, algún nombre o referencia que soltar oportunamente en las charlas banales con los compañeros de oficina o amistades, y te sientes cómodo con cualquier cosa que se presente en el plato mientras no suponga un esfuerzo económico y te haga pasar otra velada como tantas. Incluso tienes un blog y te esfuerzas por escribir sobre los últimos restaurantes que los otros 5.000 bloggeros gastronómicos definitivos también han escrito antes que tú. Entonces si, este es tu sitio. Uno más, otro post, los mismos tópicos y listo.

El tema no esta en si se come bien o no, que la respuesta es claramente no. El problema es cuando pides un vaso de agua y muy amablemente un camarero te contesta que por órdenes de la casa no sirven vasos de agua, no hablamos de jarras, hablamos de vasos, si de vasos, esos que a veces contienen agua, otras veces no hay ni vaso, como es el caso. Este simple y único detalle, ilustra que clase de sitio es Comala y lo incomprensible de que Abraham se haya prestado a este circo de mal gusto.

Web: traslamesa.com
@traslamesa

etiquetas: , , ,

spider72

Joé...por lo que veo Comala va de regular a requetefatal. Una de las decepciones de este 2014 para nosotros.

15 de diciembre de 2014

Lady Spider76

Yo no lo hubiera descrito mejor

15 de diciembre de 2014

TLM

Una gran decepción la verdad.

15 de diciembre de 2014