116 sitios, 3 siguiendo, 50 seguidores, 10 descubiertos, 2.461 visitas

Carl

mostrando 3 sitios

El Azul de Fúcar

- cerrado

Calle Fúcar 5 <m> Antón Martín 1 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 182 personas

ver más cafeterías en Madrid

Un oasis azúl en la vorágine de Huertas

me gusta

Hace relativamente poco apareció en el suplemento El Viajero de El País una cuidada y acertada recopilación de cafés para merendar en Madrid. En la mayoría coincido con ellos como sitos recomendables y que de hecho ya los habíamos traído a nuestro blog (Delic, Harina, Living in London, Lolina Vintage, Magasand, Pomme Sucre, Café del Jardín,…), pero como siempre nos gusta darle una vuelta de tuerca más a las cosas, casi de inmediata empezamos a pensar en aquellos cafés que entendíamos que podían haber estado allí y que no encontramos. Así a bote pongo se nos ocurrían algunos de corte más clásico como la Mallorquina o el Café Comercial, y de nuevo cuño algunas como el que nos ocupa, Azul de Fúcar.

El lugar te gana primero por un color azul Barclays muy identificativo y que te entra por lo ojos. Una vez dentro, es curioso comprobar como en un establecimiento tan pequeño pueden convivir a las mil maravillas tantas “micro-vidas” distintas: una pareja de la zona que baja a desayunar porque es más cómodo que en casa, un par de chicos leyendo la prensa en la barra que salen de la oficina para desconectar, un animado grupo de amigos que no se ve hace tiempo, una reunión de negocios improvisada con Tablet de por medio, o una par de curiosos como nosotros que nos dejaos caer para ver lo que allí se cuece.

Leer más en ... calandria.es/azul-de-fucar

etiquetas: , ,

listas: Cafes, Restaurantes

Café Bar Delic

+34 913 64 54 50

Costanilla de San Andrés 14 <m> La Latina 5 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 301 personas

ver más cafeterías en Madrid

Bohemio de día y canalla de noche

me gusta

A mí, Delic Café me recuerda a un colmado o tienda de ultramarinos de los de antes con una barra rústica y una vitrina donde se exponen como si fueran trofeos esas magníficas tartas de las que hacen gala y que todo el mundo comenta: la clásica de zanahoria, de chocolate con plátano, o la más renombrada, la de dulce de leche. Es acogedor, coqueto, diferente, puesto con gusto. Más que un bar es un pequeño punto de encuentro en un barrio de mucho trasiego donde, según las horas, cuadra un desayuno con unas tostadas acompañadas de su original variedad de aceites, una comida informal con alguno de los sándwiches, una merienda acompañada de una de sus tartas, o para los más trasnochadores, el “momento mojito o caipiriña”.

La decoración es difícil de definir. Desde luego es atractiva y podríamos decir que atemporal ya que no sabría ubicarte con exactitud en que lugar del planeta te encuentras. Tiene detalles de “dinner” americano (como los taburetes de la sala del fondo), latas, carteles o pizarras, detalles retro o vintage como el mostrador y las estanterías de detrás de la barra, comics de Mortadelo, carteles antiguos o mesas de madera sin barnizar tan de moda de alguna ciudad centroeuropea. Con todo lo que hay colgado, fruto de los diferentes sitios donde ha vivido su dueña, Elena, no quiero pensar lo que dirían si las paredes hablaran…No sabes donde estas, pero si sabes que estás en la gloria.

Leer más en ... calandria.es/delic-cafe

etiquetas: , , , ,

listas: Cafes, Restaurantes

Toma Café

+34 917 02 56 20

Calle La Palma 49 <m> Noviciado 2 3 10 Madrid, Madrid provincia, España

guardado por 174 personas

ver más cafeterías en Madrid

¡Mamá! Yo de mayor quiero ser “barista”

me gusta

- ¡Mamá, mamá!

- Dime hija

- Mamá, yo de mayor quiero ser “barista”

- Hija, querrás decir “artista” como todos los niños a tu edad

-No mamá, quiero ser “barista” y preparar cafés como en Toma Café

- Hija, no me extraña…

Antes de entrar al local he de reconocer que a mí me ganaron con el cartel de la entrada de reza así “Casa de cafés y espressos”. Casas conocía de casi todo (de comidas, de huéspedes, de empeño, de subastas,…) pero ¿de cafés? Pues sí y una vez que los pruebas entiendes que no podían definirlo de mejor manera porque todo lo bueno que tiene una casa lo aplican al café: cariño, cercanía, calidad y servicio.

No me considero un experto en café, pero 10 años en una multinacional que entre otros productos vendía café, entiendo que algún poso me ha dejado y si por algo destaca Toma Café es por la calidad de los cafés. Saben y huelen realmente a eso, a café. Puede sonar raro pero hoy en día no todo el mundo da café, dan gato por liebre, café quemados, mal tirados,…

He de confesar que el local como tal me sorprendió. Me esperaba un concepto de cafetería, más al uso, un lugar donde disfrutar tranquilamente de un café bien preparado pero reamente no es así, es un lugar pequeño con poco espacio para sentarse ya que cuenta con apenas un par de bancadas que lo mismo hacen la función de asiento que de mesa y un original asiento con los sacos de café a modo de cojines. Eso sí, decorado con elementos sencillos pero que consiguen un resultado atractivo, cercano y diferente a base de bicicletas colgadas, sacos de café, vigas de madera vieja, un aparador antiguo de madera y algún que otro cartel simpático con referencia al mundo del café. A mí, como ya me pasó con Delic, me recordó un ultramarinos de los de antes, con su encanto.

Leer más en ... calandria.es/toma-cafe

etiquetas: ,

listas: Cafes